g Feedly

Caligrafía: transformando letras en arte

12-VIII-2015

Ten­er una boni­ta caligrafía es impor­tarte para sen­tirse bien con uno mis­mo, sobre todo cuan­do escribes y ter­ceras per­sonas deben leer —o en según qué casos, tratar de descifrar— ese tex­to. Además, pon­er en prác­ti­ca nuevos tipos de letra, exper­i­men­tar, jugar escri­bi­en­do, tam­bién puede ser muy rela­jante. Y quién sabe si entre exper­i­men­to y exper­i­men­to das con un tipo de letra que te gus­ta y puedes uti­lizarla con fre­cuen­cia cuan­do nece­sites escribir cualquier cosa.

Caligrafia

Quienes me seguís des­de hace tiem­po sabréis que uno de mis obje­tivos ya lle­va sien­do des­de hace tiem­po el con­seguir ten­er una mejor caligrafía. Hubo una época en que escribía tan rápi­do que luego ni siquiera yo mis­mo sabía lo que había escrito… ¡cómo para que los demás tuvier­an que esforzarse inten­tán­do­lo!

Nun­ca he lle­ga­do a con­seguir el tipo de letra que quería, pero tam­bién es que siem­pre soy demasi­a­do exi­gente con­mi­go mis­mo: mi caligrafía ha mejo­ra­do notable­mente; y por lo menos sé a cien­cia cier­ta que ter­ceras per­sonas que ten­gan que enfrentarse a algo que he escrito yo no ten­drán que esforzarse demasi­a­do para com­pren­der qué narices pone, como pasa­ba antes.

Entre otras cosas, y es lo que real­mente ven­go a com­par­tir con este artícu­lo, me han servi­do como inspiración vídeos como los que veis. En el vídeo ante­ri­or se uti­liza una de las mejores —y caras— plumas estilo­grá­fi­cas que exis­ten; equipa­da con plumín flex­i­ble, que per­mite vari­ar el grosor del tra­zo depen­di­en­do de la pre­sión ejer­ci­da con la pluma sobre el papel.

Aunque para con­seguir algo sim­i­lar nosotros mis­mos no se nece­si­tan grandes inver­siones: hay estuch­es de ini­ciación a la caligrafía a pre­cios muy económi­cos; mis pro­gre­sos no han sido siquiera con esos estuch­es, me encan­ta escribir con pluma estilo­grá­fi­ca des­de hace muchos años, y para mejo­rar mi caligrafía he usa­do una pluma están­dar con plumín rígi­do… segu­ra­mente con un bolí­grafo podría haber con­segui­do los mis­mos resul­ta­dos, aunque sabi­en­do escribir con estilo­grá­fi­ca a mí se me hace más sen­cil­lo con­seguir una bue­na caligrafía así que con un bolí­grafo o roller, cuestión de gus­tos.

Con pacien­cia se pueden hac­er ver­daderas obras de arte como las que podemos dis­fru­tar en estos vídeos. Porque la caligrafía tam­bién es un arte… una boni­ta caligrafía, claro; no la que ten­emos la may­oría.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

1 comentario

  1. […] las plumas estilo­grá­fi­cas. Aunque hace tiem­po ya comen­té algo sobre la caligrafía, no es algo que haya dicho demasi­a­do por estos lares; inclu­so cuan­do mi caligrafía era pési­ma, […]

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!