g Strava Feedly

Reseña: Flores para Algernon, de Daniel Keyes

24-XII-2014

Flores para Algernon, de Daniel Keyes

Flo­res para Alger­non, de

¡Mucha­cho, cómo me ha gus­ta­do este libro! Al prin­ci­pio, cuan­do empe­cé a leer y sin estar infor­ma­do de cómo era el libro, lo pri­me­ro que se me pasó por la cabe­za fue: ¿quién habrá redac­ta­do esta edi­ción tan mal escri­ta y con tan­tas fal­tas de orto­gra­fía? ¡Pare­ce escri­ta por un niñ…! Esta­ba cla­ro enton­ces lo que Daniel Keyes que­ría trans­mi­tir.

El libro está escri­to en pri­me­ra per­so­na, por Char­lie —el pro­ta­go­nis­ta del libro—; va redac­tán­do­se corre­la­ti­va­men­te, por días, median­te infor­mes de pro­yec­to que más ade­lan­te des­cu­bri­re­mos por qué son y quién le man­da que los haga. Char­lie es dis­ca­pa­ci­ta­do men­tal de naci­mien­to; los duros años que ha vivi­do le han hecho resig­nar­se a ello pese a que a él le gus­ta­ría ser más lis­to y apren­der a leer y a escri­bir. Se ins­cri­be a unas cla­ses espe­cia­les don­de ense­ñan a leer y a escri­bir, y don­de des­ta­ca por sus ganas de con­se­guir­lo cuan­do el res­to no mues­tran dema­sia­do inte­rés. Es por esto que pien­san que será el can­di­da­to ideal para some­ter­lo a unas prue­bas cien­tí­fi­cas que pro­me­ten, median­te una ope­ra­ción en su cere­bro, corre­gir sus ano­ma­lías y no sólo aña­dir­le un nivel de inte­li­gen­cia nor­mal sino inclu­so lle­var­lo al nivel de genio.

Duran­te los infor­mes de pro­yec­tos que Char­lie escri­be duran­te toda la his­to­ria vere­mos la evo­lu­ción de la per­so­na, los pro­gre­sos, y como lejos de lo que él creía —que cuan­do fue­ra lis­to ten­dría más ami­gos que le que­rrían—: antes se reían de él por ser «ton­to» y aho­ra huyen de él por­que son ellos quie­nes se ven «ton­tos» a sí mis­mos com­pa­rán­do­se con él.

Una his­to­ria en la que se ve cla­ra­men­te que nun­ca todo es tan bueno ni tan malo como pare­ce; que por más que envi­die­mos a otras per­so­nas por deter­mi­na­das cua­li­da­des que tie­nen, nor­mal­men­te sólo lo hace­mos basán­do­nos en las par­tes posi­ti­vas que apor­tan y no en lo nega­ti­vo que segu­ro que habrá. No se pue­de tener todo al mis­mo tiem­po en esta vida, pero los hay como Char­lie, que han teni­do el pri­vi­le­gio de poder tener una dosis redu­ci­da tan­to de unas cosas como de otras.

Me ha resul­ta­do un libro muy entre­te­ni­do, que me ha engan­cha­do des­de el prin­ci­pio y que pare­cía que esta­ba en la men­te de Char­lie. Me he sen­ti­do tor­pe cuan­do escri­bía como podía, y des­pués he dis­fru­ta­do tam­bién con todo lo que sabía… y por qué no decir­lo: con todo lo que a mí tam­bién me gus­ta­ría saber. Aun­que depen­de de a qué pre­cio.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

Anímate, ¡deja un comentario!