g Strava Feedly

Reseña: No sé dónde está el límite, pero sí sé dónde no está, de Josef Ajram

20-XII-2013

No sé dónde está el límite, pero sí sé dónde no está, de Josef Ajram

No sé dón­de está el lími­te, pero sí sé dón­de no está, de

Si estás bus­can­do un libro con el que moti­var­te, ya no sólo a prac­ti­car cual­quier tipo de depor­te, sino prác­ti­ca­men­te a cual­quier cosa en la vida, ¡no bus­ques más! ; has dado con el libro ade­cua­do, que te engan­cha­rá de prin­ci­pio a fin.

Éste es el libro más per­so­nal de Josef Ajram. Pode­mos des­cu­brir en él su par­te más huma­na, sus debi­li­da­des, sus «baches» —como él los lla­ma—, y pode­mos ver cómo se sobre­po­ne a ellos y, por muy difí­ci­les que sean los obje­ti­vos, su úni­ca meta es supe­rar­los y, como siem­pre dice: des­cu­brir dón­de está su lími­te. No pue­de haber mayor moti­va­ción que ésa.

Prin­ci­pal­men­te en el libro se nos cuen­ta cómo trans­cu­rrió el Red Bull 7 Islands del año pasa­do, en el que tuvo que reti­rar­se antes de lo pre­vis­to al no poder fina­li­zar la prue­ba, y que den­tro de nada vol­ve­rá a repe­tir y segu­ro que ésta es la defi­ni­ti­va. Para quien no conoz­ca de qué se tra­ta este reto, es una prue­ba espe­cí­fi­ca­men­te crea­da para él —nun­ca antes nadie la ha rea­li­za­do— y se tra­ta de rea­li­zar sie­te triatlo­nes con dis­tan­cia Iron­man —3,86 km de nata­ción, 180 km de ciclis­mo y 42,2 km de run­ning— con­se­cu­ti­vos, duran­te sie­te días, en cada una de las sie­te islas cana­rias; dejan­do como colo­fón final la isla de Lan­za­ro­te —don­de se rea­li­za uno de los Iron­man más duros del mun­do—, pero superán­do­lo en dure­za duran­te eta­pas ante­rio­res, en islas don­de no se rea­li­za nin­gún Iron­man debi­do a la des­me­su­ra­da dure­za que supon­dría en com­pa­ra­ción con los exis­ten­tes alre­de­dor de todo el mun­do.

Apar­te está el pró­lo­go de San­ti Millán, que nos cuen­ta cómo cono­ció a Josef y por qué se engan­chó de nue­vo al depor­te, des­pués de lle­var un mon­tón de años de vida prác­ti­ca­men­te seden­ta­ria. Y tam­bién hay un par de capí­tu­los en los que escri­be su actual pare­ja, Sulai­ka Fer­nán­dez, en los que cuen­ta cómo es la vida y la con­vi­ven­cia con un atle­ta y una per­so­na tan inquie­ta como Josef, y algu­nas anéc­do­tas que des­cu­bri­rás con­for­me vayas leyen­do el libro.

En defi­ni­ti­va, un mon­tón de infor­ma­ción con la que poder cono­cer el lado más humano de Josef. Moti­va­ción y supera­ción al lími­te.

Des­de que escri­bí esta rese­ña en Goo­dreads, en sep­tiem­bre, han pasa­do algu­nas cosas. Así que sien­do un poco cabron­ce­te podría decir que Josef Ajram ya sabe dón­de tie­ne el lími­te, pero no lo diré. Los que os que­ráis ente­rar de por qué digo esto tenéis Goo­gle a gol­pe de click para des­cu­brir­lo, éste no es el pro­pó­si­to de la rese­ña.

Pien­so que el libro sigue sien­do intere­san­te por la moti­va­ción que nos da, ya que en defi­ni­ti­va se tra­ta de eso y no de los retos que él vaya mar­cán­do­se y cómo vaya com­ple­tán­do­los. Creo que si sigue escri­bien­do libros de este tipo debe­rá hacer­lo obje­ti­va­men­te des­de otro pun­to, por­que si Josef ha come­ti­do un error es creer que real­men­te para él no hay nin­gún lími­te; esta­rá más allá o más acá, pero todo cuer­po humano tie­ne un lími­te, y cuan­do éste se pone a prue­ba al máxi­mo ren­di­mien­to en un momen­to u otro te topa­rás con él. Pen­sar que ese momen­to no lle­ga­rá es una bur­da ilu­sión, aun­que cada uno pue­de ilu­sio­nar­se como quie­ra, cla­ro está.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

Anímate, ¡deja un comentario!