g Strava Feedly

Reseña: El bosque de los inocentes, de Graziella Moreno

2-II-2016

El bosque de los inocentes, de Graziella Moreno

El bos­que de los inocen­tes, de

Pági­nas: 368 ISBN: 9788477028017 

Com­prar: papel ebook Edi­to­rial: Gri­jal­bo ficha del libro

Sinopsis

Iris ha vuel­to a tener el mis­mo sue­ño que la des­ve­la cada noche, del que esta vez ha des­per­ta­do con un gri­to de terror. Ese mis­mo día deci­de acep­tar la invi­ta­ción de su tía a pasar el fin de sema­na en el pue­blo al que iba de peque­ña, cuyo recuer­do está baña­do por la luz de los vera­nos de la infan­cia, las reunio­nes fami­lia­res y los jue­gos jun­to al pozo y en el bos­que. Allí podrá olvi­dar­se de los casos del bufe­te, de los mil y un pro­ble­mas y de Bar­ce­lo­na. Y sobre todo, eso espe­ra, podrá des­can­sar y dor­mir de un tirón.

Entre­tan­to Car­los, cabo de los Mos­sos d’Esquadra, estu­dia el plano del par­que natu­ral en el que se encuen­tra encla­va­do Roca­blan­ca, mien­tras orga­ni­za las tareas del equi­po de bús­que­da. Tie­ne un mal pre­sen­ti­mien­to, en oto­ño los días se acor­tan y el tiem­po corre en su contra.

Solo entrar en la pla­za del pue­blo, Iris se fija en una pan­car­ta: «Vamos a encon­trar a Julián». De pron­to un coche embis­te el suyo por detrás. Cuan­do el con­duc­tor, un foras­te­ro ins­ta­la­do en un vie­jo case­rón res­tau­ra­do, baja para dis­cul­par­se y le estre­cha la mano, a ella se le eri­za la piel. Esa mis­ma noche vuel­ve a soñar.

Pron­to se verá envuel­ta en una inves­ti­ga­ción cri­mi­nal que da nue­vo sen­ti­do a las pesa­di­llas de las que que­ría huir. Hay vidas de inocen­tes que depen­den de que deje de dar­les la espal­da y empie­ce a inves­ti­gar en sí mis­ma, en su pasa­do y en lo que está suce­dien­do en Rocablanca.

El bos­que de los inocen­tes… Para Iris es un refu­gio; para él, un escondite.

Opinión

La monó­to­na vida de Iris está a pun­to de cam­biar. Un sue­ño recu­rren­te la ator­men­ta cada noche; en él se ve a sí mis­ma en un bos­que en el que ve cosas poco agra­da­bles aun­que lo que es mucho peor es la sen­sa­ción con la que se que­da cuan­do des­pier­ta sobre­sal­ta­da y se ve a sí mis­ma, esta vez ya des­pier­ta, en su pro­pia cama ago­ni­zan­do. De peque­ña recuer­da que tenía sue­ños pre­mo­ni­to­rios, pero duran­te los diez años en los que estu­vo casa­da con su ex, Ser­gio, todos esos sue­ños habían des­apa­re­ci­do de repen­te. Todo cam­bia para ella cuan­do un día, duran­te una visi­ta a Roca­blan­ca —el pue­blo al que iba fre­cuen­te­men­te de peque­ña— para ver a su tía Dalia, se aden­tra en el bos­que del Par­que natu­ral del Mon­tseny don­de tan feliz había sudo duran­te su infan­cia, y se topa con el mis­mo lugar que había vis­to en su sue­ño. Y lo peor de todo es que ocu­rre exac­ta­men­te lo mis­mo que ocu­rría en su sueño.

En gene­ral me ha pare­ci­do una bue­na lec­tu­ra; entre­te­ni­da, que es lo que cuen­ta. Y con un fuer­te com­po­nen­te de intri­ga que te hace pen­sar duran­te la prác­ti­ca tota­li­dad que el imi­ta­dor del ase­sino es alguien que no es; y que al menos yo no lo he vis­to venir has­ta que no lo tenía delan­te de mis narices.

Características

El libro está divi­di­do en tres par­tes, cada una de ellas enca­be­za­da por una cita de cono­ci­dos auto­res; estas par­tes están sepa­ra­das por bre­ves capí­tu­los que, por nor­ma gene­ral, indi­can el cam­bio de esce­na­rio y de narra­dor entre todas las tra­mas que con­tie­ne la his­to­ria. La nove­la da comien­zo rela­tan­do un sue­ño que se vol­ve­rá recu­rren­te en el trans­cur­so de la his­to­ria. Acto segui­do, y en orden lineal, toma el rele­vo una narra­ción múl­ti­ple en pri­me­ra per­so­na guia­da de la mano de Iris, la pro­ta­go­nis­ta de la his­to­ria en la tra­ma prin­ci­pal; de Car­los, un per­so­na­je secun­da­rio que encar­na a un cabo de los Mos­sos d’Esquadra; y de Chris­tian, el emplea­do y la per­so­na que hace el «tra­ba­jo sucio» al imi­ta­dor de Gilles de Rais. La his­to­ria está ambien­ta­da en dos esce­na­rios prin­ci­pa­les: en Bar­ce­lo­na, don­de se cen­tra la vida dia­ria de Iris; y en Roca­blan­ca, un peque­ño pue­blo jun­to al Par­que natu­ral del Mon­tseny, que pue­de ser con­si­de­ra­do el hábi­tat de suso­di­cho imi­ta­dor. La carac­te­ri­za­ción de todos estos per­so­na­jes es indi­rec­ta ya que la narra­ción sólo trans­cri­be pen­sa­mien­tos de los mis­mos y no carac­te­rís­ti­cas físi­cas o psi­co­ló­gi­cas de ellos.

Personajes

Esta es mi selec­ción de los per­so­na­jes que con­si­de­ro más importantes:

Iris, la pro­ta­go­nis­ta de esta his­to­ria, es una joven divor­cia­da, abo­ga­da de pro­fe­sión, a la que un día le lle­ga un caso curio­so: un clien­te que se enfren­ta a pena de cár­cel y que pare­ce no arre­pen­tir­se de lo que ha hecho para ter­mi­nar en esa tesi­tu­ra. Y como no tie­ne sufi­cien­te tra­ba­jo en la ofi­ci­na, van salién­do­le extras por ahí. Como ya dije: tie­ne sue­ños pre­mo­ni­to­rios, que cuan­do no sabe qué pue­den sig­ni­fi­car acu­de en ayu­da de su psi­có­lo­ga Ber­ta para que inten­te ayu­dar­la de algún modo; muchas veces no ter­mi­nan por des­cu­brir de qué pue­de tra­tar­se, pero en otras oca­sio­nes son sue­ños más cla­ros que le dejan ver cla­ra­men­te cosas… no dema­sia­do bue­nas… que pasarán.

Y pre­ci­sa­men­te en esos sue­ños no dema­sia­do bue­nos a los que hago refe­ren­cia es don­de entran en esce­na, entre otros, Car­los y Jor­di: dos agen­tes de los Mos­sos d’Esquadra que tie­nen un tra­ba­jo bas­tan­te ago­ta­dor duran­te toda la his­to­ria; son dos de los encar­ga­dos de resol­ver los casos con los que, en cier­to modo, sue­ña Iris. Dado que la zona don­de trans­cu­rren los hechos es un tra­mo de bos­que den­tro del par­que natu­ral del Mon­tseny la bús­que­da se les com­pli­ca bas­tan­te dada la exten­sión y lo abrup­to del terreno, por lo que en muchos casos se narra más bien la frus­tra­ción de no poder avan­zar que lo que es la bús­que­da en sí.

El per­so­na­je de Gabriel Sira me ha gus­ta­do mucho. Y no sé, pero intu­yo, por la for­ma en que está cons­trui­do, que a Gra­zie­lla Moreno tam­bién le ha gus­ta­do mucho haber­lo crea­do; y poner nues­tra men­te a prue­ba, por qué no decir­lo. Vale que es un hom­bre es raro, vale que seme­jan­te nivel de excen­tri­ci­dad no lo con­vier­te en el can­di­da­to ideal para con­fiar a pri­me­ra vis­ta en él, pero qué le voy a hacer, debo ser un pelín sapio­se­xual y, cuan­to menos, sien­to pro­fun­da admi­ra­ción por las per­so­nas inte­li­gen­tes; y un per­so­na­je como éste, que encar­na al pro­to­ti­po de hom­bre ele­gan­te, con moda­les exqui­si­tos, y que mues­tra una pro­fun­da inte­li­gen­cia me gus­ta un montón.

Chris­tian es un hom­bre anti­pá­ti­co, desas­tra­do, malo­lien­te, con una per­so­na­li­dad cuan­to menos defi­cien­te y con una moral lo sufi­cien­te­men­te lige­ra como para que no le pon­ga aler­ta cuan­do está hacien­do algo terri­ble­men­te mal si en com­pen­sa­ción hay una bue­na suma de dine­ro. Es el emplea­do del imi­ta­dor de Gilles de Rais, el que le hace el tra­ba­jo sucio, y que apar­te de lo que de por sí le paga su jefe apro­ve­cha para lucrar­se toda­vía más por su cuen­ta apro­ve­chan­do la oca­sión. Vien­do cómo es este tipo ya pode­mos hacer­nos una idea de cómo será su jefe. Que no diré quién es, por­que quie­ro que sea sor­pre­sa para todo el que sea la nove­la, como lo fue para mí.

Pros y contras

Quie­ro des­ta­car un gran pro que, para mí, tie­ne esta his­to­ria, y es que no ocu­rre, como sue­le ser habi­tual, que la per­so­na que tie­ne pre­mo­ni­cio­nes de algún tipo por arte de magia resuel­va el caso sin más, la poli­cía para casa y esa per­so­na a cele­brar­lo con un copa­zo. En este caso, diga­mos que está por ahí, pero la poli­cía hace lo que le pagan para hacer.

Un con­tra, que aun­que para mí no lo haya sido pue­de que haya para quien sí lo sea: las narra­cio­nes his­tó­ri­cas. La auto­ra, en boca de Alma, una ami­ga de Iris, apro­ve­cha para pro­fun­di­zar bre­ve­men­te en la his­to­ria y dar­nos a cono­cer al ase­sino Gilles de Rais y el mun­do que lo rodea­ba: por qué hacía lo que hacía, cómo lo hacía, de quién se rodea­ba para que nun­ca lo pilla­ran, etc; y tam­bién, en boca de una tía de Iris que vive en los Piri­neos, pro­fun­di­za en un epi­so­dio his­tó­ri­co que afec­ta a las dos fami­lias más ricas del pue­blo don­de viven: Roca­blan­ca. A mí me ha gus­ta­do, me ha pare­ci­do entre­te­ni­do, pero qui­zá pue­dan ser las par­tes un pelín más densas. 

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

3 comentarios

  1. Lo impor­tan­te es cele­brar­lo con un copa­zo. Todo. Siem­pre. Y bien cargado.
    Por des­gra­cia estoy un poco satu­ra­da de sus­pen­se y nove­la negra, creo que me voy a tomar un tiem­po y leer­le algún libro “fres­qui­to para el verano”, de esos que dicen.

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!