g Strava Feedly

Reseña: El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Sáenz de Urturi

1-XI-2016

El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Sáenz de Urturi

El silen­cio de la ciu­dad blan­ca, de

Pági­nas: 480 ISBN: 9788408154167

Com­prar: papel ebook Edi­to­rial: Pla­ne­ta ficha del libro

Sinopsis

Tasio Ortiz de Zára­te, el bri­llan­te arqueó­lo­go con­de­na­do por los extra­ños ase­si­na­tos que ate­rro­ri­za­ron la tran­qui­la ciu­dad de Vito­ria hace dos déca­das, está a pun­to de salir de pri­sión en su pri­mer per­mi­so cuan­do los crí­me­nes se reanu­dan de nue­vo: en la emble­má­ti­ca Cate­dral Vie­ja de Vito­ria, una pare­ja de vein­te años apa­re­ce des­nu­da y muer­ta por pica­du­ras de abe­ja en la gar­gan­ta. Poco des­pués, otra pare­ja de vein­ti­cin­co años es ase­si­na­da en la Casa del Cor­dón, un cono­ci­do edi­fi­cio medie­val. El joven ins­pec­tor Unai López de Aya­la —alias Kra­ken—, exper­to en per­fi­les cri­mi­na­les, está obse­sio­na­do con pre­ve­nir los crí­me­nes antes de que ocu­rran, una tra­ge­dia per­so­nal aún fres­ca no le per­mi­te enca­rar el caso como uno más. Sus méto­dos poco orto­do­xos ener­van a su jefa, Alba, la sub­co­mi­sa­ria con la que man­tie­ne una ambi­gua rela­ción mar­ca­da por los crí­me­nes… El tiem­po corre en su con­tra y la ame­na­za ace­cha en cual­quier rin­cón de la ciu­dad. ¿Quién será el siguien­te? Una nove­la negra absor­ben­te que se mue­ve entre la mito­lo­gía y las leyen­das de Ála­va, la arqueo­lo­gía, los secre­tos de fami­lia y la psi­co­lo­gía cri­mi­nal. Un noir ele­gan­te y com­ple­jo que demues­tra cómo los erro­res del pasa­do pue­den influir en el pre­sen­te.

Autora

Eva García Sáenz de Urturi

Eva Gar­cía Sáenz de Urtu­ri (Vito­ria, Ála­va, Espa­ña, 1972) vive en Ali­can­te des­de los quin­ce años. Diplo­ma­da en Ópti­ca y Opto­me­tría, duran­te una déca­da ocu­pó diver­sos pues­tos de direc­ción en el sec­tor ópti­co y pos­te­rior­men­te desa­rro­lló su carre­ra pro­fe­sio­nal ocu­pan­do una pla­za de titu­lar en la Uni­ver­si­dad de Ali­can­te. En 2012 irrum­pe en el mun­do de la lite­ra­tu­ra con su nove­la La vie­ja fami­lia (La saga de los lon­ge­vos, 1), un fenó­me­no de ven­tas y crí­ti­ca que ha sido tra­du­ci­do al inglés y publi­ca­do con gran éxi­to en Esta­dos Uni­dos, Gran Bre­ta­ña y Aus­tra­lia. En la actua­li­dad pre­pa­ra su pró­xi­ma nove­la, ade­más de impar­tir cur­sos y ponen­cias de már­ke­ting, moti­va­ción y lite­ra­tu­ra.

Opinión

La his­to­ria tie­ne tres sub­tra­mas, por un lado, la tra­ma prin­ci­pal; por otro lado, los capí­tu­los retros­pec­ti­vos en los que se apor­tan deta­lles sobre los padres de los geme­los y… algo más que ya podrá ver quien lea el libro; y por últi­mo, la vida para­le­la que lle­van «Blan­ca» e «Ismael», y que sólo ellos debe­rían cono­cer. Las his­to­rias van alter­nán­do­se, algu­nas más ais­la­das entre sí que otras, pero todas ellas de for­ma impe­ca­ble; cam­bian­do entre ellas en momen­tos cúl­me­nes para que aun­que ante­rior­men­te te hayas que­da­do en un momen­to en el que te gus­ta­ría saber más, aho­ra no quie­ras que vuel­va hacia ese momen­to ante­rior por­que tam­bién te gus­ta­ría saber más sobre esa otra par­te de la his­to­ria… Y esto engan­cha, muchí­si­mo; sólo pien­sas en seguir pasan­do pági­nas y pági­nas como si no hubie­ra maña­na.

La tra­ma va evo­lu­cio­nan­do con­for­me las pis­tas que van reca­ban­do los poli­cías tam­bién evo­lu­cio­nan. Lo que pasa en cual­quier inves­ti­ga­ción poli­cial es que las pis­tas que se obtie­nen no siem­pre lle­van al lugar desea­do, y eso se refle­ja muy bien en esta his­to­ria. Yo mis­mo me vi frus­trán­do­me a la par que los dos per­so­na­jes poli­cías se frus­tra­ban y sen­tían impo­ten­cia por­que por más sos­pe­cho­sos que pudie­ran tener nin­gu­no resul­ta­ba ser el que esta­ban bus­can­do. Bus­ca y des­car­te, y según vas leyen­do, si no fue­ra por­que cada vez que­dan menos pági­nas, pare­ce que va a ser así ad æter­num.

Quie­nes me leéis habi­tual­men­te ya sabéis que me encan­ta spoi­lear­me a mí mis­mo tra­tan­do de adi­vi­nar quién es el ase­si­no, pero en este caso, y pese a que he ido espe­cu­lan­do con varios de los per­so­na­jes duran­te la nove­la, has­ta que no ha sido evi­den­te quién era no he sido capaz de adi­vi­nar­lo, ni de sos­pe­char­lo siquie­ra. Tan­to la for­ma de con­cluir quién esta­ba ase­si­nan­do a toda esa gen­te como las for­mas que ha teni­do la auto­ra de des­car­tar posi­bles ase­si­nos han sido todas ellas muy curio­sas y ori­gi­na­les.

En cada línea de inves­ti­ga­ción que abren los poli­cías pro­ta­go­nis­tas de la his­to­ria pue­de pal­par­se el tra­ba­jo de inves­ti­ga­ción de la auto­ra del libro en cómo se tra­tan los casos, cómo se lle­van las inves­ti­ga­cio­nes, cuál es la for­ma de pen­sar y de razo­nar de un inves­ti­ga­dor de poli­cía, los pro­ce­di­mien­tos, etc. En todo momen­to el cri­mi­nó­lo­go exper­to en per­fi­les cri­mi­na­les pien­sa, razo­na, inves­ti­ga, reca­ba prue­bas y se fija en los ele­men­tos en que uno de los de su espe­cia­li­dad se fija­rían en la esce­na del cri­men; y la espe­cia­lis­ta en vic­ti­mo­lo­gía y más ducha con la tec­no­lo­gía actúa como tal y razo­na y pro­ce­sa de for­ma muy dife­ren­te a la que lo hace el otro poli­cía. Me ha pare­ci­do un tra­ba­jo bri­llan­te.

Duran­te la his­to­ria los luga­res que se nom­bran son reales, pun­tos emble­má­ti­cos de Vito­ria; y con ello y lo ante­rior­men­te ya dicho, la auto­ra con­si­gue dar un aspec­to rea­lis­ta que asom­bra. Al ir leyen­do las pági­nas, narra­das de esa for­ma, nom­bran­do luga­res reales, y con ese ambien­te rea­lis­ta que impreg­na la nove­la, aca­bas tenien­do ganas de bus­car en Goo­gle los nom­bres de los per­so­na­jes por si han exis­ti­do en reali­dad.

Un libro fres­co, adic­ti­vo, impre­de­ci­ble, frus­tran­te por­que vas vien­do que nada de lo que inten­tan da sus fru­tos y, en mi opi­nión, con un final a la altu­ra del libro, que eso sue­le ser com­pli­ca­do de con­se­guir.

Características

La his­to­ria comien­za in medias res, con un pró­lo­go en el que un poli­cía cuen­ta que le pega­ron un tiro mien­tras esta­ba inves­ti­gan­do el caso que se tra­ta en la his­to­ria prin­ci­pal; un caso que tie­ne el mis­mo patrón de otro que ocu­rrió hace vein­te años en la mis­ma ciu­dad. Tras este pró­lo­go la auto­ra hace una retros­pec­ción al mes ante­rior y a par­tir de ahí empie­za una his­to­ria lineal narra­da en pri­me­ra per­so­na y en pasa­do por el per­so­na­je pro­ta­go­nis­ta: Unai López de Aya­la; inter­ca­la­da por algu­nos capí­tu­los analép­ti­cos narra­dos en ter­ce­ra per­so­na por un narra­dor omnis­cien­te, en los que se nos acer­ca un poco a la vida de los padres de los geme­los Tasio e Igna­cio Ortiz de Zára­te, para pro­por­cio­nar­nos más datos sobre su infan­cia. El libro tie­ne un total de 52 capí­tu­los, apar­te del pró­lo­go. La ambien­ta­ción de la nove­la está situa­da en la ciu­dad de Vito­ria (Espa­ña) y en pue­blos limí­tro­fes; el tiem­po de los esce­na­rios es el pre­sen­te para la tra­ma prin­ci­pal y prin­ci­pal­men­te en los años 70 para los capí­tu­los analép­ti­cos. La carac­te­ri­za­ción de los per­so­na­jes es direc­ta en todos los per­so­na­jes sal­vo en el del per­so­na­je pro­ta­go­nis­ta y narra­dor de la tra­ma prin­ci­pal, que no se des­cri­be a sí mis­mo y pode­mos cono­cer­le de for­ma indi­rec­ta por sus pen­sa­mien­tos y diá­lo­gos man­te­ni­dos con otros per­so­na­jes. La edi­ción en papel cuen­ta ade­más con un mapa de Vito­ria en el que están seña­la­dos todos los luga­res (reales) que se van nom­bran­do duran­te la narra­ción de la his­to­ria, para que el lec­tor que no conoz­ca la ciu­dad pue­da situar fácil­men­te las loca­li­za­cio­nes men­cio­na­das.

Pros y contras

Mi pro va para lo mis­mo a lo que lle­vo hacien­do refe­ren­cia en toda la rese­ña: la intri­ga y su for­ma de crear­la. Lle­gar un momen­to en que no tie­nes ni idea de quién gai­tas está matan­do o de si las inves­ti­ga­cio­nes no están dan­do fru­to algu­no y el ase­si­no es alguien que no tie­nen en cuen­ta, u otro poli­cía, o vete tú a saber quién. Aten­ción, spoi­ler: y tam­bién va por la for­ma en que se des­cu­bre quién es, atan­do cabos de infor­ma­ción apa­ren­te­men­te inú­til que se ha ido dan­do antes y que al final tie­ne más sen­ti­do del que cuan­do esta­ba con­tán­do­se pare­cía tener. Pon­go esto como spoi­ler por­que leí­do así no tie­ne pin­ta de spoi­ler pero en reali­dad estoy dicien­do en qué os tenéis que fijar para saber quién es el ase­si­no, así que… lo es, y de los gor­dos.

Mi con­tra va para la rela­ción entre «Blan­ca» e «Ismael». Esa pare­ja ten­dría que hacer­se reali­dad en pala­bras de la auto­ra, no deján­do­lo a la ima­gi­na­ción del lec­tor. Es más, ella no debe­ría haber teni­do pare­ja y ten­drían que haber esta­do jun­tos des­de el prin­ci­pio. Bla­mael es real y pun­to.

Te gustará si…

  • Si te gus­ta la intri­ga, las nove­las poli­cía­cas y las his­to­rias don­de lo impor­tan­te es dar caza a un ase­si­no (en este caso: en serie) en las que no te espe­ras quién pue­de ser has­ta el final, don­de todo cam­bia drás­ti­ca­men­te sin siquie­ra ver­lo venir.
  • Si te gus­tan más las accio­nes y diá­lo­gos que las des­crip­cio­nes.
  • Si te gus­ta que las cosas nun­ca sean lo que pare­cen.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

4 comentarios

  1. Fue un libro que me gus­tó muchí­si­mo, un gran des­cu­bri­mien­to. Espe­ro que la auto­ra siga publi­can­do nove­la negra.
    Besos

    responder
    • Pues sí, ¡oja­lá! Cómo mane­ja la intri­ga, dán­do­te peque­ñas dosis y con­vir­tien­do a su anto­jo malos en bue­nos en un san­tia­mén. ¡Genial! Besos. 😀

      responder
  2. Alistair 4-XI-2016

    Si se nota la docu­men­ta­ción es que algo gor­do falla. Nin­gún inves­ti­ga­dor ni per­fi­la­dor fun­cio­na como en las pelí­cu­las ame­ri­ca­nas y mucho menos como en esta nove­la, pare­ce que la auto­ra se haya leí­do dos o tres libros de per­fi­la­do­res ame­ri­ca­nos de los años 80 pero sin poner cadá­ve­res, que son feos. En una nove­la poli­cial la docu­men­ta­ción nun­ca, nun­ca, se tie­ne que notar. Por­que jamás una inves­ti­ga­ción fun­cio­na por el libro. Ni los psi­có­lo­gos cri­mi­na­lis­tas hacen los per­fi­les como en la tele.
    Por no hablar de que este libro se pare­ce dema­sia­do a otras tres sagas espa­ño­las poli­cia­les bas­tan­te famo­sas tam­bién con per­fi­la­do­res y serial killers. Inclui­das las rela­cio­nes entre los per­so­na­jes que son cal­ca­das a una nove­la en con­cre­to, el arte, la arqueo­lo­gía, el ase­si­no en serie. Los geme­los, peli­rro­jos, temas ances­tra­les, Vas­con­ga­das. Es una bati­do­ra de otros libros espa­ño­les fácil­men­te seña­la­bles. Si no fue­ra por­que es tan tan tan obvio todo no sería una mala nove­la de entre­te­ni­mien­to, pero leer lo que has leí­do más veces con paseo por Ála­va inclui­do (eso que no fal­te, el rollo turis­mo) y que te sal­te a la cara le qui­ta valor.

    responder
    • Hola, Alis­tair. No hay nada más sub­je­ti­vo que los gus­tos, lo que a unos gus­ta a otros pue­de que no. No conoz­co nin­gu­no de esos libros a los que haces refe­ren­cia sin hacer­la explí­ci­ta­men­te, si se pare­cen a esta nove­la esta­ría encan­ta­do de poder leer­los, así que sería genial si me dije­ras los títu­los y auto­res. Un salu­do.

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!