g Feedly

Reseña: La tumba maldita, de Christian Jacq

29-XII-2015

La tumba maldita, de Christian Jacq

La tum­ba maldita, de

Pági­nas: 272 ISBN: 9788408145837

Com­prar: papel ebook Edi­to­r­i­al: ficha del libro

Sinopsis

La Vasi­ja de Osiris, el may­or de los tesoros del Antiguo Egip­to, y que guar­da el secre­to de la vida y de la muerte, ha desa­pare­ci­do. Set­na, el hijo pequeño de Ram­sés, un mago capaz de luchar con­tra las fuerzas del Mal, será el encar­ga­do de recu­per­ar­la. En la que será la mis­ión más impor­tante de su vida, deberá pon­er todos sus esfuer­zos para preser­var el Reino de la Luz y evi­tar que el Reino de la Oscuri­dad se haga con las rien­das del poder. ¿Quién se esconde detrás del robo? ¿Quién quiere acabar con la vida del faraón y de todo el Impe­rio Egip­cio?

Opinión

Se tra­ta del primer libro de una tetralogía que dio comien­zo a finales de 2014 en Fran­cia, pero que no ha sido has­ta octubre de 2015 cuan­do, gra­cias a la edi­to­r­i­al Plan­e­ta, hemos podi­do dis­fru­tar de este primer vol­u­men en España tra­duci­do al español. Es un primer libro, bas­tante intro­duc­to­rio, de lo que será la colec­ción com­ple­ta.

Chris­t­ian Jacq, dados sus bas­tos conocimien­tos sobre la cul­tura del Antiguo Egip­to, se sirve de una mez­cla entre his­to­ria real: dán­donos a cono­cer per­sonas reales de aque­l­la época, cos­tum­bres, ciu­dades y obje­tos; y aven­tu­ra históri­ca: deducien­do de los antigu­os graba­dos egip­cios qué se daba a enten­der que pudo suced­er, y añadién­dole las opor­tu­nas mod­i­fi­ca­ciones lit­er­arias para con­seguir una lec­tura más intere­sante.

Un ejem­p­lo claro de his­to­ria en esta nov­ela lo ten­emos encar­na­do en el príncipe Jae­muaset (Set­na): cuar­to hijo del faraón Ram­sés II con la reina Isis la Bel­la; bási­ca­mente, el per­son­aje prin­ci­pal de esta tetralogía, y gra­cias a quien ire­mos des­cubrien­do cómo se desar­rol­la la his­to­ria.

Y otro ejem­p­lo, en este caso de la parte históri­ca, lo ten­emos en Sejet, otro de los per­son­ajes del libro. Éste es fic­ti­cio, pero cobra un papel fun­da­men­tal ya que el autor ha queri­do encar­nar en ella todas las lib­er­tades de las que pre­sumían las mujeres egip­cias durante el manda­to del faraón Ram­sés II, como por ejem­p­lo: lib­er­tad de ofi­cio, inclu­i­dos aque­l­los en las esferas más altas que se con­ce­bían en la época; lib­er­tad de elec­ción de mat­ri­mo­nio, sin que nadie pudiera obligar­le de ningún modo a casarse con alguien en con­tra de su vol­un­tad, así fuera el mis­mísi­mo faraón, y en caso de divor­cio ten­er dere­cho a una legí­ti­ma parte de los bienes, etc. Y todos éstos no son más que dere­chos que recien­te­mente, rel­a­ti­va­mente hablan­do se entiende, se han vis­to recu­per­a­dos pero que para nada eran nuevos en ellas sino injus­ta­mente reti­ra­dos por la estúp­i­da cos­tum­bre del ser humano en otor­gar­le el poder al más imbé­cil de los can­didatos posi­bles. Y en todo esto de los dere­chos de la mujer hace espe­cial hin­capié el señor Jacq, así que creo con­ve­niente dar­le la impor­tan­cia que merece en esta reseña.

El jar­rón sel­l­a­do de Osiris, el may­or de los tesoros del Antiguo Egip­to, que con­tiene el secre­to de la vida y de la muerte, ha desa­pare­ci­do. Al enter­arse el faraón, y temién­dose que aunque fuera crea­do para procu­rar el bien si cae en malas manos podría ser una her­ramien­ta mor­tal, encar­ga a su pri­mogéni­to ten­er a todo el ejérci­to en guardia y prepara­do para una guer­ra que puede ser inmi­nente, y a un reduci­do grupo de hom­bres la inves­ti­gación y local­ización de quien haya podi­do pro­fa­nar la tum­ba maldita, supues­ta­mente inex­pugnable, para robar el tesoro más pre­ci­a­do de la civ­i­lización. En prin­ci­pio Set­na no está des­ti­na­do a resolver este mis­te­rio; ale­ja­do de los lujos a los que tiene dere­cho, espe­cial­iza­do en pasar desapercibido allá donde va aun a cos­ta de no poseer cri­a­dos ni guardaes­pal­das, con un interés pro­fun­do en con­ver­tirse en un afama­do escri­ba y ale­jarse lo máx­i­mo posi­ble del ejérci­to y de su papel impor­tante que ten­dría en éste si lo quisiera, no parece en prin­ci­pio la per­sona ide­al para encar­gar­le esa mis­ión…

Pero acabare­mos por ver como gra­cias a sus conocimien­tos adquiri­dos a base de la lec­tura, de ten­er una bib­liote­ca reple­ta de papiros con todos los conocimien­tos adquiri­dos por el hom­bre has­ta ese momen­to, su pres­en­cia será fun­da­men­tal, pese a lo que todos cre­an, para encauzar la situación y des­cubrir quién fue el ladrón, dónde está, y cómo encon­trar y devolver al faraón, su padre, el jar­rón sel­l­a­do de Osiris.

Esta mez­cla entre fic­ción y no fic­ción lo con­vierten en un libro ide­al tan­to para quienes esper­an una his­to­ria de aven­turas en la que se ha de resolver un impor­tante mis­te­rio sin impor­tar quiénes son los per­son­ajes y su val­or históri­co, como para quienes quieren adquirir algunos conocimien­tos poco pro­fun­dos de la his­to­ria del Antiguo Egip­to durante el manda­to del faraón Ram­sés II mien­tras se divierten con una his­to­ria que, aunque de fic­ción, no deja de ser fru­to de lo que puede darse a enten­der en algunos graba­dos egip­cios.

Como nota respec­to a la edi­ción: al con­cluir algunos capí­tu­los acom­pañan unas ilus­tra­ciones en las que podemos obser­var los graba­dos a los que hago ref­er­en­cia jun­to con una descrip­ción de lo que puede verse en cada uno de ellos para poder com­pren­der­los mejor; y al final del libro hay una lista indi­can­do de dónde han sido extraí­dos cada uno de ellos para que el lec­tor curioso pue­da saciar sus necesi­dades inves­ti­ga­to­rias amplian­do infor­ma­ción al respec­to.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

Anímate, ¡deja un comentario!