g Feedly

Reseña: El resplandor, de Stephen King

7-III-2016

El resplandor, de Stephen King

El res­p­lan­dor, de

Pági­nas: 688 ISBN: 9788490328729

Com­prar: papel ebook Edi­to­r­i­al: DeBol­sil­lo ficha del libro

Sinopsis

REDRUM. Esa es la pal­abra que Dan­ny había vis­to en el espe­jo. Y, aunque no sabía leer, entendió que era un men­saje de hor­ror. Dan­ny tenía cin­co años, y a esa edad poco niños saben que los espe­jos invierten las imá­genes y menos aún saben difer­en­ciar entre real­i­dad y fan­tasía. Pero Dan­ny tenía prue­bas de que sus fan­tasías rela­cionadas con el res­p­lan­dor del espe­jo acabarían cumplién­dose: REDRUMMURDER, asesina­to. Pero su padre nece­sita­ba aquel tra­ba­jo en el hotel. Dan­ny sabía que su madre pens­a­ba en el divor­cio y que su padre se obse­sion­a­ba con algo muy malo, tan malo como la muerte y el sui­cidio. Sí, su padre nece­sita­ba acep­tar la prop­ues­ta de cuidar de aquel hotel de lujo de más de cien habita­ciones, ais­la­do por la nieve durante seis meses. Has­ta el deshielo iban a estar solos. ¿Solos?…

Opinión

Yo venía aquí a hablar sobre el libro sin hac­er ref­er­en­cia a la pelícu­la, pero me ha resul­ta­do imposi­ble. Así que ya puesto a hablar de la pelícu­la lo haré a lo grande y crearé un aparta­do de Libro frente a pelícu­la en esta reseña, porque hay tan­tos cam­bios en la pelícu­la respec­to al libro que no me extraña que Stephen King haya dicho en algu­na ocasión que es la úni­ca pelícu­la que odia de todas las que se han hecho basadas en sus libros. Yo no la odio, cuan­do la vi, en su momen­to, me pare­ció una bue­na pelícu­la, pero entien­do el odio de King hacia esta pelícu­la cuan­do casi lo úni­co que le faltó a Stan­ley Kubrick por cam­biar fue el nom­bre de los per­son­ajes.

El libro es una pequeña joyi­ta, muy ale­ja­do de todo lo que recien­te­mente está pub­li­can­do el señor King. Que no es malo, pero no es igual ni de lejos. Para mí lo mejor de este libro es la nar­ración de las esce­nas más tru­cu­len­tas; en la pelícu­la la ten­sión la gen­era de for­ma bril­lante la ban­da sono­ra, pero en el libro no sé explicar qué, si son las pal­abras escogi­das, la for­ma de con­tar­lo… Des­de que empezó a gus­tarme el género de ter­ror he leí­do bas­tante ter­ror, y muy fre­cuente­mente, por lo que sen­tir como el corazón se acel­era con un libro ya no es habit­u­al —por des­gra­cia, porque es una sen­sación mag­ní­fi­ca— y con éste, después de bas­tante tiem­po, he sen­ti­do cier­to estrés en estas esce­nas que comen­to y, sobre todo, en las vio­len­tas. Y vio­len­tas en letras mayús­cu­las, negri­tas y sub­rayadas. En la pelícu­la la vio­len­cia de Jack podría cat­a­log­a­rse per­ro ladrador, poco morde­dor, y me expli­co: es cier­to que los quiere matar a todos, y los per­sigue, y hace lo posi­ble por matar­los, pero en el libro a Wendy la invi­ta de for­ma agre­si­va a tomar su med­i­c­i­na, como él dice en el libro.

En cuan­to a REDRUM, que en ningún momen­to Dan­ny coge un pin­ta­l­abios para escribir­lo, en el libro, has­ta que a través de un refle­jo en un espe­jo Dan­ny entiende qué es, se jue­ga con las posi­bil­i­dades: red drum, un tam­bor rojo, lo que serían cosas infan­tiles de Dan­ny; después se bara­ja tam­bién la posi­bil­i­dad de que sea red rum, ron rojo, en ref­er­en­cia a los prob­le­mas de alco­holis­mo de Jack; y pos­te­ri­or­mente, cuan­do ya se sabe que es mur­der se jue­ga con red mur­der, muerte roja, en ref­er­en­cia a La más­cara de la muerte roja, el cuen­to de Poe

Como suele pasar en los libros de King, hay unas cuan­tas pági­nas en las que se cuen­tan cosas sin aparente relación con la his­to­ria, que per­fec­ta­mente podrían no estar, pero que quizá vién­do­lo en per­spec­ti­va y de for­ma glob­al ayu­dan a que la sen­sación final sea la que es y no otra. Y no estoy incluyen­do aquí el sin­fín de diál­o­gos que Jack mantiene con­si­go mis­mo o con sus fan­tas­mas, que es otra de las cosas en las que se difer­en­cia el libro de la pelícu­la, y que me han pare­ci­do bril­lantes. Cómo al final el poder del hotel con­sigue atra­par tan­to su mente que podemos percibir fácil­mente que hay dos Jack dis­tin­tos: el de la per­sona que era y el de la per­sona que el hotel ha deci­di­do que sea.

Características

El libro tiene una nar­ración omni­sciente con una his­to­ria lin­eal, aunque en oca­siones el autor se sirve de ret­ro­spec­ciones para dar a cono­cer el pasa­do de los per­son­ajes. Hacia el final del libro la his­to­ria deja de ser lin­eal y se alter­nan capí­tu­los donde se cuen­tan los hechos des­de las per­spec­ti­vas de los difer­entes per­son­ajes, yen­do hacia ade­lante o hacia atrás en el tiem­po según con­ven­ga. La car­ac­ter­i­zación físi­ca de los per­son­ajes es direc­ta ya que el nar­rador en difer­entes partes te hace un «retra­to» de ellos; la car­ac­ter­i­zación psi­cológ­i­ca es indi­rec­ta ya que la nar­ración no describe nada al respec­to y sólo podemos deducir­la medi­ante com­por­tamien­tos, pen­samien­tos o diál­o­gos. La local­ización prin­ci­pal es el fic­ti­cio hotel Over­look sito en las Mon­tañas Rocosas de Col­orado. El libro con­s­ta de 58 capí­tu­los, divi­di­dos en 5 partes.

Personajes

Jack Tor­rance. Empiezo por él porque es el per­son­aje más injus­ta­mente trata­do en la pelícu­la en mi opinión. Jack Nichol­son tiene cara de loco, y de psicó­pa­ta si mucho me apuras, y entien­do que al señor Kubrick le vino de per­las esto para con­ver­tir a Jack en un tío que no ha esta­do bien de la cabeza jamás. Pero King no es así como quiere que sea su per­son­aje, todos estos trastornos y sus pos­te­ri­ores acce­sos de mal genio, como los lla­ma Ull­man, son a causa de su adic­ción al alco­hol. Al prin­ci­pio, y sobre todo durante las múlti­ples ret­ro­spec­ciones, se puede ver a un Jack bueno, pre­ocu­pa­do por su famil­ia, tratan­do de que su incur­sión en el mun­do de la lit­er­atu­ra les per­mi­tiera una sol­ven­cia económi­ca gra­cias a sus fan­tás­ti­cas his­to­rias, etc. Quizá el error de este hom­bre, y lo que lo lle­va de nue­vo al la locu­ra, es el tra­ba­jo que acep­tó en el hotel, pese a la ret­i­cen­cia ini­cial de Dan­ny, pero que tam­poco insiste mucho porque sabe que es la úni­ca opor­tu­nidad para su padre de encon­trar tra­ba­jo. En el hotel, aunque no hay bebi­da, el poder del hotel se apodera de su mente hacién­dole creer que en efec­to está bebi­en­do de nue­vo y provo­can­do en él los mis­mos sín­tomas que tenía cuan­do bebía, por lo que se descon­tro­la y, en fin, pasa lo que pasa…

Dick Hal­lo­rann. Aunque no es un per­son­aje prin­ci­pal, este tío mola mucho. Pon­ga un Dick Hal­lo­rann en su vida. Es el primero que nos pre­sen­ta, de for­ma com­pren­si­ble y que podamos enten­der, cómo son y en qué con­sis­ten los poderes que tiene Dan­ny; es el primero que se pre­ocu­pa por esa ricu­ra de chiquil­lo, le cuen­ta que ese hotel no es el lugar idó­neo para alguien con su don, le expli­ca lo que él ha vis­to y lo que otros han vis­to, inclu­so gente que no esplende, y le dice que si en algún momen­to durante la tem­po­ra­da inver­nal le ocurre algo y lo nece­si­ta que lo llame hacien­do uso de ese esplen­dor que com­parten, aunque Dick en menor medi­da, y que hará lo posi­ble por lle­gar cuan­to antes. Y el tío cumple su pal­abra. Muy fan de este shine.

Wendy Tor­rance. La madre del pequeño, prob­a­ble­mente la per­sona que más lo quiera, pero con un ataque de celos per­petuo porque Dan­ny, pese a todo, demues­tra quer­er más a Jack que a ella. Y esto se recuer­da en prác­ti­ca­mente todo el libro. Es otro de los per­son­ajes per­ju­di­ca­dos por la pelícu­la: la mues­tran como una mujer débil, frágil, miedosa y aco­bar­da­da; y es cier­to que ya no es que sien­ta miedo, sino ter­ror en algunos casos, pero para nada es débil: se enfrenta al hotel y a Jack en múlti­ples oca­siones, inclu­so sabi­en­do que tiene todas las de perder en ambos casos, sólo por sal­varse a sí mis­ma y a su hijo. Es la que sale peor para­da por el acce­so de mal genio final de Jack, que después de que Jack ya no fuera con­sciente de sus actos la deja hecha un trapo a la pobre.

Dan­ny Tor­rance. En últi­mo lugar: la alma mater del libro. Me han encan­ta­do las esce­nas donde tan­to él como su esplen­dor son partícipes al cien por cien; por ejem­p­lo cuan­do King se vale de Dan­ny para crear un ambi­ente sobrecoge­dor, cuan­do tras la nar­ración de «algo malo» que esté hacien­do o pen­san­do Jack Wendy le pre­gun­ta a Dan­ny dónde está, qué pien­sa o qué hace su padre; y él, con la ingenuidad car­ac­terís­ti­ca de un niño, y sin enten­der real­mente lo que ve, cuen­ta las «cosas malas» de Jack. Nave­g­ar por el cere­bro inte­ri­or de Dan­ny tam­bién es un plus, en el que podemos des­cubrir esce­nar­ios para­le­los, como una real­i­dad para­lela en otro mun­do, donde suce­den cosas que tienen lugar en el pre­sente o en el futuro de la vida de Dan­ny. Y en la pelícu­la todo eso es cam­bi­a­do por un estúpi­do dedo índice que se mueve. ¡Bra­vo!

Pros y contras

El pro de los pros para mí es la ten­sión a la que te somete este libro. A veces ter­mina­ba de leer un capí­tu­lo estre­sa­do por lo que esta­ba leyen­do. En oca­siones sen­tía como si King nos quisiera some­ter a los lec­tores a una especie de juego en el que sabes que la his­to­ria de Jack ahí encer­ra­do tan­to tiem­po, com­ple­ta­mente vul­ner­a­ble ante el poder del hotel, acabará mal, pero no sabes ni cuán­do, ni cómo, ni qué pasará. King es muy imag­i­na­ti­vo a la hora de crear esce­nas imposi­bles dán­dole una per­spec­ti­va de verosimil­i­tud den­tro de lo inverosímil que es en muchas oca­siones la fic­ción que se uti­liza para recrear his­to­rias de ter­ror.

Un claro con­tra, para mí, es la sobre­do­sis de roqué, que se puede hac­er un pelín cansi­na. El roqué es un deporte vio­len­to, duro, de con­tac­to, agre­si­vo, que se jue­ga con mazos para gol­pear crá­neos pelotas de roqué, y que es el ance­s­tro del cro­quet. Vale, ya lo sabe­mos. Y otro con­tra de rega­lo: cuan­do tan­to los padres como el médi­co ponen en duda el don de Dan­ny, cuan­do él sabe en el momen­to lo que están pen­san­do todos, ¿por qué no se le ocur­rió a King que Dan­ny les dijera que pen­saran en algo y él les diría qué era? Es algo que pasó por mi mente en más de una ocasión.

Libro frente a película

No es mi inten­ción decir en esta sec­ción qué me ha gus­ta­do más, si libro o pelícu­la, porque creo que ambas obras son muy bue­nas por sí mis­mas. Lo que sí es jus­to recono­cer es que la pelícu­la no puede con­sid­er­arse basa­da en el libro; sien­do benévo­lo podría decir que está inspi­ra­da… pero así, como des­de lejos. Tiene tan­tas licen­cias que pese a tratar de enu­mer­ar­las prob­a­ble­mente has­ta me deje algu­na olvi­da­da. Un ade­lan­to: la may­oría de esce­nas que han pasa­do para la pos­teri­dad por la pelícu­la no exis­ten en el libro.

Con­sidero que esto no son spoil­ers, porque sólo estoy desta­can­do difer­en­cias entre libro y pelícu­la y real­mente son irrel­e­vantes en el tran­scur­so de la his­to­ria, pero si pese a ello no quieres oler un spoil­er ni de lejos deja de leer aquí.

Empiezo. Así, con un orden un tan­to aleato­rio, según vayan vinién­dome cosas a la cabeza: Dan­ny no tiene tri­ci­clo; Tony es otro niño al que nor­mal­mente Dan­ny escucha y rara vez tam­bién ve; Dan­ny no mueve el dedo para comu­ni­carse con él ni habla en boca suya; no hay niñas geme­las que se aparez­can a Dan­ny en ningún pasil­lo, lo más pare­ci­do a eso es un niño que murió en la zona de jue­gos, fuera del hotel, y le dice a Dan­ny esa míti­ca frase: «ven a jugar con­mi­go, para siem­pre»; la habitación donde hay «algo malo» es la 217 no la 237; la míti­ca esce­na de Jack reven­tan­do a hac­ha­zos la puer­ta del cuar­to de baño no existe tal cual, Jack no lle­va un hacha, lle­va un mazo para jugar a roqué; en relación a esto últi­mo: Wendy jamás empuña un cuchil­lo para enfrentarse a él, lo coge, es cier­to, pero siem­pre que va a enfrentarse a él se le ha caí­do o lo ha deja­do por algún sitio; en el hotel no hay ningún laber­in­to; y por eso mis­mo Jack no puede morir con­ge­la­do en el laber­in­to como en la peli; en la peli pin­tan a Wendy como una loca histéri­ca y bas­tante miedosa y no hay nada más lejos de la real­i­dad. Por últi­mo: Wendy no es more­na sino rubia, aunque después de que Will Smith inter­pre­tara en Soy leyen­da a un caucási­co nórdi­co de pelo rubio esto ya me parece una min­u­cia.

Y eso que yo venía aquí a hablar sobre el libro sin com­parar con la pelícu­la.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

4 comentarios

  1. Pues yo lo ten­go fácil: me que­do con el libro. No me gus­ta nada la peli, pero nada, nada. Y después de leer el libro, creo que me gus­ta menos XD

    Coin­ci­do en que lo del roqué es un poco cansi­no.

    Otra pega o difer­en­cia es que en el libro creo que Jack no está tan loco des­de el prin­ci­pio, se ve clara­mente que es algo que le va hacien­do el hotel. En la pelícu­la es que parece que está loco des­de el min­u­to uno.

    ¿Y qué opinas de lo de las mangueras de incen­dios? A mí me encan­tó.

    Pero vamos, que a mí me resul­ta fácil despotricar de la peli, ya digo que no me gustó nada XD

    responder
    • Sí, sin duda me que­do con el libro, es que es un destro­zo com­ple­to, nada es igual. A mí la peli me gustó cuan­do la vi, pero es que no tiene nada que ver con el libro, cam­bia una bar­bari­dad. Y es cier­to lo que dices de Jack, aunque cuan­do iba bebido se le iba un poco la pin­za (lo del bra­zo, por ejem­p­lo) en gen­er­al lo pin­tan como un tío que se pre­ocu­pa mucho por su famil­ia, y en la pelícu­la entre que Jack Nichol­son tiene cara de loco y que Stan­ley Kubrick omite todas esas partes dejan­do úni­ca­mente su acce­so de mal genio con­tra el alum­no y después todo lo del hotel…

      Lo de las mangueras de incen­dios es buenísi­mo, como si fuer­an ser­pi­entes. Sal­vo cuan­do «ata­can» a Dan­ny, pobret meu, eso no me gustó nada. 😛

      responder
  2. Hola ^___^

    Pues me encan­ta leer que eres fan del ter­ror. Ten­dré que tomar en cuen­ta tus recomen­da­ciones xD Aunque primero quiero leer lo que ten­go en casa porque tela la acu­mu­lación jaja­ja y enci­ma aho­ra que ape­nas leo T_T

    Me ha gus­ta­do MUCHO tu reseña. Que bien escribes y lo expli­cas todo ?

    Pues fíjate que a mí me gustó la pelícu­la, por favor, ¡que ganas de leer el libro! Me lo voy a apun­tar yo tam­bién a la lista de Ama­zon XDDD y cotilleo la tuya 😛

    responder
    • ¡Hola! Si me dices cuáles de ter­ror tienes por casa puedo recomen­darte por cuál empezar si los he leí­do o los conoz­co. Me gus­tan muchos géneros, pero el ter­ror siem­pre ten­drá un hue­quecito muy espe­cial en mi pata­ta; fue el que me enganchó a la lec­tura, y me lo paso como un enano siem­pre leyen­do algo que me dé miedo. 😛

      Muchas gra­cias por tus pal­abras, Lan­sy. Me ale­gra mucho que te haya gus­ta­do mi reseña. Yo no soy tan hater de la peli como lo es el señor King, pero sí es cier­to que entien­do lo frustra­do que debió de sen­tirse cuan­do vio esa pelícu­la «basa­da» en su libro; es casi como decir­le: has tenido una bue­na idea pero tu planteamien­to era una basura y lo mod­i­fiqué por com­ple­to. xD

      Uhm, no tienes enlace públi­co de tu lista de Ama­zon ¿no? O eso, o estoy ciego, porque nun­ca lo vi, jaja.

      responder

Responder a Lansy Hairath Cancelar respuesta