g Feedly

14N: huelga general

14-XI-2012

14N HUELGA GENERAL

En este artícu­lo me con­for­mo con tex­to sobre estas líneas, todas las imá­genes que se me podían ocur­rir para acom­pañar ésto me serían repul­si­vas, así que en este caso haré una excep­ción a mi nor­ma. Y, de paso, con esta breve intro­duc­ción ya sabéis en qué tono irá esto.

Como en cada huel­ga gen­er­al, me indig­no. Aunque en mi caso es por un moti­vo bien difer­ente al de una parte del pueblo, y la total­i­dad de los sindi­cal­is­tas: me indig­no por los sindi­catos. Esas orga­ni­za­ciones cuyos man­damases sólo mueven el culo cuan­do las sub­ven­ciones que los políti­cos que estén en el poder en el momen­to estén dán­doles no sean lo sufi­cien­te­mente jugosas. Y si enci­ma se le une algún par­tido políti­co hace ya un tufo… de cuida­do. Hace unas horas me desa­hoga­ba en Twit­ter y Faceook con un mini monól­o­go, como lo llamé, que quiero com­par­tir tam­bién aquí.

El pueblo nece­si­ta un líder para orga­ni­zarse y exi­gir sus dere­chos, pero si esos líderes deben ser CCOO y UGT, mejor sin líderes. CCOO y UGT sólo salen a la calle para hac­er pre­sión y que sus sec­re­tar­ios gen­erales ten­gan más sub­ven­ciones. El pueblo les da igual. Y que el PSOE ten­ga los san­tos cojones de secun­dar una man­i­festación, cuan­do la may­oría de para­dos son crea­d­os por ellos mis­mos es vom­i­ti­vo.

Y es que si ya de por sí me parece cat­a­stró­fi­co lo que hacen unos sindi­catos, que de tan­tos años que lle­van chu­pan­do del fras­co están total­mente podri­dos en sus raíces, que a una man­i­festación y huel­ga con­tra los para­dos y a favor de crear empleo se le una el PSOE… Es que debería estar pro­hibido.

Y eso dejan­do aparte la mafia que cir­cu­la impune­mente por las calles, ampara­dos en ban­deras rojas y negras y estrel­las de cin­co pun­tas, rep­re­sen­tan­do a unos ide­ales que descono­cen —pues los ide­ales de estos sindi­catos úni­ca­mente se escriben con el sím­bo­lo del dólar y el euro—, olvidán­dose que la huel­ga gen­er­al es un dere­cho de los españoles, pero no un deber. Y que cada cual es libre de secun­dar­la o no.

La gran may­oría de españoles estoy seguro que secun­darían la huel­ga por con­vic­ción y no por obligación si quienes lid­er­aran esas protes­tas no fuer­an las mis­mas caras de siem­pre. Esos que se pasaron la leg­is­latu­ra ante­ri­or sin hac­er ruí­do pese a que los para­dos aumenta­ban mes a mes, sim­ple­mente porque sus bol­sil­los esta­ban llenos y en ese momen­to el pueblo no les pre­ocu­pa­ba en abso­lu­to; en cuan­to los bil­letes han deja­do de rozar el bor­de del bol­sil­lo han camu­fla­do sus protes­tas inter­nas y pri­vadas hacia el actu­al gob­ier­no con man­i­festa­ciones y huel­gas gen­erales con­tra el desem­pleo que es lo que el pueblo quiere oír. Y es la úni­ca for­ma en que con­siguen salirse con la suya: engañán­donos para poder hac­er pre­sión. Tienen un poder y una influ­en­cia que no se han gana­do.

Mien­tras un cam­bio aparece el pueblo seguirá hacien­do caso a los sindi­catos y, sobre todo, a sus mafiosos emplea­d­os dis­fraza­dos de sindi­cal­is­tas, huel­guis­tas y piquetes infor­ma­tivos, que val­ién­dose del mobil­iario urbano como ame­naza impac­tante, de la sil­i­cona y del fuego, son capaces de con­vencer a cualquiera que quiera abrir su nego­cio a la mañana sigu­iente para que secunde una huel­ga. Siem­pre pací­fi­ca­mente e infor­man­do a sus con­ci­u­dadanos, claro. Si luego no te con­ven­cen sus motivos y no quieres ejercer tu dere­cho —que no deber, repi­to— a cer­rar tu nego­cio, quién sabe si casual­mente no acaben impactan­do con­tra tus puer­tas y ven­tanas obje­tos propul­sa­dos por las manos de algún enca­pucha­do que, obvi­a­mente, no saben quién es y no iba con ellos.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

4 comentarios

  1. carlos63 14-XI-2012

    Como ya te he dicho en Face­book, estoy TOTALMENTE, de acuer­do con lo que expones. Yo tam­bién hace tiem­po que bramo con­tra los sindi­catos.

    Salu­dos.

    responder
    • Sí, en estos temas siem­pre esta­mos de acuer­do. Es una deli­cia entrar a tu blog y no diver­gir en nada, jaja.

      responder
  2. Creía que era la úni­ca que veía a los sindi­catos de la mis­ma for­ma.…. En fin.. he trata­do con muchos por mi tra­ba­jo. Todos se venden al mejor pos­tor sin impor­tar­les los motivos que ellos dicen defend­er… Les he vis­to recibir sobres de dinero de empre­sar­ios para nego­ciar con­ve­nios colec­tivos… Son lo peor! Como he dicho en face­book, a mí no me rep­re­sen­tan!!!
    Buen artícu­lo 😉

    responder
    • Es una mafia, sin más. Sólo que legal­iza­da por el gob­ier­no… Es lo úni­co que les difer­en­cia. Porque la for­ma de actu­ar es exac­ta­mente la mis­ma, inclu­so has­ta en la vio­len­cia.
      ¡Gra­cias, Eva! 😀

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!