g Feedly

Queridos Reyes Magos…

5-I-2010

Queri­dos Reyes Magos…

Empiezo a escribir tal cual empez­a­ba cuan­do tenía algunos años menos. Eso sí, con bas­tante menos ilusión que antes. Este año sabéis que he sido muy bueno: no he mata­do, ni extor­sion­a­do, ni manip­u­la­do, ni roba­do, ni mal­trata­do a nadie. En ningún momen­to, lo sabéis. Me he por­ta­do bien con mis seme­jantes y he ayu­da­do a las per­sonas que me rode­a­ban, den­tro de mis posi­bil­i­dades. Ya sabéis eso que se dice, que quien hace o da lo que puede, no está oblig­a­do a más.

Este año, como el pasa­do, sé que no vais a acor­daros de pasar por mi casa, pero lo com­pren­do porque con eso que hace poco me mudé de casa y no os avisé, no sabéis dónde vivo aho­ra mis­mo. Aunque os recuer­do que ten­go veci­nos; si mis rega­los no sabéis dónde dejar­los, podéis dejar­los en casa de algún veci­no y ya me pasaré a por ellos. Seguro que, donde los dejéis, son bue­na gente y cuan­do vaya a por ellos estarán ahí esperan­do para dárme­los. Hay que con­fi­ar en la cal­i­dad humana de nues­tra especie, ¿no?

Bien, no seré demasi­a­do exi­gente. Y aunque como sois tres, y magos, podríais traerme muchas cosas; sola­mente os pediré una: un iPhone 3Gs. Vosotros, que sois magos, sabéis la can­ti­dad de años que lle­vo detrás de un cachar­ri­to de estos. Y entre que vosotros no os habéis acor­da­do de mí, y que yo no he podi­do, al final nun­ca he tenido la opor­tu­nidad de ten­er uno.

Seguro que esta noche dormiré plá­ci­da­mente, sin estar pen­di­ente a ver si os oigo u os veo; porque sé que no vais a venir. Mañana, tam­poco me lev­an­taré con ganas de ver qué habéis deja­do para mí, porque al igual que otros años, sé que no habrá nada. No obstante, me apetecía remem­o­rar cuan­do os escribía hace años, que sí me hacíais caso, por si aca­so este año tam­bién me hacéis. El error pudo haber sido que en años ante­ri­ores no os escribí ningu­na car­ta. Y claro, quizá no seáis tan magos como pien­so y no podáis adiv­inar mis pen­samien­tos… o no tengáis hue­co para hac­er­lo, tenien­do que vis­i­tar a tan­tas y tan­tas famil­ias.

Con un fuerte abra­zo, me despi­do de los tres. No sin antes recor­daros, que sabi­en­do que no vais a venir no os dejaré nada prepara­do para repon­er fuerzas, pero que sepáis que si lo nece­sitáis podéis pasar a la coci­na y servi­ros vosotros mis­mos.

Gra­cias.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

4 comentarios

  1. Mucha suerte, a ver si los Reyes Magos se acuer­dan y te traen ese 3GS.. 🙂

    responder
    • ¡Gra­cias Álvaro! Será un poco difí­cil… jeje, pero en fin. 😛
      ¡Gra­cias por pasarte!

      responder
  2. Ha habido suerte con el iPhone? a lo mejor son más de Android… 😉 te deseo que ten­gas rega­los y magia todo el año! 😉
    Un abra­zo…

    responder
    • Pues no, Fer­nan­do. Se olvi­daron de pasar por mi casa. Como suponía. xD Supon­go que, como el día de la Lotería de Navi­dad, ya ten­emos salud y esas cosas… :S

      ¡Gra­cias por pasarte!

      responder

Responder a Javi Cancelar respuesta