g Feedly

Versatile Blogger Award

17-V-2016

Me ha nom­i­na­do la gran Bet­tie, de Cuader­no de Retales, a realizar el tag Ver­sa­tile Blog­ger Award, que además es un pre­mio por ser un blogero ver­sátil. Y otra cosa no sé, pero como blog per­son­al que es (aunque está bas­tante enfo­ca­do a una de mis may­ores pasiones: la lit­er­atu­ra) podéis encon­trar por estos lares cualquier cosa que se me pase por la cabeza. Inclu­so a veces os doy la brasa con mis movi­das, como aho­ra.

Versatile Blogger Award

Porque en este tag sólo ten­go que con­tar siete cosas sobre mí que no sepáis; y digo sólo, pero en real­i­dad es nada más y nada menos, porque acabaría rápi­do dicien­do cosas como que me encan­ta leer y que para mí no es nada fácil hablar sobre mí mis­mo, y menos todavía si es para hablar bien, pero por poco que me conozcáis ya sabréis eso y sería hac­er tram­pa.

Espero que con estas cosas me conozcáis un poco mejor, si es que no lo sabíais de ante­mano; y si os pil­la de nue­vo algu­nas cosas no os asustéis ni sal­gáis cor­rien­do, que en el fon­do soy un chaval majete. ¡Vamos allá!

  1. Me encan­tan los tra­jes. La primera no podía ser otra sino ésta. Me dan seguri­dad, me encan­ta como me sien­tan, en con­tra de lo que muchos opinan: yo voy comod­ísi­mo con ellos. ¿La pega? Que mi situación actu­al no me per­mite usar­los tan­to como me gus­taría. Me encan­taría ten­er un tra­ba­jo que me per­mi­tiera usar­los siem­pre que quisiera… y ya puestos, que tam­bién me per­mi­tiera via­jar en avión de un lugar a otro. Pero aho­ra mis­mo con ten­er un tra­ba­jo ya me con­forma­ba.
  2. Adoro las plumas estilo­grá­fi­cas. Aunque hace tiem­po ya comen­té algo sobre la caligrafía, no es algo que haya dicho demasi­a­do por estos lares; inclu­so cuan­do mi caligrafía era pési­ma, poco más allá de un jeroglí­fi­co, y me aver­gon­z­a­ba pro­fun­da­mente de ella, dis­fruta­ba como un enano escri­bi­en­do con pluma estilo­grá­fi­ca. Para mí escribir empuñan­do una estilo­grá­fi­ca no es sólo escribir, es tam­bién una for­ma de rela­jarme, de dis­fru­tar, de desconec­tar… Me gus­tan sobre todo los plumines finos: F e inclu­so EF, aunque no le harías ascos a uno flex­i­ble de los de antaño, de esos que trans­for­man cualquier caligrafía, por mala que sea, en una obra de arte.
  3. No me gus­ta cumplir años. Para mí hace mucho que dejaron de ser una fies­ta. Y no es por el hecho de cumplir­los, o de hac­erse may­or… En fin, eso no me pre­ocu­pa, ése es el pre­cio que hay que pagar por haber naci­do, es pro­pio del ser humano. Lo que me pre­ocu­pa es alcan­zar un año más sin haber hecho nada que merez­ca la pena o de lo que pue­da sen­tirme orgul­loso. Y yo no me sien­to orgul­loso de mí mis­mo con cualquier cosa. Cuan­do de pequeño me pre­gunt­a­ban: ¿qué te ves hacien­do cuan­do seas may­or? ¿Dónde vivirás? O cosas así… sin duda, la respues­ta a ningu­na de todas esas típi­cas pre­gun­tas tiene en abso­lu­to que ver con mi vida actu­al y, pre­veo, la de los próx­i­mos años. Y eso es lo que no me gus­ta en real­i­dad.
  4. Soy donante de médu­la. Y vosotros tam­bién deberíais ser­lo. Me gus­taría que antes de morirme sonara el telé­fono y fuer­an los de la fun­dación Josep Car­reras dicién­dome que soy com­pat­i­ble con alguien que lo nece­site. Ese día sí podré decir que he hecho algo útil en mi vida, mucho más impor­tante que cualquier cosa que pue­da hac­er de cualquier otra for­ma. Ojalá llegue algún día ese momen­to.
  5. Me gus­tan las motos y las bicis. Y no me gus­ta con­ducir coches. Me gus­ta con­ducir motos, porque me es más fácil que un coche, y además por la sen­sación de lib­er­tad que te dan; me gus­tan las bicis por el mis­mo moti­vo que las motos mas aparte que son más económi­cas y enci­ma sir­ven para perder algún kil­i­to que teng­amos por ahí escon­di­do, de esos que cues­tan más de irse que a los jóvenes de hoy eman­ci­parse. Tris­te­mente tam­bién me inclu­so en esto últi­mo.
  6. Me encan­ta el dis­eño web. De hecho, antes de que supiera de qué escribir aquí, el moti­vo real para ten­er una web y después con­ver­tir­la en un blog fue poder ir prac­ti­can­do lo que vaya apren­di­en­do. Y otra cosa más: por el momen­to nun­ca fui a ningún sitio a apren­der, lo poco o mucho que pue­da saber es todo auto­di­dac­ta, a base de inves­ti­gar y del infal­i­ble méto­do prue­ba y error. Si las cosas van bien puede que esto pron­to cam­bie y reci­ba clases de pro­gra­mación, pero para eso todavía fal­ta un poco de tiem­po…
  7. Soy tími­do e intro­ver­tido. Cuan­do conoz­co a alguien en per­sona (y suele ser en rara ocasión) nun­ca sé qué decir, cómo actu­ar, ni bási­ca­mente sé nada; las primeras impre­siones que debo de causar en la gente deben ser de aúpa… Luego, cuan­do ten­go con­fi­an­za, cuan­do me suel­to, puedo ten­er largas con­ver­sa­ciones (que me encan­tan) y has­ta decir algu­na que otra cosa intere­sante e inteligente. ¿Lo malo? Que sólo aque­l­las per­sonas que no se han desan­i­ma­do cuan­do parez­co imbé­cil al prin­ci­pio lle­gan a cono­cer cómo soy real­mente.

Ten­dría que nom­i­nar a alguien, pero ya sabéis que esa parte nun­ca la cump­lo, porque nun­ca sé quién quer­rá hac­er los tags. Si alguien quiere seguir este tag os ani­mo a que lo digáis en los comen­tar­ios para poder cono­c­er­os un poco mejor.

P.D: si no os han gus­ta­do las cosas que os he con­ta­do sobre mí echa­dle la cul­pa a Bet­tie. 😛

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

6 comentarios

  1. Ale, claro, la cul­pa pa Bet­tie, ¿no? ¬¬ xDDD

    Me ha encan­ta­do. Espe­cial­mente lo de que eres donante de médu­la 🙂

    Y entien­do lo que quieres decir con lo de cumplir años 😀

    responder
    • La últi­ma cara no pre­tendía ser una cara feliz, pero … no sé XD

      responder
      • Eso fue el sub­con­sciente, jaja. ¡Mucho mejor son­reír que estar triste! 😀

        responder
    • ¡Claro! Con lo solete que eres nadie te echa la cul­pa de nada, así que­da sin cul­pa­bles. 😛 Voy pro­gre­san­do, si he de hac­er este tag unas sem­anas atrás hubiera dado miedo, aho­ra sólo he puesto así como un pelín neg­a­ti­vo lo de cumplir años. Me doy a mí mis­mo mis dies. 😀 Besos, Bet­tie.

      responder
  2. ¡Hola Javi! Pues yo creo que has logra­do muchas cosas (por ejem­p­lo este mar­avil­loso blog), aunque a mí tam­poco me gus­ta cel­e­brar mis cumpleaños (¡me da demasi­a­da vergüen­za).

    Lo de donante de médu­la me ha pare­ci­do una cosa muy boni­ta : )

    ¡Un salu­do!

    responder
    • ¡Hola, Isa! Sin duda, ser donante de médu­la es una de las mejores deci­siones que tomé en mi vida y de la que más orgul­loso me sien­to, pero es tan suma­mente difí­cil ser com­pat­i­ble con alguien… ¡A ver si hay suerte! Y muchas gra­cias por tus pal­abras, me ale­gro mucho de que te guste el blog. 😀

      Un saludín.

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!