g Feedly

Reseña: El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

19-II-2016

El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

El nom­bre del vien­to, de

Pági­nas: 880 ASIN: B006BD4C2W

Com­prar: papel ebook Edi­to­r­i­al: Plaza & Janés ficha del libro

Sinopsis

He roba­do prince­sas a reyes agóni­cos. Incendié la ciu­dad de Tre­bon. He pasa­do la noche con Feluri­an y he des­per­ta­do vivo y cuer­do. Me expul­saron de la Uni­ver­si­dad a una edad a la que a la may­oría todavía no los dejan entrar. He recor­ri­do de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He habla­do con dios­es, he ama­do a mujeres y escrito can­ciones que hacen llo­rar a los bar­dos. Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mí.

Opinión

Roth­fuss me ha pare­ci­do un con­ta­dor de his­to­rias genial, de los que hace tiem­po que creía que no existían. No creo que exista en el mun­do un niño que, yén­dose de cam­pa­men­to de ver­a­no, no le gus­tara encon­trarse a este señor al otro lado de la hoguera para que le con­tara lo primero que se le pasara por la cabeza. Y después de estas líneas, para qué escon­derme: estoy en modo fan­boy total.

La premisa es sen­cil­la: Kote, el per­son­aje pro­tag­o­nista, que en su época moza tri­un­fó más que la Coca-Cola, le cuen­ta la ver­dad sobre la his­to­ria de su vida a un famoso escri­ba de la época lla­ma­do Cro­nista, con el fin de hac­er desa­pare­cer mul­ti­tud de leyen­das que cir­cu­lan sobre él y que de algún modo no ter­mi­nan de ser cier­tas. Este hom­bre le pide al escri­ba tres días para con­társe­lo todo; y éste, el primer libro de la trilogía, recoge todo lo que puede con­tar­le durante el primer día.

La his­to­ria está basa­da en la época medieval, como tan­tas otras his­to­rias fan­tás­ti­cas, pero sin nada en común con todas ellas. Roth­fuss con­sigue con­tar la mis­ma his­to­ria que todos, pero de for­ma difer­ente al resto. Con Roth­fuss la magia —o sim­patía— es pura cien­cia, nadie nace con poderes mági­cos sin razón aparente; los afor­tu­na­dos en cono­cer a un Arcan­ista o de estu­di­ar en la Uni­ver­si­dad podrán apren­der­los al igual que otro tipo de mate­rias más comunes. Con Roth­fuss los per­son­ajes recur­rentes no pueden dejarte indifer­ente, o los amas o los odias; todos ellos están tan bien descritos, con sus respec­ti­vas for­mas de ser tan bien mar­cadas, que con­sigue hac­er de la lucha del pro­tag­o­nista tu lucha, de sus odios y frus­tra­ciones los tuyos, y que sus amores y pasiones te sean pro­pios.

Este libro llev­a­ba ya tiem­po en mi lista de pen­di­entes, pero mi ele­fan­ta favorita, la suma recomen­dado­ra lit­er­aria, me habló de él con tan­tas ganas y tan­ta pasión que me hizo prom­e­ter dar­le pri­or­i­dad abso­lu­ta… y yo, que siem­pre me fío de la gente que sabe, lo prometí en Twit­ter como próx­i­ma lec­tura con la mano sobre El señor de los anil­los. Y eso es cosa seria.

Características

Tras un breve pról­o­go, la his­to­ria emprende una nar­ración omni­sciente inter­ca­lan­do unos capí­tu­los cuyo pro­tag­o­nista es Kote con otros capí­tu­los cuyo pro­tag­o­nista es el Cro­nista has­ta que ambos se jun­tan en un esce­nario común. El libro con­s­ta de 92 capí­tu­los, y pese a la can­ti­dad de pági­nas que tiene esta nov­ela la may­oría de ellos son bas­tante breves. A par­tir del sép­ti­mo capí­tu­lo la his­to­ria emplea ret­ro­spec­ciones durante los capí­tu­los en los que el per­son­aje pro­tag­o­nista está con­tán­dole sus «memo­rias» al Cro­nista para que las tran­scri­ba; y, en con­se­cuen­cia, estas analep­sis están nar­radas en primera per­sona por el pro­tag­o­nista. En oca­siones, de for­ma inter­cal­a­da entre la nar­ración de esas «memo­rias», momen­tánea­mente tam­bién se vuelve al pre­sente de la his­to­ria para mati­zar algún pun­to en con­cre­to o, sim­ple­mente, para hac­er las labores que Kote, como posadero, tiene que ir hacien­do a lo largo del día.

Personajes

Al prin­ci­pio lo cono­cer­e­mos de for­ma «anón­i­ma» como Kote, pero una vez se pone a con­tar su his­to­ria se da a cono­cer ya como el famoso Kvothe del que hablan muchas de las leyen­das que todo el mun­do conoce. En este primer vol­u­men, cor­re­spon­di­ente al primer día de nar­ración, cono­ce­mos al Kvothe que va des­de la niñez has­ta su ado­les­cen­cia; ya des­de chiquil­lo prometía, y un día por casu­al­i­dad su camino se cruza con Aben­thy (Ben), un muy buen Arcan­ista, y lo que has­ta el momen­to sólo eran sospe­chas se con­fir­man cuan­do Ben infor­ma a sus padres del poten­cial de su hijo y hace todo lo posi­ble para que acabe yen­do a la Uni­ver­si­dad. Y entre un episo­dio triste que ocurre pre­vi­a­mente —ningu­na bue­na his­to­ria sin su trage­dia—, y su pos­te­ri­or visi­ta a la Uni­ver­si­dad, tran­scurre la his­to­ria de este primer libro de esta, espero y deseo, genial trilogía.

Den­na es el per­son­aje femeni­no prin­ci­pal de la his­to­ria. Las descrip­ciones que Roth­fuss hace de esta chi­ca, en boca de Kvothe durante la nar­ración de su his­to­ria, son tan geniales —y ñoñas, como yo; por eso me gus­tan tan­to— que no quiero ni siquiera inten­tar­lo. Sim­ple­mente es la chi­ca de la que se enam­o­ra Kvothe ya bien entra­da la his­to­ria, y a ojos de un enam­ora­do esa chi­ca es la mejor de cuan­tas puedan exi­s­tir en el mun­do. Y así lo refle­ja.

Durante su estancia en la Uni­ver­si­dad hay un mon­tón de per­son­ajes recur­rentes que le hacen la vida más fácil a Kvothe, como pueden ser Sim­mon, Wilem y Auri; y otros que le hacen la vida imposi­ble, espe­cial­mente el [pon aquí tu insul­to favorito] de Ambrose. Todos ellos tienen su pecu­liari­dades, aunque en esto últi­mo Auri se lle­va la pal­ma, y todos mere­cen la pena ser cono­ci­dos… aunque sea para poder fan­tasear con dar­les con una bar­ra de hier­ro en la cabeza, como hubiera queri­do hac­er­le a Ambrose. *Uno, dos, tres… cua­tro, cin­co, seis… yo me cal­maré, todos lo veréis*

Mundo imaginario

Hace mucho que no leo a un autor que cree un mun­do imag­i­nario como éste; con tan­ta var­iedad de razas, de per­son­ajes, de pueb­los y ciu­dades con sus dis­tin­tas gentes, cos­tum­bres y for­mas típi­cas de ser de la zona; con pal­abras inven­tadas inclu­so para días de la sem­ana, con idiomas pro­pios, con dios­es y creen­cias propias… Describién­do­lo todo con tal exac­ti­tud que abru­ma, pero con un lengua­je muy claro y lle­vadero. Mi relación con las descrip­ciones min­u­ciosas es puro amor-odio, porque me encan­tan, pero depende de quién las escri­ba pueden resul­tarme tediosas; éstas no, para nada. Y en mi par­tic­u­lar for­ma de ver­lo es algo que no está al alcance de todos los autores. Roth­fuss lo con­sigue de for­ma sobre­saliente.

Pros y contras

Para mí un con­tra bas­tante serio es el ini­cio de la his­to­ria. No está para nada a la altura del resto del libro; se podría decir que el niv­el va in crescen­do, pero sería más cor­rec­to decir que el ini­cio de la his­to­ria for­ma parte de otra obra dis­tin­ta. El ini­cio es una mez­cla entre meh y vaya, está bien pero no hace jus­ti­cia a la fama que tiene, pero creedme que todo pasa; seguid las recomen­da­ciones que me dio mi suma recomen­dado­ra lit­er­aria y seguid leyen­do, que en cuan­to Roth­fuss empiece a con­tar la his­to­ria de la vida del pro­tag­o­nista todo da un cam­bio bru­tal.

Y aquí es difí­cil dar un pro, porque con­sidero toda la his­to­ria como un pro en sí mis­ma. Roth­fuss podría con­tar la his­to­ria de su día a día de tal for­ma que creara adic­tos a su vida; y esto sue­na un poco exager­a­do, pero real­mente lo pien­so, para mí es así. Mi autor de fan­tasía favorito es y siem­pre será Tolkien, pero hay que ten­er muy en cuen­ta a este hom­bre, porque esta his­to­ria dista mucho de lo que hoy en día suele escribirse en este género; no soy yo muy de eti­que­tar a alguien como «el nue­vo…», pero si me tuviera que atr­ev­er con alguien, por aho­ra sería con Roth­fuss.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

9 comentarios

  1. Ya hemos habla­do sufi­ciente sobre esto por pri­va­do, pero nun­ca que­da de más venir a secun­darte y recomen­dar a tus lec­tores que le den una opor­tu­nidad. Es muy mer­i­to­rio lo que hace Roth­fuss: 800 pági­nas que se te pasan como 10, a pesar de la can­ti­dad de detalles que posee y lo min­u­cioso de sus descrip­ciones, acabas sabi­en­do muchísi­mas cosas sobre su mun­do, sus per­son­ajes y la vida del pro­pio Kote/Kvothe sin darte ni cuen­ta.
    En su tiem­po me pare­ció increíble, en su relec­tura aún más. Aho­ra ya me da miedo re-releer­lo por si me doy el bat­a­ca­zo. Pero, sin­ce­ra­mente, lo dudo.

    Besos, señori­to Pala­cios.

    responder
    • Es genial encon­trar libros como este. ¡Muchas gra­cias por decirme que le diera pri­or­i­dad abso­lu­ta! Me encan­ta la fan­tasía, pero no toda la fan­tasía; es un cam­po bas­tante explota­do, y muchos autores no se arries­gan a crear y apues­tan por lo seguro hacien­do una ver­sión poco per­son­al­iza­da de lo que ya esta­mos acos­tum­bra­dos pero que, por otro lado, tiene éxi­to ase­gu­ra­do. Y tal como lo cuen­ta Roth­fuss, aunque sea pare­ci­do al resto, le da un aire fres­co que no tienen este tipo de his­to­rias. Pon­dré un altar a Tehlu para que Roth­fuss se dé prisa en sacar el ter­cero; y para que los de PRH España no nos dejen sin tra­duc­ción demasi­a­do tiem­po. Va a tar­dar poco en caer el segun­do libro. 😛 Besos, señori­ta ele­fan­ta.

      responder
      • Créeme que como los de Pen­guin se demor­en mucho en tra­ducir esta pedaaaa­zo de trilogía(la ter­cera parte, pero tú me entien­des) van a ir un mont´n de Kvothers, Ruth­fussers o como­quiera que se lla­men a que­mar la edi­to­r­i­al.

        ¡Y YO LA PRIMERA!

        responder
  2. Yo lo ten­go en pen­di­entes, a ver si saco tiem­po y lo leo, por lo que con­táis me gus­tará ?

    responder
    • ¡Pues áni­mo! Yo creo que sí te gus­tará; creo firme­mente que es fan­tasía de cal­i­dad. Respec­to a la magia, muy entre­comil­la­do, le da un aire a Har­ry Pot­ter por aque­l­lo de que hay que estu­di­ar, pero en este caso no hay con­juros ni var­i­tas mág­i­cas. Y la for­ma de redac­tar la his­to­ria que tiene Roth­fuss hace que llegues a creer que tú eres uno de los que está sen­ta­do en la posa­da, en el pre­sente de la his­to­ria, mien­tras el pro­tag­o­nista está con­tán­donos la his­to­ria de su pasa­do. A ver qué te parece cuan­do te ani­mes a leer­lo. Gra­cias por pasarte y comen­tar. Un salu­do.

      responder
  3. Hola 🙂 Yo me tope por for­tu­na para mi mente allá por 2008, jus­to cuan­do se pub­li­co en España. Por aque­l­los tiem­pos yo era un lec­tor de fan­tasía que no sabía lo que había en el mer­ca­do, y que iba real­mente al tun tun, pero este libro podría decirse que tras El señor de los anil­los fue de los que más me mar­co en mi rum­bo lec­tor, y una relec­tura el año pasa­do me lo con­fir­mo, además de que leer un libro que tienes fir­ma­do por uno de tus autores favoritos siem­pre mola un poquito más. Para mi la magia de Roth­fuss reside en su belleza estilis­ti­ca, según nos con­tó en el Cel­sius, es un obseso del sonido de sus fras­es y de sus sen­ti­dos, por ello escribe y ree­scribe mil veces todo el man­u­scrito que tiene lis­to, has­ta dar con la tecla ade­cua­da, y lle­gan­do quizás a más de 1000 bor­radores, que se dice pron­to. La his­to­ria atra­pa, y mucho más des­de que es el Kvothe niño el que nos nar­ra la his­to­ria, aunque en el segun­do vol­u­men la conex­ión entre ambos pun­tos tem­po­rales irá ganan­do rel­e­van­cia, para una ter­cera parte que a muchos nos tiene en ascuas, pero yo soy de los pacientes y de los que com­prende al autor, de quer­er solo pub­licar cuan­do sien­ta que este lis­to para ser per­fec­to. Además si mien­tras nos deja per­las como La músi­ca del silen­cio, que no cuen­ta nada, pero es tan bel­la su for­ma de nar­rar un día en la vida de Auri que es pura mar­avil­la, que te recomien­do cuan­do ter­mines el segun­do. Un abra­zo^^

    responder
    • ¡Hola! Para mí ha sido genial des­cubrir este libro. Si aho­ra se me ve fan­boy abso­lu­to con Roth­fuss no es nada en com­para­ción a lo que lo soy de Tolkien. Me mar­avil­ló la fan­tasía cuan­do la des­cubrí de la mano de Tolkien, y has­ta aho­ra siem­pre que quería recor­dar «el orig­i­nal» y no la mul­ti­tud de copias que están escribién­dose siem­pre recur­ría a él; al menos me iba direc­to hacia el Hob­bit: no fal­la. Ya había per­di­do las esper­an­zas de leer algo de fan­tasía que no me sonara a Har­ry Pot­ter o a El señor de los anil­los. Y aparece este hom­bre, con­tan­do lo mis­mo pero de for­ma difer­ente al resto, y me deja con un pal­mo de narices… Esto me enseña que no hay que dar nada por hecho ni perder la esper­an­za, prob­a­ble­mente hayan más libros de fan­tasía de la cal­i­dad de éste, sólo que yo no los conoz­co. Se nota mucho el espero que pone, y sabi­en­do que escribe y ree­scribe has­ta la saciedad es nor­mal que se tome tan­tísi­mo tiem­po en sacar cada uno de sus libros. Yo no soy muy paciente, pero si es para leer un libro tan bueno como éste ten­dré la pacien­cia que haga fal­ta. Muchas gra­cias por tu comen­tario, Man­grii. Un abra­zo.

      responder
  4. mi reseña de este mar­avil­loso libro la puedes encon­trar en almaconletras.blogspot.com.es 🙂

    responder
  5. Parece que este año con moti­vo del cumplim­ien­to de los 10 años, sal­drá pub­li­ca­da una Edi­ción espe­cial X Aniver­sario de El Nom­bre del Vien­to, que con­tendrá ilus­tra­ciones, algu­na pequeña mod­i­fi­cación y algu­na sor­pre­sa más.

    responder

Responder a juan carlos Cancelar respuesta