g Strava Feedly

Reseña: La leyenda de Sleepy Hollow, de Washington Irving

10-XI-2015

La leyenda de Sleepy Hollow, de Washington Irving

La leyen­da de Sleepy Hollow, de

Pági­nas: 89 Edi­to­rial: Alba edi­to­rial ISBN: 9788484285755 

Sinopsis

Icha­bod Cra­ne es el maes­tro de la comu­ni­dad de Tarry­town, en Sleepy Hollow, un valle a ori­llas del Hud­son. Su anta­go­nis­ta es Bran Bones, un gran­du­llón gro­se­ro, que es tam­bién su rival en el amor de Katri­na Van Tas­sel, hija úni­ca de un acau­da­la­do terra­te­nien­te. Icha­bod cree alcan­zar la glo­ria el día en que Van Tas­sel le invi­ta a una fies­ta en su cas­ti­llo… pero lo que no sabe es que lo que ahí le espe­ra es la con­de­na­ción, pues en los bos­ques encan­ta­dos de la «región del sopor» vaga el espec­tro del Jine­te sin cabe­za.

Opinión

Rela­to típi­co de lec­tu­ra el día de Hallo­ween. O eso creía.

Cono­cía esta his­to­ria por las adap­ta­cio­nes cine­ma­to­grá­fi­cas; y por la serie de tele­vi­sión que FOX estre­nó en 2013. Tenía interés en leer la his­to­ria real, para ver cómo era y qué es lo que habían cam­bia­do sus adap­ta­cio­nes de ella.

El libro es genial, está per­fec­ta­men­te escri­to, cui­dan­do infi­ni­ta­men­te el len­gua­je como era pro­pio de la épo­ca, pero dis­ta un mun­do de lo que espe­ra­mos encon­trar basán­do­nos en lo que sabe­mos por sus adap­ta­cio­nes. El jine­te sin cabe­za es el menos pro­ta­go­nis­ta del libro; ade­más, no es tan fie­ro como se le pin­ta: no va cor­tan­do cabe­zas o matan­do a dies­tro y sinies­tro; cuan­do se lea se com­pren­de­rá: es más como una leyen­da, como una apa­ri­ción, que se comen­ta que alguien vio algún día, pero quién sabe. Y eso te asus­ta, cla­ro, por­que una apa­ri­ción siem­pre debe asus­tar, pero se comen­ta que su úni­ca inten­ción es esa: asus­tar; y, de paso, poner a prue­ba sus mon­tu­ras, a ver quién corre más.

Dicho lo ante­rior, el libro bási­ca­men­te se cen­tra en la vida de Icha­bod Cra­ne, maes­tro de escue­la en este caso; de cons­truir su per­so­na­je y de quie­nes le rodean, esce­ni­fi­car el pue­blo don­de viven, y expli­car qué hace el señor Cra­ne para ganar­se la vida. Todo ello des­cri­to con un voca­bu­la­rio exqui­si­to, eso sí.

Como mues­tra del terror que se le pue­de supo­ner a esta his­to­ria, val­ga un frag­men­to des­crip­ti­vo de uno de los ves­ti­dos que un día lle­va­ba Katri­na:

[…] una fal­da pro­vo­ca­do­ra­men­te cor­ta, tan­to que des­cu­bría el más bello pie de todos los con­tor­nos.

Qui­zá para la noche de Hallo­ween sería más reco­men­da­ble dis­fru­tar de la pelí­cu­la de Tim Bur­ton y dejar, por supues­to, este genial libro de fan­ta­sía para otro momen­to en que poda­mos dis­fru­tar­lo más con­ve­nien­te­men­te.

Mi valo­ra­ción de tres estre­llas es enten­dién­do­lo como géne­ro fan­tás­ti­co; si lo tuvie­ra que enten­der, como se le supo­ne, como un rela­to de terror, la pun­tua­ción baja­ría bas­tan­te.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

Anímate, ¡deja un comentario!