g Feedly

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”

2-XII-2009

Ante la inclusión en el Anteproyec­to de Ley de Economía sostenible de mod­i­fi­ca­ciones leg­isla­ti­vas que afectan al libre ejer­ci­cio de las lib­er­tades de expre­sión, infor­ma­ción y el dere­cho de acce­so a la cul­tura a través de Inter­net, los peri­odis­tas, blog­gers, usuar­ios, pro­fe­sion­ales y creadores de Inter­net man­i­fes­ta­mos nues­tra firme oposi­ción al proyec­to, y declar­amos que…

  1. Los dere­chos de autor no pueden situ­arse por enci­ma de los dere­chos fun­da­men­tales de los ciu­dadanos, como el dere­cho a la pri­vaci­dad, a la seguri­dad, a la pre­sun­ción de inocen­cia, a la tutela judi­cial efec­ti­va y a la lib­er­tad de expre­sión.
  2. La sus­pen­sión de dere­chos fun­da­men­tales es y debe seguir sien­do com­pe­ten­cia exclu­si­va del poder judi­cial. Ni un cierre sin sen­ten­cia. Este anteproyec­to, en con­tra de lo estable­ci­do en el artícu­lo 20.5 de la Con­sti­tu­ción, pone en manos de un órgano no judi­cial -un organ­is­mo depen­di­ente del min­is­te­rio de Cul­tura-, la potes­tad de impedir a los ciu­dadanos españoles el acce­so a cualquier pági­na web.
  3. La nue­va leg­is­lación creará inse­guri­dad jurídi­ca en todo el sec­tor tec­nológi­co español, per­ju­di­can­do uno de los pocos cam­pos de desar­rol­lo y futuro de nues­tra economía, entor­pecien­do la creación de empre­sas, intro­ducien­do tra­bas a la libre com­pe­ten­cia y ralen­ti­zan­do su proyec­ción inter­na­cional.
  4. La nue­va leg­is­lación prop­ues­ta ame­naza a los nuevos creadores y entor­pece la creación cul­tur­al. Con Inter­net y los suce­sivos avances tec­nológi­cos se ha democ­ra­ti­za­do extra­or­di­nar­i­a­mente la creación y emisión de con­tenidos de todo tipo, que ya no provienen preva­len­te­mente de las indus­trias cul­tur­ales tradi­cionales, sino de mul­ti­tud de fuentes difer­entes.
  5. Los autores, como todos los tra­ba­jadores, tienen dere­cho a vivir de su tra­ba­jo con nuevas ideas cre­ati­vas, mod­e­los de nego­cio y activi­dades aso­ci­adas a sus crea­ciones. Inten­tar sosten­er con cam­bios leg­isla­tivos a una indus­tria obso­le­ta que no sabe adap­tarse a este nue­vo entorno no es ni jus­to ni real­ista. Si su mod­e­lo de nego­cio se basa­ba en el con­trol de las copias de las obras y en Inter­net no es posi­ble sin vul­ner­ar dere­chos fun­da­men­tales, deberían bus­car otro mod­e­lo.
  6. Con­sid­er­amos que las indus­trias cul­tur­ales nece­si­tan para sobre­vivir alter­na­ti­vas mod­er­nas, efi­caces, creíbles y ase­quibles y que se ade­cuen a los nuevos usos sociales, en lugar de lim­ita­ciones tan despro­por­cionadas como inefi­caces para el fin que dicen perseguir.
  7. Inter­net debe fun­cionar de for­ma libre y sin inter­fer­en­cias políti­cas aus­pi­ci­adas por sec­tores que pre­tenden per­pet­u­ar obso­le­tos mod­e­los de nego­cio e imposi­bil­i­tar que el saber humano siga sien­do libre.
  8. Exigi­mos que el Gob­ier­no garan­tice por ley la neu­tral­i­dad de la Red en España, ante cualquier pre­sión que pue­da pro­ducirse, como mar­co para el desar­rol­lo de una economía sostenible y real­ista de cara al futuro.
  9. Pro­ponemos una ver­dadera refor­ma del dere­cho de propiedad int­elec­tu­al ori­en­ta­da a su fin: devolver a la sociedad el conocimien­to, pro­mover el dominio públi­co y lim­i­tar los abu­sos de las enti­dades gestoras.
  10. En democ­ra­cia las leyes y sus mod­i­fi­ca­ciones deben apro­barse tras el opor­tuno debate públi­co y habi­en­do con­sul­ta­do pre­vi­a­mente a todas las partes impli­cadas. No es de reci­bo que se real­i­cen cam­bios leg­isla­tivos que afectan a dere­chos fun­da­men­tales en una ley no orgáni­ca y que ver­sa sobre otra mate­ria

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

1 comentario

  1. […] tiem­po atrás… todo esto viene por la Ley que se aca­ba de apro­bar. Más acer­ca de esto: el man­i­fiesto “en defen­sa de los dere­chos fun­da­men­tales en Inter­net” ¡Qué cara más dura tienen, oiga! Quizá tam­bién te interese:Manifiesto “En defen­sa de los […]

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!