g Feedly

Nueva página en Facebook

17-I-2016

Como sabréis, has­ta aho­ra, en un alarde de orig­i­nal­i­dad, este blog no tenía nom­bre pro­pio y se llam­a­ba como yo, la per­sona que escribe en él. Cuan­do en la parte infe­ri­or del blog añadí las redes sociales por donde estoy pre­sente, o al menos las que más sue­lo uti­lizar —porque a mí me gus­ta pro­bar todas— pen­sé en crear­le una pági­na y sep­a­rar los con­tenidos del blog de los de mi propia cuen­ta de Face­book, por aque­l­lo de no dar la tabar­ra más de la cuen­ta a quienes les impor­tara un pimien­to que en mis ratos libres me pase por aquí a jun­tar letras.

¿Pero qué hac­er? ¿Crear una pági­na con mi nom­bre —el nom­bre del blog a la vez—? Me son­a­ba raro y pre­sun­tu­oso crear una pági­na «para mí», aunque en real­i­dad no lo fuera; como si yo fuera alguien que se cree más impor­tante de lo que es y pien­sa que puede haber a quien le dé por dar me gus­ta a una pági­na con mi nom­bre. No diréis, todo eso pasó por mi cabeza en cuestión de segun­dos, has­ta que rechacé la idea y sim­ple­mente añadí un enlace a mi per­fil per­son­al de Face­book. Y has­ta hoy así quedó.

Y digo has­ta hoy porque leí un artícu­lo de Bet­tie, en Cuader­no de retales, que me hizo pen­sar: no ten­go una pági­na en Face­book porque este blog tiene mi nom­bre y no me gus­ta… ¿por qué no cam­biar­le el nom­bre? Y aquí está: Entre píx­e­les y pági­nas. Creo que es un nom­bre que le viene de mar­avil­la: los dos temas prin­ci­pales de este blog son artícu­los rela­ciona­dos con la lit­er­atu­ra —pági­nas— y tuto­ri­ales en su may­or medi­da rela­ciona­dos con el dis­eño web, aunque algunos de ellos se aprox­i­men más a la infor­máti­ca y mane­jo de sis­temas oper­a­tivos, etc —píx­e­les—; además, con lo de los píx­e­les tam­bién hago alusión indi­rec­ta a la lec­tura de libros en dig­i­tal, lo que tam­bién hago prác­ti­ca­mente cada día. Así que me parece un buen nom­bre; y de entre todos los que se me ocur­rieron, sin duda, el mejor.

Mi inten­ción con la pági­na de Face­book es, como me planteé en su día, desviar de mi per­fil de Face­book a esta pági­na todos los temas lit­er­ar­ios y artícu­los que vaya escri­bi­en­do. Tam­bién apor­taré con­tenido extra —enlaces que has­ta aho­ra com­partía en mi per­fil— y que en real­i­dad los com­partía más por ten­er relación con las afi­ciones que com­par­to por aquí que por ten­er relación con mi per­sona. Y así, de paso, dejar de dar la tabar­ra a quienes no quieren leer cada artícu­lo que escri­bo; que los hay, lo sé.

Si sois seguidores habit­uales o sim­ple­mente os gus­ta lo que escri­bo y os apetece podéis dar­le a me gus­ta a esta nue­va pági­na: Entre píx­e­les y pági­nas; y si no, pues oye, qué se le va a hac­er.

¡Gra­cias por aguan­tarme!

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

2 comentarios

  1. Te ten­go ya ficha­do con la pági­na del blog, aunque yo soy más de seguir a mis blog­gers favoritos por Twit­ter (Face­book no me gus­ta, no lo uso casi xD) y, por supuesto, de ten­er fichadas sus entradas en feed­ly 😀

    ¡Un beso!

    responder
    • Sí, sin duda feed­ly es tam­bién para mí la mejor opción. A mí entre la marabun­ta de pági­nas que sigo en Face­book o Twit­ter se me pueden pasar cosas, pero estando en feed­ly es seguro que no se me escapa nada de los blogs o pági­nas que quiero seguir. Muchas gra­cias, Bet­tie. Un beso.

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!