g Feedly

Reseña: Todo esto te daré, de Dolores Redondo

23-I-2017

Todo esto te daré, de Dolores Redondo

Todo esto te daré, de

Páginas: 640ISBN: 9788408163176

Comprar: papel ebook Editorial: Planeta ficha del libro

Sinopsis

En el esce­nario majes­tu­oso de la Ribeira Sacra, Álvaro sufre un acci­dente que acabará con su vida. Cuan­do Manuel, su mari­do, lle­ga a Gali­cia para recono­cer el cadáver, des­cubre que la inves­ti­gación sobre el caso se ha cer­ra­do con demasi­a­da rapi­dez. El rec­ha­zo de su poderosa famil­ia políti­ca, los Muñiz de Dávi­la, le impul­sa a huir pero le retiene el ale­ga­to con­tra la impunidad que Nogueira, un guardia civ­il jubi­la­do, esgrime con­tra la famil­ia de Álvaro, nobles meci­dos en sus priv­i­le­gios, y la sospecha de que ésa no es la primera muerte de su entorno que se ha enmas­cara­do como acci­den­tal. Lucas, un sac­er­dote ami­go de la infan­cia de Álvaro, se une a Manuel y a Nogueira en la recon­struc­ción de la vida sec­re­ta de quien creían cono­cer bien. La ines­per­a­da amis­tad de estos tres hom­bres sin ningu­na afinidad aparente ayu­da a Manuel a nave­g­ar entre el amor por quien fue su mari­do y el tor­men­to de haber vivi­do de espal­das a la real­i­dad, blinda­do tras la quimera de su mun­do de escritor. Empezará así la búsque­da de la ver­dad, en un lugar de fuertes creen­cias y arraigadas cos­tum­bres en el que la lóg­i­ca nun­ca ter­mi­na de atar todos los cabos.

Autora

Dolores Redondo

Dolores Redon­do Meira (San Sebastián, Viz­caya, España, 1969) es una escrito­ra españo­la de nov­ela negra. Comen­zó en la lit­er­atu­ra escri­bi­en­do relatos cor­tos y cuen­tos infan­tiles. En 2009 pub­licó su primera nov­ela, Los priv­i­le­gios del ángel y en enero de 2013 pub­licó El guardián invis­i­ble, primer vol­u­men de la Trilogía del Baztán, segui­do en noviem­bre del mis­mo año por la segun­da parte tit­u­la­da Lega­do en los hue­sos, y ter­mi­na­da en noviem­bre de 2014 con Ofren­da a la tor­men­ta. La trilogía ha con­segui­do vender más de 700 000 copias y ha sido tra­duci­da a más de 15 idiomas. El pro­duc­tor alemán Peter Nader­mann, respon­s­able de la pelícu­las de la saga Mil­len­ni­um de Stieg Lars­son, adquir­ió los dere­chos para su adaptación al cine casi inmedi­ata­mente después de pub­li­carse la primera nov­ela y en 2017, se estre­nará la pelícu­la El guardián invis­i­ble, basa­da en la primera de las nov­e­las de la trilogía. Es ganado­ra del Pre­mio Plan­e­ta 2016 por el man­u­scrito de Todo esto te daré, pre­sen­ta­do a con­cur­so bajo el seudón­i­mo de Jim Hawkins bajo el títu­lo fal­so de Sol de Tebas.

Opinión

Eu sem­pre dix­en que son un galego nado en Valen­cia, así que una his­to­ria cuyo esce­nario es Gali­cia sin siquiera leer­la ya lla­ma mi aten­ción. Y luego, si tras leer­la, la sor­pre­sa es tan gra­ta como lo ha sido en este caso…

Si trazáse­mos un esque­ma rápi­do en un papel anal­izan­do la his­to­ria que se nos cuen­ta en este libro y la com­paráse­mos con la del final­ista del Pre­mio Plan­e­ta de 2015 La isla de Alice (Daniel Sánchez Aré­va­lo, 2015) nos daríamos cuen­ta de que, pese al abis­mo que les difer­en­cia, en el fon­do tienen bas­tantes para­lelis­mos. Y no estoy escri­bi­en­do esto como algo pey­ora­ti­vo, ni mucho menos, porque aquel libro me pare­ció fan­tás­ti­co, dis­fruté mucho leyén­do­lo, y si hubiese hecho un rank­ing de mejores lec­turas de 2016 seguro que lo hubiera nom­bra­do. Pero la escrit­u­ra de es otra his­to­ria, y no es por deméri­to de Daniel que Dolores sal­ga vence­do­ra en esta batal­la com­par­a­ti­va, es que la for­ma de escribir que tiene en este libro es increíble, te atra­pa has­ta no poder dejar­lo ni para irte a dormir, lit­eral­mente. Es el primer libro de esta auto­ra que leo y seguro que no va a ser el últi­mo (iba con la idea de aden­trarme en la Trilogía del Baztán inde­pen­di­en­te­mente de si éste me gusta­ba o no, pero aho­ra con más moti­vo).

La sinop­sis no deja lugar a dudas para estable­cer cuál es el argu­men­to de la his­to­ria, pero voy a con­tar­lo a mi modo: Álvaro muere en un acci­dente de coche en una car­retera en la que no debería estar; su pare­ja, Manuel, se sor­prende de que esté en una car­retera gal­le­ga cuan­do se supone que debería estar en Barcelona en una reunión con unos clientes. Acude a donde le comu­ni­can que está para poder ver­le y después ir al entier­ro, pero sin que se lo vea venir unas per­sonas que no conoce de nada le dicen que tiene una famil­ia a la que no conoce de nada y le hacen pen­sar si aca­so tam­poco conocía de nada al hom­bre con el que él esta­ba casa­do. En prin­ci­pio parece un acci­dente común, sin coches impli­ca­dos «prob­a­ble­mente se quedó dormi­do al volante», dicen; pero una forense con ganas de tra­ba­jar y un Guardia Civ­il con una fer­oz moti­vación descono­ci­da deci­den pon­erse a inves­ti­gar por su cuen­ta cuan­do a la una le recomien­dan sutil­mente que no real­ice la autop­sia al cadáver (¡pa’ que, oh!) y al otro le recomien­dan que se vaya de vaca­ciones (o a tomar unhas cerve­ciñas), que el caso está resuel­to y aquí no pasó nada.

Es en ese momen­to donde unos se ponen en con­tac­to con otros, y cuan­do se suponía que Manuel regresa­ba a casa pen­san­do que tiene unos energú­menos por famil­ia políti­ca y que como había sido un acci­dente sin trascen­den­cia lo úni­co que le qued­a­ba era auto­com­pade­cerse, llo­rar y ati­bor­rarse a hela­do de choco­late, resul­ta que el Guardia Civ­il y la forense le dicen que no está todo tan claro como parece y le apor­tan prue­bas que demues­tran que el «acci­dente sin ningún vehícu­lo impli­ca­do» resul­ta que en real­i­dad fue un asesina­to. Lo que fal­ta por des­cubrir es quién lo hizo. Y ahí es donde empieza la ver­dadera his­to­ria de esta nov­ela.

Por lo que he leí­do, la Trilogía del Baztán se car­ac­ter­i­z­a­ba porque los per­son­ajes prin­ci­pales de la his­to­ria eran todos femeni­nos; aquí, en apari­en­cia, no es así, puesto que en la may­or parte de la his­to­ria las inves­ti­ga­ciones cor­ren a car­go de Manuel, de Nogueira (el Guardia Civ­il) y de Lucas (un sac­er­dote ami­go de Álvaro), pero hay unas cuan­tas mujeres en la his­to­ria que, aunque a sim­ple vista parez­can per­son­ajes secun­dar­ios, están impreg­nadas de un carác­ter, de una for­t­aleza, de una astu­cia, de una for­ma de ser… que en más de una ocasión, hacien­do uso de una metá­fo­ra lo diré, empu­jan con fuerza a los per­son­ajes prin­ci­pales para que el lec­tor les ten­ga el respeto y les con­ce­da el pro­tag­o­nis­mo que por dere­cho pro­pio mere­cen.

Dolores Redon­do pre­sen­tó esta his­to­ria a con­cur­so para el Pre­mio Plan­e­ta 2016 bajo el seudón­i­mo de Jim Hawkins y con el títu­lo Sol de Tebas (que al leer la his­to­ria se verá que ése tam­poco es un títu­lo elegi­do al azar); algo de lo que más me gus­ta al leer una nov­ela es cuan­do se lle­ga a la parte que da títu­lo a la obra y lo recono­ces. En este caso el títu­lo es una cita tex­tu­al, demole­do­ra por el con­tex­to en que se saca y lo que uno de los per­son­ajes de la his­to­ria está vivien­do en ese momen­to.

Todo esto te daré si postrán­dote ante mí me ado­ras. —Mateo 4:9

Aunque la intri­ga está pre­sente en toda la nov­ela, y coge de la nov­ela negra la parte de la res­olu­ción de un mis­te­rio, creo que Todo esto te daré es mucho más que eso; hay un mar­ca­do dra­ma famil­iar, que se acre­cen­ta, entre otras cosas, con la lle­ga­da de Manuel a Gali­cia. Una tier­ra dura y de con­trastes, donde todavía las creen­cias católi­cas y las tradi­ciones siguen sien­do algo muy impor­tante, sobre todo en los lugares rurales; donde la antigua nobleza sigue tenien­do el mis­mo peso, aunque extrao­fi­cial­mente, que tenía en la antigüedad, y donde estas famil­ias pueden hac­er casi lo que les plaz­ca sin reper­cu­siones. Un pazo con una de las famil­ias de nobles más impor­tantes de Gali­cia, cuyos miem­bros tratan a los demás como súb­di­tos y están acos­tum­bra­dos a que la gente les obe­dez­ca sin más, un mat­ri­mo­nio homo­sex­u­al que se rompe por la muerte de uno de ellos dejan­do un viu­do deses­per­a­do al que se unirá un Guardia Civ­il homó­fobo y un sac­er­dote como lo más pare­ci­do que ten­drá a unos ami­gos por aque­l­los lares.

Aprovechan­do que bue­na parte de los per­son­ajes de esta nov­ela son gente may­or, cri­a­dos y edu­ca­dos en otra época, en la que la homo­sex­u­al­i­dad no esta­ba bien vista, y donde todo lo que saliese de lo nor­mal esta­ba persegui­do (aho­ra sigue estando, pero ése es otro tema), la auto­ra aprovecha para que dos per­son­ajes (Manuel y Nogueira) que en real­i­dad tienen poco que ver entre sí, y que en otras cir­cun­stan­cias ni se hubier­an sopor­ta­do, se rela­cio­nen de man­era cer­cana al ten­er un obje­ti­vo en común (aunque por difer­entes motivos). Lo que al prin­ci­pio empieza de una for­ma fea e incó­mo­da para ambos, ter­mi­na de for­ma bien difer­ente, aprovechan­do tam­bién esta his­to­ria para con­cien­ciar que lo más impor­tante en las per­sonas, y lo que nos debe ani­mar a tratar con ellas (o no), es cómo son real­mente esas per­sonas, inde­pen­di­en­te­mente de sus creen­cias o su ori­entación sex­u­al. Parece men­ti­ra que a estas alturas todavía haya que con­cien­ciar sobre estas cosas, pero así es.

La auto­ra aprovecha todos los estereoti­pos del tipo de famil­ia como los Muñiz de Dávi­la, de la zona que sirve como esce­nario, de la gente que habi­ta en aque­l­la zona, de la Guardia Civ­il, de quienes por un poco de reconocimien­to (o más bien dinero) se arrodil­lan ante quienes pien­san que es mejor ten­er­los a favor que en con­tra… Y no se con­for­ma con uti­lizar­lo de base, aprovechan­do todo lo que ya se supone que cono­ce­mos, sino que lo escenifi­ca de for­ma bril­lante descri­bi­en­do lo más cru­el del ser humano pero tam­bién lo más bueno, aunque sea de for­ma camu­fla­da; descri­bi­en­do la cru­el­dad, la mezquin­dad y el odio per­son­ifi­ca­dos, pero tam­bién la bon­dad de quienes ven la parte bue­na en todo el mun­do, inclu­so en los mal­os; y tam­bién describe a la per­fec­ción la finísi­ma línea que sep­a­ra a las per­sonas bue­nas de las malas, y cómo un sim­ple chis­morreo, o una deduc­ción quizá pre­cip­i­ta­da sobre algún hecho, puede hac­er que se eti­quete como malo a quien se creía bueno o vicev­er­sa.

Aunque tiene bue­na parte de nov­ela negra, no es una nov­ela negra al uso, y aunque la his­to­ria prin­ci­pal se cen­tra en averiguar la real­i­dad sobre la muerte de Álvaro, en gran parte de la his­to­ria se cen­tra más en los pro­pios per­son­ajes, en sus sen­timien­tos, en sus pen­samien­tos y en su sufrim­ien­to. Si con­sigues empa­ti­zar con sus per­son­ajes, con algunos por lo adorables que son y con otros por lo hor­rip­i­lantes, dis­fru­tarás igual­mente de esas dos caras opues­tas que resalto; e indifer­ente­mente de gus­tos per­son­ales, de lo que sí creo que dis­fru­tará todo el mun­do es de Dolores Redon­do y de su bril­lante for­ma de nar­rar, de describir, de hac­er que sus per­son­ajes cobren vida y se exp­re­sen de for­ma mar­avil­losa…

Características

La his­to­ria da comien­zo in medias res cuan­do una ines­per­a­da y vio­len­ta lla­ma­da a la puer­ta sobre­salta a Manuel, sin saber nada más sobre sus per­son­ajes; a par­tir de ese momen­to comien­za una his­to­ria lin­eal, con pequeños parén­te­sis entre capí­tu­los en los que la auto­ra hace ret­ro­spec­ciones a través de sueños o con­ver­sa­ciones para que el lec­tor pue­da cono­cer más sobre el pasa­do de los per­son­ajes de esta his­to­ria. El libro tiene una nar­ración en ter­cera per­sona con nar­rador omni­sciente. Los esce­nar­ios en los que se sitúa la nov­ela es, por un lado y sólo al prin­ci­pio, en Madrid; por otro lado en Chan­ta­da (Lugo, Gali­cia, España), y más conc­re­ta­mente en el fic­ti­cio pazo de los mar­que­ses de San­to Tomé y alrede­dores. La car­ac­ter­i­zación de los per­son­ajes es indi­rec­ta pues la voz del nar­rador no los describe y sólo podemos cono­cer acer­ca de ellos por con­ver­sa­ciones entre los per­son­ajes o las inves­ti­ga­ciones que van real­izán­dose. La his­to­ria se divide en 47 capí­tu­los, todos ellos de lon­gi­tud mod­er­a­da.

Personajes

Manuel Ortigosa es un escritor de éxi­to, en cuya primera nov­ela, Lo entre­ga­do al no, vol­có todas sus heri­das, cica­tri­ces y fan­tas­mas que llev­a­ba car­ga­dos a la mochi­la de su pasa­do, y de for­ma tan bril­lante tuvo que hac­er­lo que fue todo un éxi­to y a par­tir de entonces todo lo que pub­li­ca­ba era un éxi­to de ven­tas. Acos­tum­bra­do a que su mari­do, Álvaro, se ocupe de todos los papeleos legales de su car­rera y así úni­ca­mente dedi­carse a lo que le apa­siona: escribir, cuan­do recibe la noti­cia del fal­l­ec­imien­to de Álvaro se da cuen­ta de que sin él ya nada va a ser igual y se hunde… pero todavía es capaz de sacar fuerzas para una aven­tu­ra que le aguar­da impa­ciente por vivir.

Álvaro Muñiz de Dávi­la es el per­son­aje alrede­dor de quien tran­scurre la nov­ela, pero como da comien­zo in medias res con la noti­cia de su muerte, en real­i­dad todo lo que sabe­mos de él es a través de recuer­dos, de con­ver­sa­ciones y de las propias inves­ti­ga­ciones que nos depararán en la his­to­ria. Hay un momen­to en que parece que nadie sabe quién es el ver­dadero Álvaro, si el noble que tenía su famil­ia en Gali­cia o el homo­sex­u­al que esta­ba casa­do con Manuel en Madrid. Pero sólo un ver­dadero ami­go es capaz de seguir con­fian­do en alguien cuan­do todo apun­ta a que no es de fiar y ni siquiera su famil­ia con­fía ya en él.

El padre Lucas Rob­le­do es ese ami­go al que hacía ref­er­en­cia en el pun­to ante­ri­or. Ami­go fiel frente a cualquier cir­cun­stan­cia. Apoya y da fuerzas a Manuel cuan­do las nece­si­ta, recordán­dole que en ver­dadero Álvaro es quien él conocía y no quien podrán con­tar­le que es o quien la famil­ia Muñiz de Dávi­la cree que es. Al lado de este per­son­aje se vive una de las situa­ciones más lam­en­ta­bles que, por des­gra­cia, últi­ma­mente más están dañan­do a la cada vez per­ju­di­ca­da Igle­sia; la auto­ra emplea a esta figu­ra del sac­er­dote para dar­le de bruces con unos hechos ocur­ri­dos en el pasa­do, tapa­dos y clasi­fi­ca­dos por la Igle­sia para que jamás se conocier­an, de los que ningún sac­er­dote podría estar de acuer­do si de ver­dad creen y siguen lo que pred­i­ca­ba Jesu­cristo. Un momen­to muy impac­tante de hundimien­to del pobre padre Lucas que no se puede creer cómo algunos mon­stru­os que cam­pan a sus anchas por la Igle­sia ampara­dos por el poder que aún hoy tiene pueden hac­er lo que les dé la gana impune­mente… Y lo peor: prác­ti­ca­mente en sus narices, sin darse cuen­ta.

Andrés Nogueira es el pro­totipo de Guardia Civ­il que a todos se nos viene a la cabeza cuan­do se habla de la Guardia Civ­il, y aunque en la may­oría de los casos son sólo estereoti­pos, no podemos evi­tar que se nos ven­ga a la cabeza. La evolu­ción de este per­son­aje es enorme, y es que vemos como pasa de ser un cúmu­lo de tópi­cos lam­en­ta­bles a, como decía antes, darse cuen­ta que las per­sonas están por enci­ma de todo, inde­pen­di­en­te­mente de sus creen­cias, su religión, su ori­entación sex­u­al o cualquier otra car­ac­terís­ti­ca de cada ser humano.

El resto de la famil­ia Muñiz de Dávi­la y la gente que tra­ba­ja para la famil­ia en el pazo y fuera de él merece ser cono­ci­da por uno mis­mo al tiem­po que se va leyen­do el libro, porque hay per­son­ajes de todo tipo. Sólo comen­taré uno en par­tic­u­lar, porque me ha pare­ci­do uno de los per­son­ajes más odiosos que he des­cu­bier­to nun­ca: la mar­que­sa, la madre de Álvaro, matri­ar­ca del pazo de los mar­que­ses de San­to Tomé. Dis­fru­ta con el daño ajeno, le pasan los años como si fuera el mis­mísi­mo dia­blo y parece que sólo se ali­men­ta de estu­di­ar a su ene­mi­go, analizar sus pun­tos débiles, y a la menor ocasión atacar de la for­ma más cru­el que le sea posi­ble… y para esa mujer ene­mi­gos lo son todos, inclu­so su propia famil­ia… inclu­so sus pro­pios hijos.

Pros y contras

Mi pro va para toda la críti­ca a la sociedad pal­pa­ble en todo el libro, a todo eso que no es la nov­ela negra al uso, a todo lo que la difer­en­cia de las demás. Es posi­ble que si vas bus­can­do una nov­ela de intri­ga en la que se va al gra­no en la res­olu­ción del mis­te­rio, se siguen pis­tas y demás, no te encuen­tres lo que te estabas esperan­do, pero si empiezas el libro sin expec­ta­ti­vas, deján­dote lle­var a lo que está por venir y sim­ple­mente dis­fru­tan­do de esa res­olu­ción del mis­te­rio pero tam­bién de todo lo que la acom­paña, de la creación de esos per­son­ajes que están reple­tos de vida, y de esa genial nar­ración, seguro que no te defrau­da.

Mi con­tra va para el final abier­to que se le deja al peque, a Samuel. Aten­ción, spoil­er: con esas cosas que ve él, llámese ami­go imag­i­nario o como quiera llamárse­le, en el capí­tu­lo «Gar­de­nias» tiene un momen­to este­lar y no se vuelve a saber más de él; no se aclara mucho cómo se le dijo que hiciese lo de las gar­de­nias, ni de qué for­ma Álvaro le dio que era «para que supiera la ver­dad». Yo, que soy muy fan de Iker Jiménez, me imag­i­no cosas raras y es mejor que me den una expli­cación que ten­er que imag­i­narla yo.

Cita

Sería más fácil si los muer­tos no dejaran sus perte­nen­cias atrás, como cas­carones vacíos de nau­tilus extin­gui­dos; sería más sen­cil­lo si cualquier huel­la de su exis­ten­cia fuera bor­ra­da con ellos, olvi­dan­do inclu­so sus nom­bres como los de los faraones del Antiguo Egip­to.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

5 comentarios

  1. A mí tam­bién me gustó mucho¡¡¡
    Besos

    responder
    • En cuan­to leí la sinop­sis y vi de qué iba más o menos pen­sé que ten­dría un aire a La isla de Alice, como digo en la reseña; y aquél me encan­tó, así que éste iba por muy buen camino. Ha sido una gran lec­tura. 😀 Besos.

      responder
  2. ¡Hola! Estuve a pun­ti­to de com­prar este libro, pero en el últi­mo momen­to me eché para atrás… Aho­ra me ha entra­do muchísi­mas ganas de leer­lo, ¡a ver cuan­do lo con­si­go!

    ¡Un saludín!

    responder
    • ¡Hola! Pues a ver si te ani­mas y así leo en tu reseña a ver qué te pare­ció. Yo creo que te gus­taría. 😀 Besos.

      responder
  3. Tiene bue­na pin­ta, pero por aho­ra la dejo pasar.
    ¡Salu­dos!

    responder

Responder a Javi Cancelar respuesta