g Feedly

[42/52] Más y más kilómetros…

21-X-2013

[42/52] Más y más kilómetros...

Esta sem­ana vuelve a ser el lunes el día del resumen sem­anal. Este fin de sem­ana he ido bas­tante lia­do, y hoy ídem. De hecho, has­ta hace un rato ni me acord­a­ba del resumen sem­anal. Esta vez sí puedo decir que he ido justi­to de tiem­po, y no es excusa. Pero bueno, aquí llegó. Resumen de una sem­ana bas­tante agi­ta­da.

Esta sem­ana empecé a meter­le caña algo más en serio al run­ning, como comen­té la ante­ri­or. Estoy hacien­do un plan de prác­ti­cas que, teóri­ca­mente —eso espero— me lle­vará a cor­rer 5 kilómet­ros segui­dos, sin echar el híga­do por la boca, para finales de febrero. Me lo tomé con cal­ma porque tam­poco quiero pre­cip­i­tarme; poco a poco es como mejor va salien­do todo.

La sem­ana ha ido de menos a más en cuan­to a sen­sa­ciones se refiere. Durante el entre­namien­to del lunes parecía que no había hecho deporte en mi vida; valiente que es uno, empecé a tirar «fuerte» al prin­ci­pio —lo que para mí es fuerte, vamos—, y al final del entre­namien­to parecía que iba a darme un sopon­cio… Dosi­fi­carme es la clave, cosa que no sé hac­er, pero que apren­deré. Me cal­zo las zap­atil­las, veo la calle y tiro como si estu­viera poseí­do; durante poco tiem­po, claro. A par­tir de ahí todo fue in crescen­do; el martes, jueves y viernes con­tin­ué con el entre­namien­to y con mejores sen­sa­ciones a cada día que pasa­ba… no creo que con­sigu­iera del todo dosi­fi­carme, pero al menos el cuer­po esta­ba más habit­u­a­do, o algo así.

En cuan­to a lo mío, la bici, estoy en mes de récord. Has­ta aho­ra lo máx­i­mo que había hecho en un mes eran 170 y tan­tos kilómet­ros. Y éste todavía que­da mes y en el momen­to de escribir estas líneas lle­vo ya 230 kilómet­ros. Sé que para muchos no será gran cosa, pero todos empezamos a dar­le caña en algún momen­to; y éste es el mío. Además, tam­poco es lo mis­mo ir en bici sin perder de vista la playa, que hac­er­lo por la zona donde vivo yo; que aunque es Valen­cia, es en el inte­ri­or, y aquí es com­pli­ca­do encon­trar tramos llanos por los que rodar; pasas el tiem­po subi­en­do y bajan­do mon­tañas…

La bás­cu­la tam­bién me dio bue­nas noti­cias, y perdí el peso que engordé la sem­ana pasa­da y un pelín más. No val­oro tan­to como antes estas cifras, y me cen­tro más en cómo me sien­to yo, pero quieras o no siem­pre es agrad­able ir vien­do pro­gre­sos, aunque ya sean más poco a poco.

¡Y poco más! A ver esta sem­ana qué tal me va el entre­namien­to.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

Anímate, ¡deja un comentario!