g Feedly

Reseña: El misterioso caso de Styles, de Agatha Christie

19-I-2017

El misterioso caso de Styles, de Agatha Christie

El misterioso caso de Styles, de

Páginas: 202ISBN: 9788447368204

Comprar: papel ebook Editorial: RBA ficha del libro

Sinopsis

La mil­lonar­ia Emi­ly Inglethorp amanece muer­ta en su habitación sin indi­cio alguno de vio­len­cia. Aunque la policía descar­ta que se trate de un asesina­to, demasi­adas rival­i­dades en la vie­ja man­sión propiedad de la fal­l­e­ci­da hacen pen­sar en un posi­ble caso de enve­ne­namien­to que podría haber pasa­do desapercibido. Cuan­do el detec­tive Hér­cules Poirot lle­ga para encar­garse de la inves­ti­gación, se encuen­tra frente a frente con la avari­cia, los celos, las ten­siones y la ambi­ción de una famil­ia que aspi­ra a heredar una for­tu­na en dinero y propiedades. Un mari­do infiel, su jovencísi­ma amante, unos hijas­tros envidiosos, un extraño tox­i­cól­o­go alemán…? Todos pare­cen sospe­chosos de haber acaba­do con la vida de Emi­ly, aunque sólo uno de ellos puede ser el asesino. Poirot deberá emplearse a fon­do y usar todas sus armas para lle­gar al fon­do de su primer caso lit­er­ario.

Autora

Agatha Christie

Agatha Mary Claris­sa Miller, Dame of the British Empire (Torquay, Inglater­ra, Reino Unido, 1890 — Walling­ford, Inglater­ra, Reino Unido, 1976), más cono­ci­da como Agatha Christie, fue una escrito­ra y dra­matur­ga británi­ca espe­cial­iza­da en el género poli­cial, por cuyo tra­ba­jo tuvo reconocimien­to a niv­el inter­na­cional. A lo largo de su car­rera, pub­licó 66 nov­e­las poli­ciales, 6 nov­e­las román­ti­cas y 14 his­to­rias cor­tas —bajo el seudón­i­mo de Mary West­ma­cott—. Mien­tras tra­ba­ja­ba como enfer­mera durante la Primera Guer­ra Mundi­al, pub­licó su primera nov­ela, El mis­te­rioso caso de Styles (1920), donde intro­du­jo por primera vez el per­son­aje del detec­tive Hér­cules Poirot, per­son­aje al cual tam­bién acom­pañarían más tarde en la bib­li­ografía de la auto­ra los de miss Marple, el super­in­ten­dente Bat­tle y Tom­my y Tup­pence Beres­ford. En 1930, se casó con el arqueól­o­go Max Mal­lowan, a quien acom­pañó largas tem­po­radas en sus via­jes a Irak y Siria. Sus estadías inspi­raron varias de sus nov­e­las pos­te­ri­ores como Asesina­to en Mesopotamia (1930), Muerte en el Nilo (1936) y Cita con la muerte (1938), muchas de las cuales fueron adap­tadas en teatro y cine con alta aceptación. El Libro Guin­ness de los Récords cal­i­ficó a Christie como la nov­el­ista más ven­di­da de todos los tiem­pos, sola­mente pre­ce­di­da por William Shake­speare y la Bib­lia. Según el Index Trans­la­tion­um, Christie es la auto­ra indi­vid­ual más tra­duci­da con edi­ciones en al menos 103 idiomas. En 2013, su obra El asesina­to de Roger Ack­royd (1926) fue elegi­da como la mejor nov­ela de crimen de todos los tiem­pos por 600 miem­bros de la Aso­ciación de Escritores de Crimen.

Opinión

La úni­ca for­ma que ten­go de com­parar este libro, tan­to para asig­narle una pun­tuación como para decidir cuán­to me ha gus­ta­do, aparte de lógi­ca­mente el resto de nov­ela policía­ca y de intri­ga que he leí­do, es com­para­r­la con el úni­co libro que has­ta este momen­to había leí­do de la auto­ra: Diez negri­tos (1939). Y quizá esta últi­ma no sea la com­para­ción más obje­ti­va que se pue­da hac­er, porque casi cualquier libro que com­pare a Diez negri­tos muy prob­a­ble­mente sal­drá per­di­en­do.

Éste es el primer libro que escribió Agatha Christie; tam­bién es el primero en el que aparece su per­son­aje estrel­la: Hér­cules Poirot. No voy a negar lo evi­dente: entre el año 1920, año de pub­li­cación de este libro, y 1939, año en que se pub­licó Diez negri­tos, van 19 años en los que Christie tuvo tiem­po más que sufi­ciente para trazar su rum­bo, crear sus bases, ampli­ar sus recur­sos, fer­tilizar su cre­ativi­dad y, en defin­i­ti­va, coger soltura y crear las tablas sufi­cientes como para poder escribir la mar­avil­la que es Diez negri­tos y que, aunque éste no es un mal libro, y repi­to para hac­er hin­capié: El mis­te­rioso caso de Styles no es un mal libro, es de reci­bo decir que está a años luz de Diez negri­tos.

Al prin­ci­pio del libro se puede encon­trar una drama­tis per­son­ae que sirve como ayu­da para que, aunque no son demasi­a­dos per­son­ajes, el lec­tor ten­ga una guía para no perder­se y ten­er iden­ti­fi­ca­do en cada momen­to quién es cada uno de ellos y sus par­entescos entre sí.

Para quien no ten­ga ni idea de cómo es el tipo de detec­tive que se nos pre­sen­ta en este primer libro de la larga serie: es la típi­ca tra­ma detec­tivesca en la que en la may­or parte de la his­to­ria se reca­ban prue­bas, se inter­ro­gan a sospe­chosos, se val­o­ran las posi­bil­i­dades, se espec­u­la sobre qué pudo ocur­rir, se inten­ta son­sacar infor­ma­ción de unos, con­fundir a otros… Y no es has­ta pasa­dos los tres cuar­tos de la his­to­ria cuan­do se encuen­tra la pista defin­i­ti­va que con­sigue resolver el caso y a modo de exposi­ción final para que el lec­tor ate cabos el detec­tive cuen­ta a los per­son­ajes pre­sentes de la his­to­ria pun­to por pun­to qué sucedió y qué pis­tas sigu­ió para resolver el mis­te­rio.

Es un buen libro, Poirot es un per­son­aje con el que puedes esper­ar grandes ratos de entreten­imien­to, por como es, por la for­ma tan car­ac­terís­ti­ca que tiene para rela­cionarse con el resto… La nar­ra­ti­va de Christie es muy bue­na, está muy bien escrito, mane­ja bien los tem­pos, da la infor­ma­ción jus­ta y a cuen­tago­tas para que el lec­tor no pue­da averiguar demasi­a­do en cada capí­tu­lo ni se quede con la sen­sación de que no están con­tán­dole nada nue­vo, etc. En resumen: un libro entretenido, con un mis­te­rio que se resuelve de for­ma curiosa e ines­per­a­da (creo que esto va a ser tóni­ca habit­u­al de Christie, pese a la poca expe­ri­en­cia que todavía ten­go con ella), en un espa­cio reduci­do donde todos sospechan de todos (igual que el lec­tor), con una famil­ia reple­ta de gente que tiene algo que sacar si la víc­ti­ma muere…

Aho­ra bien: ¿qué difer­en­cia este libro de otra his­to­ria detec­tivesca más? Pues de ahí viene mi baja pun­tuación: no sabría decir nada sal­vo la per­son­al­i­dad que Christie deja impreg­na­da en el per­son­aje de Hér­cules Poirot, en for­ma de aper­i­ti­vo para abrir boca a lo que está por venir en suce­sivos libros. Está bien para cono­cer el ini­cio de la auto­ra y su infal­i­ble detec­tive, pero tam­poco con­sidero que sea como para tirar cohetes.

Características

La his­to­ria comien­za con una nar­ración en primera per­sona en la que Hast­ings, el nar­rador de esta his­to­ria, cuen­ta en el pre­sente y en primera per­sona que va a nar­rar lo que sucedió en «El caso de Styles»; a par­tir de ese momen­to el nar­rador hace una ret­ro­spec­ción al momen­to en el que sucedieron los hechos, dan­do paso a una his­to­ria lin­eal nar­ra­da en primera per­sona en el pasa­do. El esce­nario en el que dis­curre la may­oría de la his­to­ria es la res­i­den­cia de cam­po Styles Court, en Essex, Inglater­ra. La car­ac­ter­i­zación de los per­son­ajes es indi­rec­ta, pues la may­oría de lo que podemos saber sobre ellos es debido a las inves­ti­ga­ciones real­izadas por Hér­cules Poirot y las con­ver­sa­ciones que éste mantiene con Hast­ings. La his­to­ria se divide en trece capí­tu­los y todos ellos cuen­tan con una lon­gi­tud mod­er­a­da, lo cual con­sigue que un libro que es cor­to de por sí todavía se agilice más en su lec­tura.

Personajes

El primer per­son­aje al que quiero hac­er men­ción es a Hast­ings: copro­tag­o­nista y nar­rador de la his­to­ria. Se pre­sen­ta a este per­son­aje como un mil­i­tar al que le han con­ce­di­do un mes de per­miso, y sin saber qué hac­er ni adónde ir, pues no tiene pari­entes próx­i­mos, se encuen­tra con John Cavendish, un viejo ami­go que al con­tar­le la his­to­ria le invi­ta a Styles Court, su res­i­den­cia de cam­po aunque propiedad de su madras­tra Emi­ly Inglethorp. La seño­ra Inglethorp aparece muer­ta una mañana estando ya él hospeda­do en la casa, y para tratar de arro­jar luz sobre el posi­ble caso de enve­ne­namien­to. Aunque no es deci­si­vo, es un per­son­aje impor­tante porque, en primer lugar, nos pre­sen­ta de man­era for­mal y hace entrar en esce­na al detec­tive Poirot; es parte clave en la res­olu­ción del caso, si bien no en las inves­ti­ga­ciones más impor­tantes, sí como una especie de cebo para que los posi­ble­mente impli­ca­dos se cre­an a sal­vo mien­tras Poirot lle­va a cabo sus metódi­cas pesquisas para tratar de dar con el cul­pa­ble; y tam­bién porque medi­ante las char­las que mantiene con Poirot vamos nosotros, a la vez que ellos (más o menos) sospechan­do de estos, descar­tan­do a aque­l­los, según las prue­bas que van recabán­dose o en los detalles que van dán­dose cuen­ta con­forme avan­zan los días.

Después, como no podía ser de otra for­ma, quiero comen­tar acer­ca de Hér­cules Poirot: el detec­tive estrel­la de Christie. Se le describe como un bel­ga de estatu­ra más bien baja, con big­ote per­fec­ta­mente cuida­do, cabeza en for­ma de hue­vo, siem­pre con un tra­je ele­gante y ni una mota de pol­vo en él o en sus zap­atos, maniáti­co del orden y el méto­do, lau­rea­do exa­gente de la policía de Bél­gi­ca y aho­ra exil­i­a­do en Inglater­ra. Sus téc­ni­cas quizá sean poco orto­doxas, se basa más en pre­sen­timien­tos que en prue­bas (cuan­do no las encuen­tra), hay momen­tos en los que él mis­mo con­fiesa que sabe que va por el camino ade­cua­do pero que todavía no puede pro­ced­er a la res­olu­ción del caso porque todavía no ha encon­tra­do las prue­bas que se nece­si­tan para que la policía, un jura­do o un juez den por cier­tas sus teorías. Y tiene, por qué no decir­lo, una for­ma de cel­e­brar sus pequeños éxi­tos muy curiosa; que entre la con­cen­tración men­tal que puede supon­er la res­olu­ción de un enig­ma com­para­n­do pis­tas y a ver a qué pun­to lle­van, hace un drás­ti­co cam­bio que dis­trae, despe­ja y ani­ma a seguir leyen­do más para saber qué nue­va idea ha pasa­do por su mente que lo ha puesto tan con­tento.

Pros y contras

Mi pro, com­mo creo que era de esper­ar, va para Hér­cules Poirot: es un fan­tás­ti­co per­son­aje, metódi­co y por tan­to curioso, con un tras­fon­do intri­g­ante, pecu­liar, caris­máti­co… Me ha encan­ta­do espe­cial­mente sus espon­táneas y lla­ma­ti­vas for­mas de reac­cionar cuan­do des­cubre una nue­va pista que pien­sa que le lle­vará por el camino cor­rec­to, cómo sabe granjearse la con­fi­an­za y respeto de las per­sonas a las que está inves­ti­gan­do con el fin de que con­fíen en él para son­sacar­le la infor­ma­ción que muy prob­a­ble­mente otros no con­seguirían… Un enorme per­son­aje que, intuyo, le que­da aún mucho que evolu­cionar en com­para­ción a lo que será con la pince­la­da que se nos mues­tra en este libro.

Mi con­tra, igual que al prin­ci­pio dije que no sabía en qué se podía difer­en­ciar ésta de cualquier otra nov­ela detec­tivesca y que por eso no le daba más pun­tuación, tam­poco le he dado menos porque tam­poco he encon­tra­do nada que me chirríe sobre­man­era, nada que le elim­i­naría, ni nada que no me haya gus­ta­do. Es un libro cor­ti­to, se hace ameno y ligero. Se pre­sen­ta un mis­te­rio y con pacien­cia al final ter­mi­na por resol­verse. No llev­a­ba expec­ta­ti­vas cuan­do empecé a leer­lo, y no me ha sor­pren­di­do ni para mejor ni para peor, así que no sé qué destacar como parte neg­a­ti­va de él… y eso, en cier­to modo, tam­bién es algo pos­i­ti­vo que añadirle al libro.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

6 comentarios

  1. Muy bue­na reseña. Un buen libro para pasar una tarde de lec­tura entreteni­da inten­tan­do des­cubrir al asesino. A mí tam­bién me gus­to más Diez negri­tos.
    Besos

    responder
    • Seguiré leyen­do los demás libros de Poirot, a ver cómo evolu­ciona el per­son­aje. Rep­re­sen­ta muy bien a las famil­ias de la época, y el detec­tive le da una chis­pa, un toque fuera de lo común, que lo hace muy atrac­ti­vo. A ver qué deparan los próx­i­mos. 😛 Besos.

      responder
  2. Yo por aho­ra, el libro de Agatha Christie que quiero leer es Diez negri­tos. Y una vez leí­do, ya veré si sigo con algunos más.
    Una duda que ten­go, ¿Hér­cules Poirot es el detec­tive de todas las nov­e­las de Christie? Me sue­na que en Diez negri­tos no aparece como per­son­aje.
    ¡Salu­dos!

    responder
    • ¡Hola! No, Hér­cules Poirot es uno de sus per­son­ajes, quizá el más famoso, pero tam­bién tiene otros per­son­ajes recur­rentes, como por ejem­p­lo miss Marple, que sale en varias de sus nov­e­las. Y algu­nas inde­pen­di­entes, como Diez Negri­tos, que no tiene ningún per­son­aje que aparez­ca en otras nov­e­las. Diez negri­tos creo que es acier­to seguro, a ver qué te parece a ti. ¡Un saludín!

      responder
  3. ¡Hola! Ten­go este libro esperán­dome en mis estanterías, a ver qué tal ;). Quiero inten­tar leer todas las obras de Christie por orden de pub­li­cación para poder apre­ciar 100% su evolu­ción. Me ha encan­ta­do tu reseña, ¡un salu­do!

    responder
    • ¡Hola, Isa! Yo todas las obras de Christie no sé si las leeré, pero al menos a la saga de Poirot sí quiero dar­le una opor­tu­nidad, y si veo que la cosa sigue bien, pues ampli­aré al resto de libros. Como dices, está genial ir vien­do la evolu­ción (o involu­ción, en algún caso, jaja) de los autores a lo largo de sus años; el reto de leer la bib­li­ografía de Stephen King que lle­vo entre manos, en orden de pub­li­cación, es para eso mis­mo, y así poder ir vien­do sus mejo­ras como escritor. Es una expe­ri­en­cia muy chu­la. A ver qué te parece a ti el señor Poirot cuan­do empieces a leer el libro. 😀 Besos.

      responder

Responder a librosconisabel Cancelar respuesta