g Feedly

De fuera vendrá quien de casa te echará

19-III-2013

Falla Ceramista Ros, 2013

La ima­gen que veis sobre estas líneas plas­ma el ninot de la polémi­ca fall­era este año. El ele­fante evo­ca a Shi­va Natara­ja, un dios de la religión hin­duista. Como curiosi­dad, aunque es lo de menos; el mon­u­men­to en cuestión pertenece a la fal­la Ceramista Ros-José María Mortes Ler­ma. No sé ni la de veces que se habrán que­ma­do sím­bo­los reli­giosos católi­cos o musul­manes. Nun­ca sucedió nada porque se entiende como humor, como sáti­ra, como críti­ca. Las Fal­las de Valen­cia siem­pre fueron así, y deben tomarse como lo que son.

No parece ser así pues para Swa­mi Omkranan­da, pres­i­dente del Tem­p­lo Hindú en Valen­cia. Que des­de el domin­go tan­to él como los suyos estu­vieron hacien­do pre­sión en la policía, en el juz­ga­do, y en las insti­tu­ciones, para impedir a toda cos­ta que se que­maran los ninots que hacen ref­er­en­cia a cualquier sím­bo­lo que para el pueblo hindú pue­da con­sid­er­arse sagra­do. Y lo con­sigu­ieron, como se pro­pusieron; no se pudieron que­mar dichos mon­u­men­tos. En primer lugar para evi­tar la deman­da; en segun­do para evi­tar un más que prob­a­ble acto viral, que los hin­duis­tas cor­rerían a masi­ficar todo cuan­to pudier­an para que dejarnos en mal lugar.

Sé que recur­ro muchas veces al refranero español, pero es que es muy sabio. «Donde fueres haz lo que vieres», dice. Y razón no le fal­ta. Des­de que la clase políti­ca ve a las per­sonas extran­jeras, no como per­sonas que son sino como futur­os votos, las cos­tum­bres de nue­stro país han pasa­do a un segun­do lugar, rel­e­gadas por cos­tum­bres que nos son aje­nas.

Cuan­do los españoles visi­ta­mos otros país­es acata­mos las nor­mas de aquél­los. Pues son impues­tas y más vale no ir con­tra ellas, sobre todo si guardan relación con la religión per­ti­nente. Cuan­do de otros país­es vienen al nue­stro siguen sien­do sus cos­tum­bres y cul­turas las que han de respetarse, por aque­l­lo de la tol­er­an­cia y demás. Siem­pre por enci­ma de nues­tra cul­tura, nue­stro pat­ri­mo­nio, nues­tra iden­ti­dad y nues­tras cos­tum­bres.

Zan­jo el tema con una pre­gun­ta retóri­ca, porque la respues­ta ya la sé: ¿esta­mos ton­tos o qué pasa?

Actu­al­ización: uno de esos fanáti­cos descere­bra­dos ha inten­ta­do pegarse fuego delante de la fal­la en señal de protes­ta. ¿Protes­ta de qué? me pre­gun­to. Accedieron a quitar los ninots ofen­sivos. ¿De qué protes­ta pues, de que se hayan quita­do? Es decir ¿quería que se que­masen? Está claro que su inteligen­cia no da para más.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

Anímate, ¡deja un comentario!