g Feedly

Reseña: El color de la magia, de Terry Pratchett

24-IX-2016

El color de la magia, de Terry Pratchett

El col­or de la magia, de

Pági­nas: 284 ASIN: B0062X6Y0Y

Com­prar: papel ebook Edi­to­r­i­al: DeBol­sil­lo ficha del libro

Sinopsis

En un mun­do plano sostenido por cua­tro ele­fantes impa­si­bles —que se apoy­an en la espal­da de una tor­tu­ga gigante— habi­tan los estrafalar­ios per­son­ajes de esta nov­ela: un hechicero avaro y tor­pe, un tur­ista ingen­uo cuyo fiero equipa­je le sigue a todas partes sostenido por cien­tos de pati­tas, drag­ones que solo exis­ten si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mág­i­cas, la Muerte y, por supuesto, un exten­so catál­o­go de magos y demo­ni­os…

En esta serie de nov­e­las se dan cita todos los temas y situa­ciones del género fan­tás­ti­co, vis­tos a través del per­son­alísi­mo y cor­ro­si­vo sen­ti­do de la comi­ci­dad de un autor inglés que se ha con­ver­tido en uno de los escritores de humor de may­or éxi­to y fama en el mun­do.

Opinión

Si hay alguien que empieza a leer a Ter­ry Pratch­ett sin saber de qué va el asun­to sólo con los primeros pár­rafos del libro puede hac­erse una idea: Mundodis­co es un mun­do plano (un dis­co, lit­er­al), que se sostiene gra­cias a que está sobre los lomos de cua­tro ele­fantes; y éstos, a su vez, están sobre el caparazón de una enorme tor­tu­ga, que se cuen­ta que no se sabe si es macho o hem­bra, y para ello nece­si­tan inge­niar una for­ma de lle­gar has­ta aba­jo para… poder com­pro­bar­lo, ya me entendéis. Qué, ¿cómo te quedas? Muer­ta, seguro.

Este es el primer libro de la mas­todón­ti­ca colec­ción Mundodis­co; y a su vez tam­bién es el primero de la Saga de Rincewind (en este mun­do hay una gran diver­si­dad de per­son­ajes y muchos de ellos tienen sus propias his­to­rias con sagas ded­i­cadas prin­ci­pal­mente a ellos). Lo primero que hago cuan­do leo un libro de fan­tasía es, lupa en mano, tratar de encon­trar cuáles son las inspira­ciones que se han podi­do tomar de Tolkien… si tam­bién es tu caso: no te esfuerces, no las vas a encon­trar. Y cuan­do hay algo que recuer­da lig­era­mente es úni­ca­mente para par­o­di­ar, como hace con otros autores y libros, a modo de hom­e­na­je a quienes escri­bieron antes que él. Este hom­bre tenía el inge­nio sufi­ciente como para que puedas leer sus his­to­rias sin rela­cionarlas con ningu­na otra ante­ri­or a las suyas.

Quizá no haya esta­do demasi­a­do avis­pa­do dán­dome cuen­ta de más, pero sólo encon­tré una esce­na que iden­ti­fiqué per­fec­ta­mente con La Comu­nidad del Anil­lo (Tolkien, 1954): la esce­na donde, en las minas de Moria, Gan­dalf hace bril­lar la luz de su vara para poder con­tem­plar per­fec­ta­mente la belleza que cavaron los enanos. En este libro quien hace bril­lar esa luz es un dragón, a ver si quienes lo habéis leí­do sabéis a qué esce­na cor­re­sponde, y quienes lo vayáis a leer a ver si la iden­ti­ficáis. ¡Y si habéis encon­tra­do más decíd­me­lo! Por cier­to, tam­bién encon­tré una esce­na que me recordó a Cthul­hu: la descrip­ción físi­ca de Bel-shamharoth. ¡Y a saber cuán­tas más cosas así!

Como es el primer libro que leo de Pratch­ett en soli­tario no sé si es algo habit­u­al en él o sólo de este libro (intuyo que sí será habit­u­al), pero como es el primer libro de la colec­ción no viene mal destacar­lo: las notas a pie de pági­na (y tam­bién los parén­te­sis o «aclara­ciones») de este hom­bre no tienen nada que ver con ningún otro autor que hayas leí­do, ¡seguro! No tienen nada que ver con lo que la his­to­ria está nar­ran­do, expli­can cosas gra­ciosas, que están bien que se expliquen, pero te quedas pen­san­do: ¿pero qué ten­drá que ver esto aquí? Y al final se le coge gus­to porque ya no sabes qué te vas a encon­trar en la próx­i­ma nota a pie de pági­na o «aclaración», ni sobre qué tratará, ni qué tipo de relación con la his­to­ria guardará. Para resumir: son impre­vis­i­bles.

Hacien­do un símil, podría decirse que éste (y por lo que ten­go enten­di­do tam­bién suced­erá con La luz fan­tás­ti­ca (1986), el segun­do libro de Mundodis­co) son al Mundodis­co lo que El Sil­mar­il­lion (Tolkien, 1977) a la Tier­ra Media; un poco entre­comil­la­do quizá, pero así lo veo. Se dan mul­ti­tud de detalles del uni­ver­so en que tran­scur­rirá la saga, de sus gentes; y aunque se cen­tra en dos per­son­ajes para que haya un hilo que ir nar­ran­do y cosas que vayan suce­di­en­do, va dan­do una especie de paseo a estos dos per­son­ajes, a veces un tan­to inconexo, pre­sen­tán­donos por enci­ma a todos los seres imag­i­nar­ios que ire­mos cono­cien­do con el tran­scur­so de la his­to­ria en los próx­i­mos libros. Mucha gente recomien­da no empezar por estos libros, porque son muy intro­duc­to­rios y en com­para­ción con los demás no engan­chan tan­to ni son tan diver­tidos… pero yo lo veo difer­ente: si los lees al prin­ci­pio empiezas ya sabi­en­do más sobre el Mundodis­co que si empiezas por… por ejem­p­lo, el libro número quince; y si los demás van a ser mejores que estos dos primeros, pues cuan­to antes te los quites de enci­ma mucho mejor, y a par­tir de ahí todo irá a mejor. Además de que si son peo­res o más abur­ri­dos que los otros en com­para­ción, pero todavía no has leí­do los otros, no tienes con qué com­parar… Ya es cosa de cada uno decidirse.

El libro está bien pero hay que destacar que es el úni­co del Mundodis­co que tiene un final abier­to, y que se pre­cisa leer tras éste La luz fan­tás­ti­ca. Es un libro muy intro­duc­to­rio, muy explica­ti­vo, como ya dije, pero se deja leer. Creo que no es para tan­to como algunos dicen. El humor extraño de Pratch­ett que­da patente aquí, y tiene sal­i­das muy hila­rantes que lo hacen, den­tro de lo que cabe, muy ameno de leer.

Que no os dé miedo leer­lo, creo que se coge muy bue­na base sobre el uni­ver­so que durante tan­tos libros nos acom­pañará, que ayu­dará a enten­der un poco mejor las cosas que vayan suce­di­en­do en el resto de libros.

Personajes

Aunque el papel de estos per­son­ajes en el libro no es rel­e­vante, éste es un libro intro­duc­to­rio sobre el Mundodis­co; y Mundodis­co, el uni­ver­so gra­cias al cual cobra vida todo, no sería posi­ble, como ya dije al prin­ci­pio, sin la Gran Tor­tu­ga A’Tuin, ni sin los cua­tro ele­fantes que están de pie sobre su caparazón: Beril­ia, Tubul, Gran T’Phon y Jer­a­keen, sobre cuyos lomos está apoy­a­do el dis­co que lle­va por nom­bre Mundodis­co.

Rincewind es el peor mago de todo el Mundodis­co; entró en la Uni­ver­si­dad Invis­i­ble de Ankh-Mor­pork (la ciu­dad más grande del Mundodis­co) y no pasó del primer niv­el porque no sabía ni siquiera realizar los hechizos más bási­cos; fue expul­sa­do de la uni­ver­si­dad porque como mago era más bien malo y enci­ma a causa de una apues­ta entró donde no debía, abrió un libro que no debía y uno de los Ocho Hechizos (no saben cuál) le poseyó como mago. Aho­ra sólo conoce un úni­co hechizo, ése, pero no conoce las pal­abras que lo invo­can, así que es como si no supiera nada de magia. Pese a ello tiene un instin­to que le per­mite salir indemne de los líos más dis­pares; bien sea por una suerte que a veces se le aparece, por guiarse de la visión que todos los magos del Mundodis­co poseen aunque sean más bien reg­u­lares tiran­do a mal­os, o porque con su labia con­funde al resto y tra­ta de salir siem­pre lo mejor para­do posi­ble. Para hac­erse una idea más aprox­i­ma­da de cómo es: es lo opuesto a Kvothe de El nom­bre del vien­to (Patrick Roth­fuss, 2007).

Dos­flo­res es un tur­ista que viene des­de allende los mares del Mundodis­co, o quizá más bien podría decirse una com­pli­cación de vida para Rincewind, que es mucho más feliz no metién­dose en prob­le­mas… y para él meterse en prob­le­mas es casi cualquier cosa. Apare­ció en Ankh-Mor­pork des­de el Impe­rio Ága­ta, en el Con­ti­nente Con­trape­so, en bus­ca de aven­turas, de héroes, de peleas, de drag­ones… Las aven­turas que les cuen­tan quienes lle­gan en bar­co al otro lado del Mundodis­co le hicieron quer­er ahor­rar y des­cubrir por él mis­mo todas las cosas que le habían con­ta­do. Jun­to con él llegó tam­bién su mis­te­rioso Equipa­je, el cual es adorable. Para Dos­flo­res, has­ta el may­or de los peli­gros, es una aven­tu­ra; se conoce que en la tier­ra de donde pro­cede no hay muchos peli­gros, por tan­to no tiene sen­ti­do del miedo… para él Ankh-Mor­pork y alrede­dores es como un par­que de atrac­ciones del que sólo espera pasárse­lo lo mejor posi­ble y volver a casa con el may­or número de aven­turas y anéc­do­tas posi­bles que poder con­tar.

Equipa­je: es el úni­co per­son­aje del Mundodis­co, al menos de momen­to, que no habla. ¡Has­ta las espadas hablan! Pero Equipa­je no; a Equipa­je le agra­da más actu­ar, ser fiel a su amo, guardar sus perte­nen­cias más valiosas y pro­te­gerlo en la medi­da de lo posi­ble. Es muy curiosa la téc­ni­ca que usó Pratch­ett para este per­son­aje, porque parece imper­cep­ti­ble, no habla, no tiene una rel­e­van­cia espe­cial en el tran­scur­so de la his­to­ria, pero a la vez, cuan­do sitúas en un mis­mo esce­nario a Dos­flo­res y a Rincewind y no se sabe nada de Equipa­je se le echa de menos.

Muerte: el úni­co propósi­to de este caris­máti­co per­son­aje en este libro es atra­par al incau­to de Rincewind. Aten­ción, spoil­er: no lo con­sigue. Es un per­son­aje que, aunque en pequeñas pince­ladas, ya se deja ver lo genial que será cuan­do cobre más pro­tag­o­nis­mo en su propia saga den­tro del Mundodis­co. Es muy fácil de iden­ti­ficar: SIEMPRE DIALOGA EN MAYÚSCULAS; con voz de ultra­tum­ba, como le cor­re­sponde. Esto ya lo conocía del libro Buenos pre­sa­gios (1990),que me encan­tó.

Pros y contras

Mi pro va direc­tísi­mo para Ter­ry Pratch­ett, y más conc­re­ta­mente para su mente capaz de idear estas his­to­rias. Tiene un humor pecu­liar, provo­ca situa­ciones sur­re­al­is­tas, hace humor con situa­ciones cotid­i­anas que hacen reír de ver que quizá has­ta tú mis­mo has hecho esas cosas algu­na vez. Y tiene un inge­nio bár­baro para dar nom­bres a los per­son­ajes, para describir un uni­ver­so tan vas­to y rico de razas ale­jadas de la mitología nórdi­ca emplea­da por Tolkien que da ale­gría ir leyen­do para saber con qué otro extraño per­son­aje te encon­trarás. Y los que hay, aunque algunos puedan ser más comunes, se com­por­tan a la for­ma Pratch­ett: una for­ma pecu­liar­mente cómi­ca, reple­ta de un humor absur­do y casi retor­ci­do a veces, que a mí por lo menos me gus­ta mucho. Y sólo de pen­sar lo que está por venir en los próx­i­mos libros… ¡Ay!

Para mí un pequeño con­tra es la ausen­cia de capí­tu­los; el libro está sólo divi­di­do por partes. Es una ton­tería de con­tra, pero aparte de leer durante el día, cuan­do lle­ga la noche, depende de cómo ande de sueño, uno de los momen­tos más guays es el «un capí­tu­lo (o dos) y a dormir». Pues aquí eso es difer­ente; en todo caso hay que con­for­marse con los múlti­ples «cam­bios de tiem­po o esce­nario» que hay repar­tidos por el libro, en los que hay un salto entre pár­rafos, y así puedo irme a dormir tran­qui­lo. Me da que esto de la ausen­cia de capí­tu­los va a ser una con­stante en los libros de Pratch­ett, así que más vale irse acos­tum­bran­do.

Cita

Esta vez la cita elegi­da no tiene nada espe­cial en sí mis­ma, pero me parece un pár­rafo per­fec­to para dar a cono­cer lo que es el Mundodis­co a quienes no conoz­can aún qué les puede deparar en estos libros.

En el Mundodis­co las plan­tas se div­i­den en las sigu­ientes cat­e­gorías: anuales —que se plan­tan a prin­ci­p­ios de un año para cosechar­las a finales—, bien­ales —que se plan­tan un año para cosechar­las al sigu­iente— y perennes que se plan­tan una vez y siguen cre­cien­do has­ta más noti­cias. Pero tam­bién exis­ten unas especies muy escasas, las retroan­uales, que gra­cias a un extraño giro cua­tridi­men­sion­al en su códi­go genéti­co, se pueden plan­tar un año para que crez­can el ante­ri­or. Las cepas de nuez vul son un caso todavía más extraño, puesto que pueden cre­cer has­ta ocho años antes de que se plante su semi­l­la. Se dice que el vino de nuez vul pro­por­ciona a los que lo beben cier­tas visiones del futuro. Un futuro que, des­de el pun­to de vista de la nuez, es el pasa­do. Increíble, pero cier­to.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

2 comentarios

  1. Entonces, para los que quier­an empezar con Pratch­ett por primera vez, ¿éste sería el mejor? A mí es que me tira para atrás que ten­ga colec­ciones de libros así, nun­ca sabes por dónde empezar.
    Un salu­do!

    responder
    • Pues… Si no te impor­ta al prin­ci­pio ten­er un poco más de teoría y expli­ca­ciones sobre el Mundodis­co sí, es el idó­neo para empezar. Y tras éste hay que leer La luz fan­tás­ti­ca, que son los dos úni­cos que en el pun­to donde ter­mi­na el uno empieza el otro. Quienes han leí­do más libros que yo sue­len recomen­dar como mejores para empezar: Ritos iguales, Mort o ¡Guardias! ¡Guardias!, pero sim­ple­mente porque son más entretenidos y se supone que te engan­charás a leer más fácil­mente esta mas­todón­ti­ca saga si se empieza por uno de ellos. En real­i­dad, sal­vo los dos primeros libros, todos los demás son bas­tante auto­con­clu­sivos… pero tam­bién pien­so que si se escri­bieron en un orden y no en otro fue por algo. 😛 De todas for­mas si te apetece leer por sagas y no por orden de pub­li­cación aquí te enla­zo una guía de lec­tura donde podrás ver qué libros con­for­man cada saga y cómo puedes ir leyén­do­los según qué per­son­ajes sean tus preferi­dos. Yo estuve a pun­to de hac­er­lo así, pero me parecía un poco lío ten­er que estar siem­pre con la chule­ta para saber qué es lo próx­i­mo que tienes que leer. Al final irán cayen­do poco a poco por orden de pub­li­cación y lis­to, más sen­cil­lo. ¡Un saludín!

      responder

Responder a Letraherido Cancelar respuesta