g Feedly

2013 en perspectiva

9-I-2014

Tenía ganas de decir esto: para mí 2013 ha sido un año notable, hablan­do de él en tér­mi­nos genéri­cos y hacien­do un cóm­puto glob­al. Y por con­tra de lo que muchos pen­sarán: no, no he tenido bue­na suerte; las cosas bue­nas y malas que han ido suce­di­en­do a lo largo del año me las he bus­ca­do yo, no me han caí­do del cielo. Que estaría bien, no digo que no, pero no ha sido así. Todos los obje­tivos que me pro­puse los con­seguí.

El más vis­i­ble es el físi­co; me pro­puse hac­er una dieta salud­able y ejer­ci­cio para pon­erme en for­ma. Y lejos de ser uno de esos propósi­tos de año nue­vo que los empiezas y nun­ca los ter­mi­nas, empecé el año con 124,6kg y lo ter­miné con 89kg. En éste, dada su mag­ni­tud, he tenido ayu­da. Espe­cial­mente: mi madre, mi chef par­tic­u­lar, que le encan­ta coci­nar y ha hecho mil y una varia­ciones de comi­das para que tuviera var­iedad y dis­fru­tara de la comi­da como lo hacía antes pero con ingre­di­entes sanos; mi padre, ani­mán­dome a salir y hac­er deporte, inclu­so a su edad salien­do con­mi­go a veces y hacien­do de liebre los días que por exce­so de entre­namien­to iba que­ma­do y no daba mucho de mí; mi Nia, que pese a la dis­tan­cia que nos sep­a­ra ha tenido que sopor­tar más de una vez mis altiba­jos y darme áni­mos cuan­do a veces ni siquiera ella los tenía; y en gen­er­al, todos los demás ami­gos que a través de Face­book, Insta­gram o Twit­ter han ido apoyán­dome y ani­mán­dome. Ha sido duro, pero lo he con­segui­do; cuan­do empecé todo esto era muy escép­ti­co, y lle­gar a enero habi­en­do deja­do atrás las malditas tres cifras en mi peso me parecía un logro dig­no de men­ción que ni imag­in­a­ba que con­seguiría. Lo con­seguí, e inclu­so fui un poco más allá.

Éste es el más vis­i­ble, como dije, pero no el úni­co. Tam­bién me pro­puse dejar de mor­derme las uñas: un vicio que había adquiri­do des­de pequeño y que no había for­ma de quitárme­lo; con­segui­do. Otra cosa que poca gente sabe, si no me cono­cen per­sonal­mente y se fijan, es que el pie dere­cho lo abría demasi­a­do al cam­i­nar, deján­dome una figu­ra algo patosa; he con­segui­do que ape­nas se note al cam­i­nar, esforzán­dome yo mis­mo, sin vis­i­tas a podól­o­gos ni his­to­rias raras. Tam­bién me pro­puse y con­seguí, al igual que en 2012, leer 30 libros a lo largo del año. Y cómo no: el proyec­to 52 sem­anas, 52 fotografías; que no sin algu­na cri­sis de cre­ativi­dad con­seguí ter­mi­nar tam­bién.

Dejan­do a un lado los obje­tivos, este año por fin tam­bién pude cono­cer per­sonal­mente a mi Nia. Y después de esta vez pudi­mos ver­nos en dos oca­siones más. Nos lo pasamos genial jun­tos y quedamos con muchísi­mas ganas de repe­tir. ¡Espero que este año más!

Tam­bién conocí Yelp. Una red social donde me he sen­ti­do como en casa. En junio me estrené en uno de sus geniales even­tos y en noviem­bre volví a repe­tir. ¡Son gente genial!

Sien­to si me dejo algo en el tin­tero pero… creo que no. Eso es todo, y no es poco. Uno a uno de todos los momen­tos vivi­dos durante el tiem­po que pasa­ba con nuevas expe­ri­en­cias o cumplien­do obje­tivos ha sido mi año. Podría haber sido mejor: por ejem­p­lo, podría haber encon­tra­do un tra­ba­jo, pero de momen­to no pudo ser y eso al menos espero que en 2014 sí se cumpla. Ya ver­e­mos, porque es algo que no depende direc­ta­mente de mí…

Espero que cuan­do 2014 llegue a su fin pue­da echar la vista atrás y volver a decir orgul­loso que ha sido un año notable; aunque no haya influ­i­do la suerte —de encon­trar tra­ba­jo, por ejem­p­lo— y todo haya depen­di­do de mí.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

4 comentarios

  1. SISOR 9-I-2014

    Enhorabue­na tío. Me ale­gro de que para ti haya sido un buen año. Lo has dibu­ja­do exce­lente 😉

    responder
    • ¡Muchas gra­cias! Tam­bién han habido mal­os momen­tos, pero con tan­tos momen­tos sat­is­fac­to­rios y val­orán­do­lo en per­spec­ti­va, ape­nas desta­can. 😀

      responder
  2. […] de semán­tica, tam­bién es men­tal. Bási­ca­mente quiero seguir ade­lante con algu­nos de los que tenía para 2013 y cum­plí; no quiero que ter­mine el año y olvi­darme de ellos, son hábi­tos que quiero seguir […]

    responder
  3. Anónimo 19-VI-2016

    El aun no sabe nada. Deja­lo estar aho­ra que aun estás a tiem­po.

    Un ami­go.

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!