g Feedly

Fallas 2013

20-III-2013

Día 20 de mar­zo de 2013. Las Fal­las han ter­mi­na­do. Como con­s­ta en la ley de grav­itación uni­ver­sal de New­ton: todo lo que sube tiene que bajar. Subieron como enormes mon­u­men­tos de cartón piedra y madera, crea­d­os para el deleite de lugareños y forá­neos; bajaron pas­to de las lla­mas, con­sum­i­dos, con­ver­tidos final­mente en cenizas, entre lágri­mas de algunos incom­pren­di­das por la gran may­oría.

Este año no he dis­fru­ta­do de las fal­las. Si es que se le puede lla­mar dis­fru­tar a ver algu­nas cosas des­de la lejanía y fri­al­dad a la que nos tiene acos­tum­bra­dos la tele­visión. Y más si la retrans­misión corre a cuen­ta de nue­stros ama­dos pro­fe­sion­ales de RTVV, aunque eso lo comen­taré otro día.

Unas sem­anas antes de que comen­zara el mes de mar­zo y con él la primera mas­cle­tà pen­sé en no ver nada de Fal­las este año. Me recuer­da a una época pasa­da en la que dis­fruté de esta fies­ta, y que prob­a­ble­mente no vuel­va jamás. Me encan­ta la fies­ta, la pólvo­ra, el fuego, las ban­das de músi­ca, los pasacalles, la ofren­da… pero des­de la dis­tan­cia sólo me apor­ta tris­teza y año­ran­za.

No obstante vi la primera mas­cle­tà, la segun­da y la ter­cera; tenía espe­cial interés en ésta últi­ma ya que como cada año el primer domin­go de mar­zo le toca dis­parar a la pirotec­nia Gori de Mis­la­ta. Tam­bién guar­do buenos recuer­dos de él y de su famil­ia. Y de su saber hac­er en cues­tiones pirotéc­ni­cas. Además con ésta decía adiós a su larga trayec­to­ria en dis­parar mas­cle­taes de for­ma tradi­cional, man­u­al, sin tec­nología de ningún tipo. Es una cita ine­ludi­ble en el cal­en­dario de todo hijo de Mis­la­ta.

Sobre asun­tos pirotéc­ni­cos, y sal­vo las citadas mas­cle­taes que vi por tele­visión, otra cosa que me encan­tó fue la ini­cia­ti­va que plas­mo en for­ma de vídeo sobre este pár­rafo. Y es que sí, es cier­to: una mas­cle­tà no es rui­do y un día alguien tenía que demostrar­lo. Ochen­ta per­cu­sion­istas a las órdenes de Joan Cerveró, Vicente Caballer y Vicente Sabater dieron for­ma, par­ti­tu­ra y melodía a una sin­fonía en clave de pólvo­ra que demues­tra como tras encen­der­se la mecha en la Plaza del Ayun­tamien­to no se asiste a una suce­sión de fuertes rui­dos, sino a un espec­tácu­lo de luz, col­or y com­pás dig­no de ala­ban­za.

Retoman­do el tema de la tele­visión: sólo vi los tres primeros días de mas­cle­tà, aparte de los motivos ya cita­dos, sobre todo por las malas artes de RTVV. Que nos dejó sin poder dis­fru­tar en direc­to de la mas­cle­tà durante toda una sem­ana. Recordé la clase de gen­tuza que son y el ata­jo de incom­pe­tentes que tienen en plan­til­la. Así que volví a mi decisión y no vi nada más sobre las Fal­las.

Poco más que añadir. Siem­pre lle­varé den­tro esta fies­ta, pero mien­tras no pue­da dis­fru­tar de ella como es debido sólo me crea nos­tal­gia y pena, año tras año. Y no quiero que éste sea el recuer­do que per­manece den­tro de mí de la mejor fies­ta del mun­do. Ya ven­drán tiem­pos mejores.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

Anímate, ¡deja un comentario!