g Feedly

Por qué no me gusta el género erótico

12-XII-2015

Esta­ba pen­san­do sobre qué géneros lit­er­ar­ios me gus­ta leer; y la ver­dad, aunque obvi­a­mente ten­go algunos favoritos, cuyos libros cat­a­lo­ga­dos en ese género tienen altas prob­a­bil­i­dades de que me gusten, en real­i­dad no puedo decir que haya algún género con­cre­to que sepa seguro que prác­ti­ca­mente ningún libro me gus­tará. Bueno, sal­vo uno: el género eróti­co. Y es por ello, entre otras cosas, por lo que ni he leí­do ni pien­so leer los libros de «Cin­cuen­ta som­bras de Grey».

Cincuenta sombras de Grey

Si estás leyen­do estas líneas y no me cono­ces de nada es posi­ble que piens­es que digo esto porque no me gus­ta o porque me da reparo leer sobre sexo. Entien­do que quienes me conocéis un mín­i­mo no se os pasará por la cabeza seme­jante cosa. Aclaro que no tiene nada que ver: el sexo no me impor­ta, para nada; de hecho leo muchísi­ma nov­ela negra, donde el sexo es un recur­so bas­tante típi­co, pero no es el recur­so prin­ci­pal. Me gus­ta leer nov­e­las donde pasen cosas, y en algu­nas partes, a veces, haya sexo, como suele pasar en la vida a no ser que nos dedique­mos al mun­do del porno; no me gus­ta leer nov­e­las de sexo en las que, entre pol­vo y pol­vo, a veces pasan otras cosas. La úni­ca excep­ción a esta regla per­son­al se la tiene gana­da la colec­ción Can­ción de hielo y fuego de George R. R. Mar­tin, que aunque lo parez­ca y pese a las vio­la­ciones y for­ni­ca­ciones a dis­cre­ción, no es una nov­ela eróti­ca.

Entien­do que hay gus­tos de todo tipo, y por eso mis­mo hay libros de todo tipo para sat­is­fac­er las necesi­dades —ínti­mas o no— de cada lec­tor, pero yo no pien­so perder mi tiem­po en leer lo que para mí es porno lit­er­ario. Como dijo Schopen­hauer y coin­ci­do: «La vida es demasi­a­do cor­ta para leer mal­os libros». Y, para mí, éstos lo son.

Es pre­ciso mati­zar que hago una gran difer­en­cia entre los géneros román­ti­co y eróti­co, aunque en muchas libr­erías ambos géneros ocu­pen una mis­ma bal­da. El roman­ti­cis­mo está bien, me gus­ta; es cier­to que no es uno de los géneros que más leo, pero ten­go inclu­so reseña­dos libros de género román­ti­co que me han gus­ta­do muchísi­mo; y pien­so que pasa lo mis­mo que comenta­ba antes: en este tipo de libros, entre unas cosas y otras puede que haya sexo, lo cual no es malo, siem­pre y cuan­do sucedan más cosas. En este género le dan más impor­tan­cia a las rela­ciones per­son­ales basadas en la emo­ción y los sen­timien­tos que en el sexo por el sexo sin sen­ti­do aparente. Y esto últi­mo es lo que encuen­tro fuera de lugar, tan­to en lit­er­atu­ra como en cualquier medio audio­vi­su­al.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

4 comentarios

  1. Dis­cre­po, pero no te pon­gas cas­co, que ven­go en son de paz XD

    Me gus­ta leer lit­er­atu­ra eróti­ca. No es lo que leo prin­ci­pal­mente, ni siquiera con demasi­a­da fre­cuen­cia, pero me gus­ta cuan­do me encuen­tro algún libro del género que merece la pena (cosa que, todo sea dicho, no ocurre a menudo). Y me gus­ta mucho la lit­er­atu­ra román­ti­ca-eróti­ca históri­ca. Durante una época de mi vida me dediqué a escribir relatos eróti­cos y la nov­ela del NaNoW­riMo del año pasa­do era una nov­ela román­ti­ca-eróti­ca. Para que las cosas que­den claras, lo digo.

    No me he encon­tra­do ningún libro eróti­co que diga: “obra­ca maes­tra de la lit­er­atu­ra”, pero alguno puede estar cer­ca, aunque…¿qué defin­i­mos como eróti­co? Es que la lit­er­atu­ra eróti­ca no es lo mis­mo que el porno lit­er­ario, igual que el cine eróti­co no es lo mis­mo que el porno. Una cosa es una his­to­ria donde el sexo tiene un com­po­nente impor­tante y que pre­tende exci­tar al lec­tor y otra es una his­to­ria en la que las esce­nas sex­u­ales están conec­tadas entre sí por líneas de rel­leno en plan: Hola, soy el fontanero. ¿Se me entiende? xD

    His­to­ria de O es una nov­ela man­i­fi­es­ta­mente eróti­ca, y me gustó mucho, e inclu­so me dio mucho que pen­sar. Las nov­e­las de Sade… bueno, ¿entrarían en género eróti­co? Creo que pre­tendían escan­dalizar, tan­to en su parte eróti­ca como en su parte filosó­fi­ca, pero bueno, hay sexo explic­itísi­mo (y vio­len­cia y demás, tam­bién) y tam­bién me pare­cen grandes libros. Y luego hay, tam­bién, “libros ham­bur­gue­sa” den­tro del género eróti­co, que no son grandes obras de la lit­er­atu­ra, pero que te entre­tienen y te hacen pasar un buen rato. Y a mí me gus­tan.

    ¿El prob­le­ma? Pues el prob­le­ma es que en este género, espe­cial­mente des­de las dichosas som­bras de Grey, se están pub­li­can­do libros eróti­cos como chur­ros que más que eróti­cos son antieróti­cos. Ni a porno lit­er­ario lle­gan. No sé, yo sí he leí­do dos de los tres libros de la saga de Grey y me pare­cen bas­tante antieróti­cos. Per­fec­tos para matar la líbido. De hecho, y esto es una opinión per­son­al mía y no quiero que nadie se ofen­da, creo que una per­sona con una vida sex­u­al sat­is­fac­to­ria lo ten­dría difí­cil para exci­tarse con esos libros, porque madre mía… Bueno, que yo huyo de todo lo que me recuerde mín­i­ma­mente a esa saga.

    En fin, que cier­tas obras del género me gus­tan, pero lo cier­to es que tam­bién hay mucha paja.

    Y en requetefin: que fal­taría más, que puedes leer lo que te guste, y puede gus­tarte lo que tú con­sid­eres 😛 Solo quería romper una lan­za a favor del género. 🙂

    responder
    • Pues gra­cias por los títu­los que comen­tas, Bet­tie. Recomendán­do­los tú les daré una opor­tu­nidad. No me gus­ta ten­er géneros con los que no sea afín, al igual que con la músi­ca; siem­pre me han gus­ta­do algu­nas can­ciones inde­pen­di­en­te­mente de su esti­lo, y con los libros igual, pero tam­bién pien­so que Cin­cuen­ta som­bras de Grey ha hecho demasi­a­do daño al género; tan­to que ni me planteo leer nada así. Y por supuesto, no leeré ningún «spin-off» de estos libros, por como son, y porque como estén escritos igual que algunos frag­men­tos que he leí­do sobre estos libros, vaya tela… Si por cada vez que se frunce el ceño en el libro bebiera un chupi­to acabaría con tal cogorza que ni me ten­dría en pie. xD

      responder
      • No olvides lo de pon­er los ojos en blan­co xDDD ¡CHUPITO! ¡Y ojo! No son recomen­da­ciones, porque son libros FUERTES. no creo que sean para todos los públi­cos. His­to­ria de O es bas­tante fuerte, un libro clave del BDSM, aunque no está escrito con lengua­je soez. Y los libros del Mar­qués de Sade no son aptos para sen­si­bles. Para nada. Pero son ejem­p­los de libros donde el sexo es explic­itísi­mo que son algo más que porno lit­er­ario, o eso creo yo xD Yo, de todas man­eras, sigo bus­can­do libros con una his­to­ria agrad­able y ero­tismo bien plas­ma­do. Si encuen­tro alguno, ya te con­taré. (Me gus­ta mucho, por ejem­p­lo, Naci­do en peca­do, de Kin­ley Mac­Gre­gor, o Dueño del deseo, de la mis­ma auto­ra. Eso sí, son “libros ham­bur­gue­sa”, nada de grandes obras lit­er­arias xD)

        responder
        • A ver qué tal. No leí nada de BDSM, pero sí leí por ejem­p­lo «La con­de­sa san­gri­en­ta», de Ale­jan­dra Pizarnik, en el que la seño­ra no parecía ten­er todos los fusibles en buen esta­do y hacía todo tipo de tor­turas atro­ces, por supuesto forzadas; algu­nas de ellas rela­cionadas con el sexo, y en la prác­ti­ca total­i­dad acaba­ban con gente muer­ta… y no de plac­er. 😛 No creo aún así que vaya a ser un género de entre mis favoritos, pero me gus­taría des­cubrir que entre tan­to estereotipo de mul­ti­mil­lonario deprava­do y machista, y niña estúp­i­da que se deja humil­lar por con­seguir al «hom­bre de sus sueños», hay algu­na his­to­ria decente.

          responder

Responder a Javi Cancelar respuesta