g Feedly

#LeySinde, parte II

22-XII-2010

La ima­gen que encabeza estas líneas creo que lo dice todo. Podría haber aña­di­do otras como jus­ti­cia o democ­ra­cia, pero opté por esa. Tras el artícu­lo de ayer donde explic­a­ba qué era la #LeySinde y por qué no debería apro­barse de ningún modo, esperan­do a que hubier­an mejores noti­cias pos­puse más líneas has­ta hoy. Al fin, después de estar todo el día pen­di­ente, tan­to yo como los demás españoles ya ten­emos una respues­ta en firme (al menos por aho­ra) a este despropósi­to: la Dis­posi­ción Final Segun­da de la Ley de Economía Sostenible ha sido RECHAZADA: 18 votos en con­tra; 20 votos a favor y una abs­ten­ción. Para enten­der­nos: sólo el PSOE ha vota­do a favor.

La acti­tud del PSOE en todo momen­to ha sido ridícu­la, querían ganar votos de cualquier for­ma. Habrán hecho chan­ta­jes, sobor­nos, todo lo que haya esta­do en su mano. Pero al final el sen­ti­do común se ha sobre­puesto a todas las arti­mañas de este Gob­ier­no del cual cada día que pasa sien­to más vergüen­za. Estu­vi­mos toda la mañana pen­di­entes de estos vagos. Acor­daron que la votación se realizaría a las 14:00. De las 14:00 pasaron a las 14:30. De las 14:30 a las 15:00. De las 15:00 ráp­i­da­mente a las 15:15. Y como vieron que no era sufi­ciente, de las 15:15 a las 15:30. Vis­to lo vis­to, el PSOE no con­seguía de ningún modo los votos que nece­sita­ba para que su #LeySinde saliera vic­to­riosa, así que deci­dieron pospon­er­lo todo para cuan­do ter­mi­nara el Pleno que jus­ta­mente el mis­mo día iba a ten­er lugar, en resumen, las 21:00.

Durante todo ese tiem­po ha sido un sin­fín de rumores, de comu­ni­ca­dos, de sospe­chas, de temores… Has­ta que, quién sabe por qué o a causa de qué, pocos min­u­tos antes de que se retomara la sesión, Europa Press ha difun­di­do el rumor de que el PSOE había com­pra­do los votos del PNV. Gra­cias a Dios, una de las per­sonas que había twit­te­an­do el acto (gra­cias @MirenM), ha des­men­ti­do el rumor ráp­i­da­mente indi­can­do que le habían dicho de primera mano tan­to CiU como el PNV que por más que se retrasara el resul­ta­do iba a ser el mis­mo: iban a opon­erse.

Así pues, hoy podemos estar orgul­losos de que la man­i­festación del pueblo ha sur­tido efec­to. Que como dirían, el pueblo unido jamás será ven­ci­do. Que pese a quien le pese, este Gob­ier­no debería dim­i­tir e irse por donde se fue; si no, en todo caso y sobre todo, Ánge­les González-Sinde debería decir adiós dada la pési­ma gestión que ha hecho. Y aho­ra toca estar aler­ta, porque seguro que si no de esta for­ma, de otra, el PSOE inten­tará clavárnosla por algún lado.

Quién me iba a decir a mí que la democ­ra­cia en España iba a depen­der de tres par­tidos políti­cos inde­pen­den­tis­tas…

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

2 comentarios

  1. La ver­dad que aparte del artícu­lo en el que crit­i­cas un poco al PNV (Par­tido Nacional­ista Vas­co) lo cual no me gus­ta nada, ten­go que decir que el nue­vo dis­eño me entu­si­as­ma, muy min­i­mal­ista y sim­ple en resum­i­das cuen­tas: un Mac 🙂

    A ver si hablam­os más nano, que me tienes aban­don­a­do.

    Un salu­do del Vas­co, Gora Cross

    responder
  2. Yo no cri­tiqué al PNV en ningún momen­to, mis críti­cas han ido todas direc­ta­mente al PSOE y, en espe­cial, a Ánge­les González-Sinde. Hablé del posi­ble pacto entre par­tidos para que saliera ade­lante la ley, y hablé de la fil­tración de Europa Press, que en su momen­to no me gustó nada, pero vien­do que ni aun con esas los del PSOE con­sigu­ieron salirse con la suya, ni cuen­ta. Si te fijas, en la últi­ma línea has­ta alabo al PNV, CiU y CC, la cor­du­ra en este país ha depen­di­do de tres par­tidos que quieren la inde­pen­den­cia. Es para estar agrade­ci­dos, haya sido cual haya sido el moti­vo.

    En cuan­to a la plan­til­la, a mí tam­bién me encan­ta. Mira que siem­pre he tenido dis­eños min­i­mal­is­tas, pero este se lle­va la pal­ma. xD

    Y coño, el que estás desa­pare­ci­do eres tú. ¬¬

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!