g Feedly

Libros leídos durante 2014

7-I-2015

Este año fal­lé con mi obje­ti­vo de lec­tura. Y fal­lé mucho, no es que no lo cumpli­era por poco; el obje­ti­vo iba a ser leer más que nun­ca y, en cam­bio, leí menos que nun­ca. En el repa­so de los libros leí­dos durante 2013 me mar­qué como obje­ti­vo leer 40 libros en 2014; la real­i­dad ha sido bas­tante más dura y sólo leí 18. Empecé muy bien, pero prob­le­mas ines­per­a­dos en lo deporti­vo me dejaron bas­tante toca­do y sin ganas de mucho… incluyen­do en ello la lec­tura. Así que hay un parón impor­tante durante el año por ese moti­vo, que se inter­rumpe a final de año por un inten­to de apretón cuan­do ya era total­mente imposi­ble lograr el obje­ti­vo, y de nue­vo paré… Voy con la lista de lec­turas; la may­oría tienen un enlace a su cor­re­spon­di­ente reseña.

  1. Un día en Hor­ror­lan­dia, de R. L. Stine.
  2. El gran Gats­by, de Fran­cis Scott Fitzger­ald.
  3. Los espan­tapá­jaros andan a medi­anoche, de R. L. Stine.
  4. La ladrona de libros, de Markus Zusak.
  5. El curioso caso de Ben­jamin But­ton, de F. Scott Fitzger­ald.
  6. Peli­gro en las pro­fun­di­dades, de R. L. Stine.
  7. El hom­bre invis­i­ble, de H. G. Wells.
  8. La casa de la muerte, de R. L. Stine.
  9. Bajo la mis­ma estrel­la, de John Green.
  10. The Wal­king Dead #20, de Robert Kirk­man.
  11. ¿Sueñan los androides con ove­jas eléc­tri­c­as?, de Philip K. Dick.
  12. Ciu­dad de hue­so, de Cas­san­dra Clare.
  13. ¡No bajes al sótano!, de R. L. Stine.
  14. Flo­res para Alger­non, de Daniel Keyes.
  15. Diver­gente, de Veron­i­ca Roth.
  16. La aven­tu­ra de cor­rer descal­zo, de Emilio Sáez Soro.
  17. Edén inter­rumpi­do, de Car­los Sisí.
  18. Cole­gio Z: Ala este, de Igna­cio Mal­lén.
2014
60%

Y has­ta aquí. Podría haber sido más, seguro; podría haber sido mejor, tam­bién. Pero como en todo, las rachas de lec­tura tam­bién van por eta­pas y unas veces se lee más y otras se lee menos. Para 2015 el obje­ti­vo es leer 30 libros mín­i­mo; es el mis­mo número de libros que leí en 2012 y en 2013. Con el obje­ti­vo de super­ar­lo, si se puede, pero sin obse­sion­arme con ello. Espero que este año sea más estable aními­ca­mente, que no ten­ga demasi­a­dos bach­es en el camino, o al menos que si los hay no me afecten tan­to como para dejar de lado otras cosas, como la lec­tura, que me gus­ta man­ten­er en el tiem­po.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

4 comentarios

  1. A mi me pasó algo pare­ci­do. Entre el hostión que me pegué que me car­gué el eRead­er y lo de mi padre… pocas ganas me quedaron para leer.

    Seguro que este año nos va mejor.

    responder
    • ¡Seguro que sí, Alex! Y tú con tu nue­vo Kin­dle aún leerás más, ya verás.

      responder
      • Recomen­dación!!!!!
        Si no lo has leí­do échale un vis­ta­zo a la trilogía “Naci­dos de la Bru­ma”. Es cojonu­da.

        responder
  2. […] 30 libros, como en 2012 y 2013; y llegué a leer 40, que en real­i­dad fue el fal­li­do obje­ti­vo de 2014, año en el que no es que no ley­era más que en años ante­ri­ores sino que un cúmu­lo de […]

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!