g Feedly

Reseña: Tienes hasta las 10, de Francisco Castro

26-IX-2016

Tienes hasta las 10, de Francisco Castro

Tienes has­ta las 10, de

Pági­nas: 352 ISBN: 9788483658963

Com­prar: papel ebook Edi­to­r­i­al: SUMA ficha del libro

Sinopsis

«Anto­nio no daba crédi­to al correo elec­tróni­co que acaba­ba de lle­gar­le… Era de su padre, fal­l­e­ci­do el día ante­ri­or.»

Así comien­za Tienes has­ta las 10, una emo­cio­nante his­to­ria de intri­ga y sus­pense en la que Fran­cis­co Cas­tro con­struye una tra­ma que con­tiene, a su vez, muchas his­to­rias difer­entes. A través de corre­os elec­tróni­cos, car­tas y otros tipos de pis­tas mis­te­riosas y sor­pren­dentes, el pro­pio padre del pro­tag­o­nista después de muer­to, o alguien que se hace pasar por él, va a forzar­lo a inves­ti­gar un suce­so ter­ri­ble del pasa­do que aún no ha sido resuel­to.

Libros mis­te­riosos, ven­gan­za des­de el más allá, his­to­rias de amor que deben per­manecer ocul­tas, todo un con­jun­to de tra­mas en una nov­ela que recorre no sólo la his­to­ria reciente de España y Gali­cia, sino tam­bién los cora­zones de los amantes que lo son de ver­dad.

Opinión

Como puede leerse en la sinop­sis, la ver­dadera his­to­ria da comien­zo cuan­do Toni recibe un correo elec­tróni­co cuyo remi­tente es su padre… que aca­ba de venir de enter­rar­lo. Lógi­ca­mente su padre no puede estar envian­do ese correo elec­tróni­co, pero le pro­pone un juego al que ambos juga­ban cuan­do Toni, el per­son­aje pro­tag­o­nista de la his­to­ria, era pequeño: ir sigu­ien­do las pis­tas que su padre iba deján­dole para des­cubrir el camino para lle­gar al «tesoro» final; como en los libros clási­cos de aven­turas.

Con esta premisa, y con lo que me gus­tan a mí las nov­e­las de este tipo, las expec­ta­ti­vas se me dis­pararon y sabía que tenía que leer­lo como fuera. Lo de las expec­ta­ti­vas altas… ese prob­le­ma que hace que muchos libros buenos pero que no sobre­salen ten­gas la sen­sación de que son un poco peor de lo que son… o que en otros casos, como pasa con este libro, al verse cumpl­i­das, ten­gas una sen­sación de haber dis­fru­ta­do ple­na­mente durante la lec­tura del mis­mo. ¡Qué buen fin de sem­ana he pasa­do!

Durante unos cuan­tos capí­tu­los, en los que Toni inves­ti­ga el pasa­do de su padre, nos va guian­do por un pequeño resumen sobre lo que sucedió en la ciu­dad de Vigo durante la época de la dic­tadu­ra fran­quista, sobre cómo su padre, bajo el anon­i­ma­to que le pro­por­ciona­ban unas siglas pero jugán­dose el puesto… y quizá tam­bién algo más, se atrevía a con­denar las bru­tal­i­dades que se cometieron cuan­do otros ni siquiera se lo plante­a­ban. Durante estas ret­ro­spec­ciones, y dada la situación en la época, es inevitable que se toquen cier­tos temas políti­cos que lógi­ca­mente tenían que ver mucho con la vida del direc­tor de un per­iódi­co… y con la de todos los españoles, pero ése es tema aparte. Hay en estas partes espe­cial­mente una críti­ca bas­tante dura sobre la ligereza con la que podían asesinar a alguien sim­ple­mente por pen­sar difer­ente. Además de esa eta­pa sobre su padre, que Toni no conocía del todo, tam­bién se encuen­tra con otra que, en ese caso, desconocía total­mente. Y que le lle­van a pen­sar que quizá su padre no era la per­sona que él creía que era…

La his­to­ria tam­bién tiene una relación amorosa. Aunque no sue­lo destacar este tipo de momen­tos, ya que en las nov­e­las que sue­lo leer, como en ésta, las rela­ciones román­ti­cas o sex­u­ales no son la base sino algo que sucede sin más durante el tran­scur­so de la vida de los per­son­ajes, con­sidero que los encuen­tros amorosos entre los per­son­ajes están muy bien nar­ra­dos y descritos; esos momen­tos no lle­gan a ser exce­si­va­mente lar­gos pero sí inten­sos, descri­bi­en­do a ambos per­son­ajes de tal for­ma que parece que estés vién­do­los. Creo que, en este caso, esos per­son­ajes estando en una relación, tenien­do en cuen­ta que el obje­ti­vo de la inves­ti­gación con­forme va tran­scur­rien­do la his­to­ria pasa a ser común, tiene mucho más que apor­tar a la his­to­ria que si la búsque­da y res­olu­ción del autor tras el mis­te­rioso correo elec­tróni­co y la vida ocul­ta de Anto­nio Cor­rea cor­riese sola­mente a car­go de una per­sona.

Las diver­sas inves­ti­ga­ciones van lleván­dole a Toni a libros que tiene su padre en diver­sas estanterías, y bus­can­do pis­tas entre los clási­cos de Steven­son: La isla del tesoro (1883) y El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1886); o Veinte mil leguas de via­je sub­mari­no (Jules Verne, 1869): la nov­ela por exce­len­cia que pone a Gali­cia en el mapa, espe­cial­mente al pueblo de Cesantes. Éste es un libro con una inten­sa búsque­da en el que el «cofre» tam­bién es de madera, como en los libros de aven­turas clási­cos, pero que el tesoro no es oro sino choco­lati­nas. Qué ganas de com­er choco­late me entró mien­tras leía.

Si me tuviera que quedar con un capí­tu­lo, sería con el 49; es un monól­o­go men­tal que me ha alu­ci­na­do. En él van toman­do for­ma de repente las ideas que sur­gen de las inves­ti­ga­ciones que han ido real­izán­dose; se reflex­iona, se atan cabos suel­tos, se vuelve a infor­ma­ciones que se han ido dan­do de pasa­da en la his­to­ria y que aho­ra vuel­ven a sur­gir de repente, des­de pen­samien­tos arbi­trar­ios for­man­do una especie de llu­via de ideas, que ayu­da a colo­car las piezas del puzle para que el lec­tor pue­da saber, jun­to con Toni y sus inves­ti­ga­ciones, quién se esconde tras ese correo elec­tróni­co y qué es lo que su padre, Anto­nio Cor­rea, quería hac­er­le saber a través del mis­mo juego al que juga­ban cuan­do Toni era pequeño.

Esta nov­ela está car­ga­da de intri­ga y de vueltas de tuer­ca (y quienes me leéis asid­u­a­mente sabéis cómo me gus­ta esto…): cuan­do crees que están encam­inán­dose las cosas hacia un sitio: ¡zas!, nue­va pista que te lle­va a otro sitio difer­ente y ya no tienes ni idea de qué será lo próx­i­mo que suce­da. En cuan­to al desen­lace he de recono­cer que, a través de las pis­tas que van apare­cien­do pen­sé: ¡ay! ¿no será…? Y sí: fue. Y me encan­tó, porque es un final muy a la altura de ese bril­lante comien­zo. Y la for­ma en que el autor nos va guian­do hacia ese final que, una parte de él sí me esperé pero otra no, de ver­dad, es exquisi­ta.

Este libro, para alguien como yo: un gal­lego naci­do en Valen­cia, es estu­pen­do. Es un recor­ri­do por las calles de Vigo y La Coruña a través de his­to­rias, de momen­tos y de libros. Me lo he pasa­do pipa leyén­do­lo.

Características

La nov­ela da comien­zo in medias res con la muerte de Anto­nio Cor­rea (direc­tor de un per­iódi­co de Vigo) que, durante los primeros capí­tu­los, la voz nar­rado­ra se encar­ga de pre­sen­tar; la his­to­ria está nar­ra­da en primera per­sona por Toni, el hijo del fal­l­e­ci­do. El libro está com­puesto de 56 capí­tu­los y todos ellos gen­eral­mente son bas­tante breves. La ambi­entación de esta nov­ela está situ­a­da en Gali­cia; al prin­ci­pio, durante el funer­al de Anto­nio Cor­rea, en Vigo; después, durante el tran­scur­so de la vida de Toni, en La Coruña; y por últi­mo, durante las inves­ti­ga­ciones, vuelve a recor­rer con fre­cuen­cia las calles de Vigo. La his­to­ria está con­ta­da en el pre­sente, y las inves­ti­ga­ciones son de igual for­ma en el pre­sente, pero a través de recortes de per­iódi­cos y pis­tas que Toni va encon­tran­do el autor con­sigue hac­er ret­ro­spec­ciones nor­mal­mente hacia el año 1972 con­tán­donos lo que pasa­ba y cómo se vivía en el Vigo de la época de la dic­tadu­ra fran­quista.

Personajes

El per­son­aje abso­lu­to de esta nov­ela es Anto­nio Cor­rea, que como ya dije: es el direc­tor del per­iódi­co de Vigo que ya fal­l­e­ció; de hecho, si no es por la inves­ti­gación que va lle­van­do a momen­tos del pasa­do, ni siquiera podríamos saber cómo fue en vida, pero debido al juego de pis­tas que se trae con su hijo podemos saber mucho más de él inclu­so que si todavía estu­viese vivo.

El per­son­aje pro­tag­o­nista del libro es Toni, el hijo y nar­rador de la his­to­ria: un chico que quizá en acto de rebeldía hacia su madre Isabel, que se lle­van ambos un tan­to reg­u­lar, optó por otra pro­fe­sión que no era la que se esper­a­ba de él (aunque quizá no porque no le agradara ésta) y se inde­pen­dizó muy rápi­do para mon­tar su propia edi­to­r­i­al. Allí, su com­pañera de tra­ba­jo y para él aunque sea tam­bién algo más, es Celia, que en cuan­to se entera de la his­to­ria que se trae Toni entre manos con la inves­ti­gación no duda en echarle una mano…

No puedo detal­lar mucho más sobre los per­son­ajes porque debido a las vueltas de tuer­ca que tiene la his­to­ria estos per­son­ajes se tor­nan impre­deci­bles en más de una ocasión, cam­bian­do los roles y ya no tenien­do por seguro nada más aparte de que el muer­to sigue muer­to y de que Toni no tiene ni idea de qué está pasan­do. Y esa sen­sación me encan­ta.

Pros y contras

Mi pro es para la intri­ga y ten­sión que el autor da a la his­to­ria. Me enganchó un mon­tón su lec­tura; y siem­pre final­iza los capí­tu­los, aunque sean breves, en una parte impor­tan­tísi­ma: ha recibido nue­va pista, la que seguía no que­da del todo clara o no saben hacia dónde tirar. Siem­pre quedan ganas de seguir leyen­do, ¡inclu­so al lle­gar a la últi­ma pági­na! Para mi rit­mo de lec­tura no puedo decir que he leí­do este libro: ¡lo he devo­ra­do! Y he dormi­do muy poco, todo sea dicho.

Y mi con­tra va para la pare­ja de Toni y Celia (su com­pañera de tra­ba­jo); des­de el ini­cio, antes de saber por dónde iba a ir la his­to­ria, y pese a haber­los ship­pea­do bien pron­to, ya sabía que las cosas para ellos (para su no-relación, vaya) no iban a salir bien pero en el fon­do quería que sí salier­an bien porque me parecían una pare­jaza. Y hubiera podi­do haber un final feliz, al esti­lo Dis­ney, de: fueron felices y comieron perdices… pero dado lo suce­di­do hacia el final, de cómo son las cosas en la vida real, tiene sen­ti­do (aunque no quiera) que sea así, porque la vida no es siem­pre jus­ta y tiene momen­tos que no esper­amos y que no salen como quer­e­mos. Así que entien­do que sea así, pero hubiera preferi­do ver a la pare­ji­ta feliz.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

2 comentarios

  1. Leyen­do tu reseña me han entra­do ganas de leer el libro, tiene muy bue­na pin­ta.
    Besos

    responder
    • Gustán­dote como sé que te gus­tan las nov­e­las de intri­ga creo que ésta puede gus­tarte mucho. Aunque hacia las últi­mas pági­nas del libro pre­sen­tí una parte del final está muy bien lle­va­do y todo car­ga­do de mis­te­rio has­ta los capí­tu­los 49 (mi favorito) y 50, donde ya se van hilan­do las pis­tas y se va vien­do hacia dónde nos va a lle­var el final. ¡Espero que te guste si te ani­mas a leer­lo! 😀

      responder

Responder a Javi Cancelar respuesta