g Strava Feedly

Reseña: La condesa sangrienta, de Alejandra Pizarnik

17-XII-2013

La condesa sangrienta, de Alejandra Pizarnik

La con­de­sa san­grien­ta, de

El libro me resul­tó intere­san­te, pero si jun­tas la cró­ni­ca sádi­ca de Erz­sé­bet Bát­hory con las imá­ge­nes del ilus­tra­dor San­tia­go Caru­so, la com­bi­na­ción es per­fec­ta. Narra la sobre­co­ge­do­ra y real his­to­ria de una aris­tó­cra­ta hún­ga­ra que, obse­sio­na­da con su belle­za y con­ser­var la juven­tud eter­na, tor­tu­ró y ase­si­nó a más de 600 muje­res. En cada capí­tu­lo se narra una tor­tu­ra dife­ren­te, y las inge­nio­sas —y más en aque­lla épo­ca— máqui­nas que emplea­ba como arma de tor­tu­ra.

Real­men­te no sé si todo esto será com­ple­ta­men­te cier­to, o será pro­duc­to de la miti­fi­ca­ción del per­so­na­je, y la pos­te­rior mag­ni­fi­ca­ción de todos los suce­sos habi­dos en su his­to­ria, pero sea como sea es intere­san­te cono­cer­lo para saber has­ta qué pun­to pue­de estar per­tur­ba­da una men­te y has­ta dón­de pue­de lle­gar el ser huma­no.

Es un libro muy extra­ño, reple­to de suce­sos que te deja­rán hela­do, pero tam­bién es muy bre­ve y las oscu­ras ilus­tra­cio­nes ayu­dan a que sea más lle­va­de­ro. Algo más para aña­dir a la lis­ta de lec­tu­ras, pero que no lee­ría de nue­vo por el mal rato que pasé mien­tras lo leía al empa­ti­zar fácil­men­te con las víc­ti­mas —ele­gi­das al azar— de esta mujer. Y pen­sar que si hubié­se­mos vivi­do en esa épo­ca cual­quie­ra de noso­tros hubie­se sido sus­cep­ti­ble a pasar por una situa­ción así… 

Si tuvie­ra que defi­nir este libro en una pala­bra la más idó­nea sería rari­to. Aun­que cuan­do opté por leér­me­lo ya lo supo­nía; quie­ro decir: que no me vino de nue­vo con­for­me iba pasan­do de pági­na. Pese a ello no deja de ser curio­so, aun­que aña­di­ría que si eres un pelín apren­si­vo qui­zá no sería el libro que te reco­men­da­ría leer. Uno de esos libros en lo que no es que sea difí­cil sino más bien impo­si­ble empa­ti­zar con el per­so­na­je prin­ci­pal de la tra­ma.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

Anímate, ¡deja un comentario!