g Feedly

¡Democracia real ya! — spanish revolution, #acampadasol

19-V-2011

Lo que empezó sien­do una man­i­festación a la que —per­sonal­mente— pens­a­ba que no acud­iría prác­ti­ca­mente nadie, de la cual los medios tradi­cionales —pren­sa y tele­visión— ni siquiera se harían eco, resultó ser una man­i­festación con un mon­tón de gente a la que, en prin­ci­pio, se empeñaron la may­oría de medios en taparla, ocul­tar­la, desviar la aten­ción, inten­tar que no se conociera la mag­ni­tud real de la noti­cia… Pero que el efec­to Streisand que gen­eró fue tan grande, que no ha habido for­ma humana de hac­er que los españoles no supiéramos la real­i­dad del asun­to. Pese a lo mucho que a más de uno les hubiera gus­ta­do.

La ima­gen que hay sobre estas líneas es una vista, des­de una altura con­sid­er­able, de la Puer­ta del Sol y alrede­dores. Sí, todo eso que pare­cen hormi­gas, son per­sonas. Está toma­da el día 18 de mayo, en una de las con­cen­tra­ciones que des­de el día 15 se han venido hacien­do en la famosa plaza de Madrid. No sue­lo uti­lizar fotos tan altas, porque estéti­ca­mente no me gus­tan demasi­a­do, pero recortán­dola no se apre­cia­ría en su total­i­dad la gente que había, que es su cometi­do.

No con­tentos con todo esto, que clara­mente entor­pece y per­ju­di­ca sus cam­pañas elec­torales, los par­tidos IU y PSOE se han queri­do adju­dicar unos pun­tos con esto, tomán­do­lo como una ini­cia­ti­va propia, cuan­do está claro que no lo es. Hacien­do públi­ca al mun­do su incom­pe­ten­cia e igno­ran­cia —porque clara­mente no han enten­di­do abso­lu­ta­mente nada— y hacién­donos cues­tionar —más aún— si alguno de ellos, aunque sabíamos que para la políti­ca no servían, si real­mente servirán para algo pro­duc­ti­vo en esta vida. Para que sep­a­mos que nada de todo esto es cier­to, y que lo úni­co que pre­tenden es manip­u­lar y despis­tar, este es el man­i­fiesto que ha real­iza­do la orga­ni­zación, vota­do democráti­ca­mente.

¿Quiénes somos?

Somos per­sonas que hemos venido libre y vol­un­tari­a­mente, que después de la man­i­festación decidi­mos reunirnos para seguir reivin­di­can­do la dig­nidad y la con­cien­cia políti­ca y social.

No rep­re­sen­ta­mos a ningún par­tido ni aso­ciación. Nos une una vocación de cam­bio. Esta­mos aquí por dig­nidad y por sol­i­dari­dad con los que no pueden estar aquí.

¿Por qué estamos aquí?

Esta­mos aquí porque quer­e­mos una sociedad nue­va que dé pri­or­i­dad a la vida por enci­ma de los intere­ses económi­cos y políti­cos. Abog­amos por un cam­bio en la sociedad y en la con­cien­cia social. Demostrar que la sociedad no se ha dormi­do y que seguire­mos luchan­do por lo que nos mere­ce­mos medi­ante la vía pací­fi­ca.

Apoy­amos a los com­pañeros que detu­vieron tras la man­i­festación, y ped­i­mos su pues­ta en lib­er­tad sin car­gos.

Lo quer­e­mos todo, lo quer­e­mos aho­ra, si estás de acuer­do con nosotros: ¡ÚNETE!

Todos los que nos hemos infor­ma­do un poco sobre todo esto ten­emos claro que van/vamos en con­tra de este sis­tema políti­co, en con­tra de cómo se toman esta democ­ra­cia que sólo favorece unos pocos adin­er­a­dos, en con­tra de unas vota­ciones que no nos per­miten ele­gir si no optar entre algo malo y algo peor, en con­tra de los ban­queros que nos han meti­do en esta cri­sis —que aunque sea mundi­al, en España vamos sobra­dos de ella— y que pese a con­tar con ayu­das —ayu­das para nosotros, no nos olvidemos— han preferi­do quedárse­las ellos y enrique­cerse aún más. En con­tra de toda esta lacra des­fasa­da, que mira más por intere­ses pro­pios que por los nue­stros. Cuan­do la políti­ca debería servir al ciu­dadano, al pueblo, y no ser nosotros quienes les sir­va­mos a ellos.

No somos anti sis­tema, el sis­tema es anti nosotros Puer­ta del Sol, Madrid

Lo mejor de todo es que no sola­mente nos hemos enter­a­do los españoles, fuera de España tam­bién es noti­cia —afor­tu­nada­mente— lo que ocurre aquí. Has­ta fue noti­cia en el Wash­ing­ton Post. Y no sólo eso, si no que tam­bién —desconoz­co si hay más—, se han prepara­do man­i­festa­ciones en ciu­dades como Lon­dres, Birm­ing­ham, París o Berlín. Y en país­es como Argenti­na o Méx­i­co, aunque no sé conc­re­ta­mente dónde.

Pese a que los medios se empeñan en hac­er­nos creer que son ini­cia­ti­vas encu­bier­tas de políti­cos de par­tidos de la izquier­da, sabe­mos que no es así. No digo que no hayan ciu­dadanos en esas man­i­festa­ciones que sean de izquier­das, de dere­chas o apolíti­cos, pero todos esta­mos jun­tos por un bien común: nue­stro bien, el del pueblo. Por un bien que radi­caría, fácil­mente, en el ejem­p­lo que nos han puesto en Islandia: ban­queros y políti­cos a la cár­cel y que paguen la deu­da quienes la gener­aron. Y a par­tir de entonces, que se cuente con nosotros para las deci­siones más trascen­den­tales; que podamos opinar de ver­dad. No, como ya dije, optar sola­mente entre algo malo y algo peor.

+info: tomalaplaza.net, @acampadasol, #acam­pada­sol, #span­ishrev­o­lu­tion o Span­ish Rev­o­lu­tion.

¿Has encontrado algún error en el texto anterior? Me ayudarías mucho si lo reportaras.

2 comentarios

  1. Es alu­ci­nante como los par­tidos pre­tenden desvir­tu­ar el Movimien­to pop­u­lar. Intox­i­can­do la real­i­dad o apropián­dose de la idea. Es curioso tam­bién como mucha gente no los entiende porque se sale de los cánones cono­ci­dos, siem­pre bus­can quien esta detrás. Nadie ni ningu­na orga­ni­zación hoy en día ten­dría tan­to poder de con­vo­ca­to­ria. Solo el espíritu has­ti­a­do del pueblo.

    Salu­dos.

    responder
  2. No sé de qué nos extrañan esos movimien­tos de ocul­tar la real­i­dad o engañarnos, sin más. Es lo que lle­van hacien­do toda la vida, lo que pasa es que aho­ra se les ve el plumero más fácil­mente.

    Un salu­do, Car­los.

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!