g Feedly

Même: Qué llevo cuando salgo de casa

24-V-2007

Aunque ésto ya tiene un poco (o bas­tante) de tiem­po, yo todavía no lo había hecho. He vis­to que InKiLi­No ha dicho que lo envía a todos los que estén en su lista de enlaces, y como soy uno de los (¿tan­tos?) afor­tu­na­dos allí vamos con este même, que dicho sea de paso, no es espe­cial­mente largo ni difí­cil. Se están per­di­en­do las tradi­ciones… Pero bueno, me gus­ta porque así podréis cono­cerme un poco más. :)

Nor­mal­mente, a no ser que sea para algo cor­to que me car­go los bol­sil­los de cosas, siem­pre sue­lo pon­erme un bol­si­to de esos mega-fash­ion que se lle­van tipo ban­dol­era. Ni son muy grandes los que ten­go, ni nada, pero son real­mente útiles. :)

Depende de dónde vaya a ir, y qué ten­ga que llenar, car­go más o menos, pero estas cosas no sue­len fal­tarme nun­ca den­tro de mi bol­sa.

  • El telé­fono móvil
  • La PDA
  • La cartera con la doc­u­mentación (dinero… poco, poco…)
  • Llaves de casa
  • iPod
  • Spray anti-vio­ladores pañue­los de papel
  • After bite
  • Si se acer­ca el sol y el calor, pro­tec­ción solar del 100% (es lo que ten­emos los rubios y blan­cos de piel)
  • Una libre­ta pequeña
  • Un bolí­grafo
  • La cámara com­pacta (por si aca­so…)
  • ¡El portátil? ésto no sue­lo lle­var­lo mucho, pero a veces tam­bién viene con­mi­go…
  • Si voy a coger la moto, o el coche, sus respec­ti­vas llaves y el man­do de abrir la puer­ta del gara­je

Creo que no se me olvi­da nada… y no son pocas cosas ^^ No se lo pasaré a nadie, aparte de que nun­ca solía hac­er­lo (ya al final), sé que todo el mun­do, o la may­oría, han hecho este même ya, así que…

P.D: Jaime, todavía sal­go con mi direc­ción vie­ja en tu ilus­tre grupo de enlaza­dos :P

Bue­nas y llu­viosas noches… ¿refres­cará mañana? ojalá…

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

3 comentarios

  1. Aho­ra te cam­bio la URL del blog Javi 😉

    responder
  2. Wizz si te veo por la calle recuer­dame que te de el palo joio… que todaí­a me debes el iPod.

    responder
  3. ¿Pero tú no querías uno nue­vo? ¡El mío es de los viejos! jaja­ja

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!