g Feedly

Valoración de Yelp como herramienta, un mes después

1-VII-2013

Yelp

Ya he comen­ta­do muchas veces cómo ha sido mi expe­ri­en­cia en Yelp, val­orán­do­lo prin­ci­pal­mente como comu­nidad: por su gente, por el buen recibimien­to que me dieron, por sus even­tos, etc. ¿Pero qué hay de la parte útil de Yelp? Es decir: encon­trar un sitio idó­neo al que ir a gas­tar tu dinero. Unas bue­nas —o malas— pun­tua­ciones y reseñas pueden hac­er que deses­times un lugar sin siquiera cono­cer­lo; tam­bién por con­tra, que por las opin­iones de los demás yelpers acabes por ir a un sitio en una zona por la que no habrías bus­ca­do de no ser por esas recomen­da­ciones; cuan­do éstas sabes que están basadas en una expe­ri­en­cia per­son­al real y bien argu­men­ta­da sabes que puedes fiarte de ellas sin más. Y bajo mi expe­ri­en­cia en esto tam­bién gana Yelp por golea­da al resto; paso a con­tar por qué.

  • Lo prin­ci­pal: las reseñas de los yelpers. Mien­tras en otras redes sociales sim­i­lares sue­len ser muy escue­tas y más enfo­cadas a con­tar qué tipo de local es, aquí en cam­bio lo que se val­o­ra es la expe­ri­en­cia per­son­al. A mí como con­sum­i­dor, nor­mal­mente, no me impor­ta cuán­to tiem­po lle­va una empre­sa en fun­cionamien­to; por ejem­p­lo: puede ser reciente pero que ten­ga mejor ser­vi­cio que una con 20 años. Sí val­oro que me cuenten cómo fue la aten­ción recibi­da por parte de los emplea­d­os, que me digan si es un local caro o bara­to, que me digan —en caso de hostel­ería— si son raciones con­tun­dentes o voy a ten­er que ir con pris­máti­cos para ver qué hay en el pla­to. Y sobre todo: que me infor­men de las ofer­tas que hay. ¡Y de si hay wifi! dato impor­tante. Y repi­to: en este tipo de infor­ma­ción Yelp no tiene rival; por lo que he vis­to, las reseñas que se dejan en otros sitios aquí prác­ti­ca­mente todo el mun­do las pone como con­se­jos, que pre­tenden ser una recomen­dación breve sobre qué les gustó más cuan­do fueron, etc. Y la gran may­oría de comen­tar­ios super­an en cal­i­dad la del resto de redes sociales de este esti­lo. En este aspec­to daría has­ta vergüen­za lla­mar al resto «com­pe­ten­cia».
  • Cuan­do vas a dejar un comen­tario en una ficha tienes la opción de rel­lenar un for­mu­la­rio tipo test, con pre­gun­tas bási­cas que varían depen­di­en­do de qué tipo de local sea. Por ejem­p­lo: puedes infor­mar de si sir­ven bebidas alco­hóli­cas, si acep­tar tar­je­tas de crédi­to, si hay wifi disponible, si es bueno para gru­pos, o para niños, etc. Son pre­gun­tas que quizá no se caiga en reseñar, pero que si te lo indi­ca no cues­ta nada rel­lenar. Y es muy útil de cara a quien lle­ga de nue­vo a ese sitio. Por ejem­p­lo: no llevas dinero en metáli­co; si pone que no acep­tan tar­je­ta de crédi­to no hace fal­ta ni que entres.
  • Fotografías de los locales o lugares. Es cier­to que eso no es ningu­na inven­ción de Yelp, ni ningu­na novedad en redes sociales de este esti­lo. Pero sí es car­ac­terís­ti­ca la for­ma de usar esta opción de la gran may­oría Mien­tras en las demás pági­nas suele haber, en el caso de locales, una o dos fotografías de la puer­ta de la entra­da, aquí en los sitios más fre­cuen­ta­dos y con más vis­i­tas puedes encon­trar todo tipo de fotografías; las que más me gus­tan: las de la comi­da en bares y restau­rantes. Hoy en día todos hace­mos fotos a la comi­da, pero no bas­ta con subir­las a Insta­gram; esas fotografías pueden ser muy útiles —sin efec­tos, a ser posi­ble— para otras per­sonas, que no se con­for­man con ver qué pone la car­ta de un restau­rante, sino que quieren saber qué pin­ta tiene lo que ahí sir­ven, la can­ti­dad, la pre­sentación, etc. Y en Yelp eso se hace prác­ti­ca­mente siem­pre. Y mola.
  • Con­ver­sa­ciones. Es un foro den­tro de Yelp; aparte de temas de humor y entreten­imien­to para hac­er más ame­na la estancia por la pági­na, hay sec­ciones ded­i­cadas exclu­si­va­mente para pre­gun­tas sobre locales, sitios que ver, etc. Si pese a las reseñas, pun­tua­ciones y fotografías tienes dudas, o quieres una recomen­dación más per­son­al­iza­da sobre dónde ir un día y hora con­cre­tos, o qué ver según tus gus­tos, ¡ni te lo piens­es! Abre un tema exponien­do qué quieres o qué bus­cas, con el máx­i­mo número de detalles posi­bles, y en cuestión de horas ten­drás tu duda resuelta con toda seguri­dad. En España aho­ra mis­mo sólo son revisa­dos fre­cuente­mente los foros de Valen­cia, Madrid, Sevil­la o Barcelona; hay foros para cada zona, pero al no haber Respon­s­able de Comu­nidad Yelp no garan­ti­zo una respues­ta a tiem­po.

Aho­ra puedes estar pen­san­do: ¡sí, pero en España Yelp ape­nas se usa! Esto es cier­to, pero sólo a medias y cada día que pasa menos. En ciu­dades como las citadas en el pun­to ante­ri­or su uso es masi­vo. Y es cuestión de tiem­po que en el resto de ciu­dades suce­da lo mis­mo —sólo tienen que des­cubrir Yelp; el resto es cosa hecha—. Además, recien­te­mente ha tenido lugar la fusión entre Qype y Yelp; Qype era una red social de reseñas, al esti­lo Yelp, bas­tante famosa en Europa. Las reseñas y fotografías que habían en Qype aho­ra for­man parte de Yelp, por lo que la infor­ma­ción ha cre­ci­do expo­nen­cial­mente. Y doy fe de ello, ya que busqué al azar sitios en Yelp, de otras ciu­dades dis­tin­tas a las men­cionadas ante­ri­or­mente, y algunos sitios de los que busqué no tenían ficha siquiera crea­da. Y hoy mis­mo repetí la búsque­da con los mis­mos sitios, y ya todos ellos tienen ficha y comen­tar­ios. Algunos con más o menos infor­ma­ción, pero el cam­biar esto y hac­er­lo mejor es sim­ple­mente cosa nues­tra. Quizá la can­ti­dad de fichas creadas en Yelp aho­ra mis­mo, en toda España, cor­re­spon­da con las que hubiera en Foursquare a prin­ci­p­ios de 2012, pero hay una gran difer­en­cia: la base de pro­ced­imien­to en Yelp está asen­ta­da y asim­i­la­da por todos los que entran; aquí no sir­ven reseñas de una línea donde pon­gas «me ha gus­ta­do», «este sitio mola», «se come bien», etc. Es más: los comen­tar­ios de este esti­lo, cuan­do lle­gan otros nuevos y mejores, el fil­tro de comen­tar­ios se los zam­pa y no se mues­tran, aunque per­manecen ocul­tos. ¿Que no sabes qué es y en qué con­siste el fil­tro de comen­tar­ios? Una bue­na ocasión para ver este vídeo:

Y como usuario de un smart­phone Android, debo decir que la apli­cación de Yelp para Android es mucho más ráp­i­da que la de Foursquare, que es la otra que he proba­do. Y a la hora de indicar donde estás tam­bién se hace de for­ma mucho más ágil. Y otro pun­to a favor: des­de el móvil pueden dejarse con­se­jos, pero no comen­tar­ios —los comen­tar­ios es lo que vienen a ser las reseñas más exten­sas—. No obstante sí puedes guardar un bor­rador de comen­tario, aunque no pub­li­car­lo; esto debe hac­erse des­de el orde­nador, donde puedes exten­der el bor­rador, revis­ar las fal­tas ortográ­fi­cas y, en defin­i­ti­va: mejo­rar­lo. Con esto se con­sigue que si tienes algo que recomen­dar que has proba­do puedas hac­er­lo de for­ma ráp­i­da y cómo­da des­de el móvil, pero que si quieres dejar una reseña más exten­sa y elab­o­ra­da debas hac­er­lo des­de un orde­nador con tecla­do físi­co, ya que con los tác­tiles, por cómo­d­os que sean, nun­ca suele escribirse igual que con un tecla­do físi­co. Sí… se puede vis­i­tar la pági­na des­de el nave­g­ador del móvil y pub­li­car­lo igual, ya… Pero en Yelp con­fían en la bue­na vol­un­tad de la gente, y que harán lo cor­rec­to sin tram­pas. Además, si es un comen­tario muy flo­jo, para eso está el fil­tro de comen­tar­ios que ante­ri­or­mente men­cioné, ¿no?

Y para con­cluir: vien­do que es una red social que pre­fiere la cal­i­dad sobre la can­ti­dad, que­da todo dicho. En la may­oría impor­ta que se vean muchísi­mos comen­tar­ios en cada ficha, aunque tam­bién en la may­oría no suele haber ninguno o los que hay dan pena —pen­sarán: ya que escriben vamos a dejar­los, sean como sean—; aquí hay un fil­tro expre­sa­mente dis­eña­do para sep­a­rar la paja del gra­no.

Creo que con todo lo que comen­té no que­da duda algu­na de por qué Yelp no tiene rival, por qué me gus­ta tan­to, y por qué invier­to parte de mi tiem­po en mejo­rar lo pre­sente; con mis fotografías y mis reseñas.

Y tú, ¿te unes a Yelp? Si te apetece seguirme o añadirme como ami­go este es mi per­fil.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

Anímate, ¡deja un comentario!