g Strava Feedly

Reseña: El resplandor, de Stephen King

7-III-2016

El resplandor, de Stephen King

El res­plan­dor, de

Pági­nas: 688 ISBN: 9788490328729 

Com­prar: papel ebook Edi­to­rial: DeBol­si­llo ficha del libro

Sinopsis

REDRUM. Esa es la pala­bra que Danny había vis­to en el espe­jo. Y, aun­que no sabía leer, enten­dió que era un men­sa­je de horror. Danny tenía cin­co años, y a esa edad poco niños saben que los espe­jos invier­ten las imá­ge­nes y menos aún saben dife­ren­ciar entre reali­dad y fan­ta­sía. Pero Danny tenía prue­bas de que sus fan­ta­sías rela­cio­na­das con el res­plan­dor del espe­jo aca­ba­rían cum­plién­do­se: REDRUMMUR­DER, ase­si­na­to. Pero su padre nece­si­ta­ba aquel tra­ba­jo en el hotel. Danny sabía que su madre pen­sa­ba en el divor­cio y que su padre se obse­sio­na­ba con algo muy malo, tan malo como la muer­te y el sui­ci­dio. Sí, su padre nece­si­ta­ba acep­tar la pro­pues­ta de cui­dar de aquel hotel de lujo de más de cien habi­ta­cio­nes, ais­la­do por la nie­ve duran­te seis meses. Has­ta el des­hie­lo iban a estar solos. ¿Solos?…

Opinión

Yo venía aquí a hablar sobre el libro sin hacer refe­ren­cia a la pelí­cu­la, pero me ha resul­ta­do impo­si­ble. Así que ya pues­to a hablar de la pelí­cu­la lo haré a lo gran­de y crea­ré un apar­ta­do de Libro fren­te a pelí­cu­la en esta rese­ña, por­que hay tan­tos cam­bios en la pelí­cu­la res­pec­to al libro que no me extra­ña que Step­hen King haya dicho en algu­na oca­sión que es la úni­ca pelí­cu­la que odia de todas las que se han hecho basa­das en sus libros. Yo no la odio, cuan­do la vi, en su momen­to, me pare­ció una bue­na pelí­cu­la, pero entien­do el odio de King hacia esta pelí­cu­la cuan­do casi lo úni­co que le fal­tó a Stan­ley Kubrick por cam­biar fue el nom­bre de los per­so­na­jes.

El libro es una peque­ña joyi­ta, muy ale­ja­do de todo lo que recien­te­men­te está publi­can­do el señor King. Que no es malo, pero no es igual ni de lejos. Para mí lo mejor de este libro es la narra­ción de las esce­nas más tru­cu­len­tas; en la pelí­cu­la la ten­sión la gene­ra de for­ma bri­llan­te la ban­da sono­ra, pero en el libro no sé expli­car qué, si son las pala­bras esco­gi­das, la for­ma de con­tar­lo… Des­de que empe­zó a gus­tar­me el géne­ro de terror he leí­do bas­tan­te terror, y muy fre­cuen­te­men­te, por lo que sen­tir como el cora­zón se ace­le­ra con un libro ya no es habi­tual —por des­gra­cia, por­que es una sen­sa­ción mag­ní­fi­ca— y con éste, des­pués de bas­tan­te tiem­po, he sen­ti­do cier­to estrés en estas esce­nas que comen­to y, sobre todo, en las vio­len­tas. Y vio­len­tas en letras mayús­cu­las, negri­tas y sub­ra­ya­das. En la pelí­cu­la la vio­len­cia de Jack podría cata­lo­gar­se perro ladra­dor, poco mor­de­dor, y me expli­co: es cier­to que los quie­re matar a todos, y los per­si­gue, y hace lo posi­ble por matar­los, pero en el libro a Wendy la invi­ta de for­ma agre­si­va a tomar su medi­ci­na, como él dice en el libro.

En cuan­to a REDRUM, que en nin­gún momen­to Danny coge un pin­ta­la­bios para escri­bir­lo, en el libro, has­ta que a tra­vés de un refle­jo en un espe­jo Danny entien­de qué es, se jue­ga con las posi­bi­li­da­des: red drum, un tam­bor rojo, lo que serían cosas infan­ti­les de Danny; des­pués se bara­ja tam­bién la posi­bi­li­dad de que sea red rum, ron rojo, en refe­ren­cia a los pro­ble­mas de alcoho­lis­mo de Jack; y pos­te­rior­men­te, cuan­do ya se sabe que es mur­der se jue­ga con red mur­der, muer­te roja, en refe­ren­cia a La más­ca­ra de la muer­te roja, el cuen­to de Poe

Como sue­le pasar en los libros de King, hay unas cuan­tas pági­nas en las que se cuen­tan cosas sin apa­ren­te rela­ción con la his­to­ria, que per­fec­ta­men­te podrían no estar, pero que qui­zá vién­do­lo en pers­pec­ti­va y de for­ma glo­bal ayu­dan a que la sen­sa­ción final sea la que es y no otra. Y no estoy inclu­yen­do aquí el sin­fín de diá­lo­gos que Jack man­tie­ne con­si­go mis­mo o con sus fan­tas­mas, que es otra de las cosas en las que se dife­ren­cia el libro de la pelí­cu­la, y que me han pare­ci­do bri­llan­tes. Cómo al final el poder del hotel con­si­gue atra­par tan­to su men­te que pode­mos per­ci­bir fácil­men­te que hay dos Jack dis­tin­tos: el de la per­so­na que era y el de la per­so­na que el hotel ha deci­di­do que sea.

Características

El libro tie­ne una narra­ción omnis­cien­te con una his­to­ria lineal, aun­que en oca­sio­nes el autor se sir­ve de retros­pec­cio­nes para dar a cono­cer el pasa­do de los per­so­na­jes. Hacia el final del libro la his­to­ria deja de ser lineal y se alter­nan capí­tu­los don­de se cuen­tan los hechos des­de las pers­pec­ti­vas de los dife­ren­tes per­so­na­jes, yen­do hacia ade­lan­te o hacia atrás en el tiem­po según con­ven­ga. La carac­te­ri­za­ción físi­ca de los per­so­na­jes es direc­ta ya que el narra­dor en dife­ren­tes par­tes te hace un «retra­to» de ellos; la carac­te­ri­za­ción psi­co­ló­gi­ca es indi­rec­ta ya que la narra­ción no des­cri­be nada al res­pec­to y sólo pode­mos dedu­cir­la median­te com­por­ta­mien­tos, pen­sa­mien­tos o diá­lo­gos. La loca­li­za­ción prin­ci­pal es el fic­ti­cio hotel Over­look sito en las Mon­ta­ñas Roco­sas de Colo­ra­do. El libro cons­ta de 58 capí­tu­los, divi­di­dos en 5 par­tes.

Personajes

Jack Torran­ce. Empie­zo por él por­que es el per­so­na­je más injus­ta­men­te tra­ta­do en la pelí­cu­la en mi opi­nión. Jack Nichol­son tie­ne cara de loco, y de psi­có­pa­ta si mucho me apu­ras, y entien­do que al señor Kubrick le vino de per­las esto para con­ver­tir a Jack en un tío que no ha esta­do bien de la cabe­za jamás. Pero King no es así como quie­re que sea su per­so­na­je, todos estos tras­tor­nos y sus pos­te­rio­res acce­sos de mal genio, como los lla­ma Ull­man, son a cau­sa de su adic­ción al alcohol. Al prin­ci­pio, y sobre todo duran­te las múl­ti­ples retros­pec­cio­nes, se pue­de ver a un Jack bueno, preo­cu­pa­do por su fami­lia, tra­tan­do de que su incur­sión en el mun­do de la lite­ra­tu­ra les per­mi­tie­ra una sol­ven­cia eco­nó­mi­ca gra­cias a sus fan­tás­ti­cas his­to­rias, etc. Qui­zá el error de este hom­bre, y lo que lo lle­va de nue­vo al la locu­ra, es el tra­ba­jo que acep­tó en el hotel, pese a la reti­cen­cia ini­cial de Danny, pero que tam­po­co insis­te mucho por­que sabe que es la úni­ca opor­tu­ni­dad para su padre de encon­trar tra­ba­jo. En el hotel, aun­que no hay bebi­da, el poder del hotel se apo­de­ra de su men­te hacién­do­le creer que en efec­to está bebien­do de nue­vo y pro­vo­can­do en él los mis­mos sín­to­mas que tenía cuan­do bebía, por lo que se des­con­tro­la y, en fin, pasa lo que pasa…

Dick Hallo­rann. Aun­que no es un per­so­na­je prin­ci­pal, este tío mola mucho. Pon­ga un Dick Hallo­rann en su vida. Es el pri­me­ro que nos pre­sen­ta, de for­ma com­pren­si­ble y que poda­mos enten­der, cómo son y en qué con­sis­ten los pode­res que tie­ne Danny; es el pri­me­ro que se preo­cu­pa por esa ricu­ra de chi­qui­llo, le cuen­ta que ese hotel no es el lugar idó­neo para alguien con su don, le expli­ca lo que él ha vis­to y lo que otros han vis­to, inclu­so gen­te que no esplen­de, y le dice que si en algún momen­to duran­te la tem­po­ra­da inver­nal le ocu­rre algo y lo nece­si­ta que lo lla­me hacien­do uso de ese esplen­dor que com­par­ten, aun­que Dick en menor medi­da, y que hará lo posi­ble por lle­gar cuan­to antes. Y el tío cum­ple su pala­bra. Muy fan de este shi­ne.

Wendy Torran­ce. La madre del peque­ño, pro­ba­ble­men­te la per­so­na que más lo quie­ra, pero con un ata­que de celos per­pe­tuo por­que Danny, pese a todo, demues­tra que­rer más a Jack que a ella. Y esto se recuer­da en prác­ti­ca­men­te todo el libro. Es otro de los per­so­na­jes per­ju­di­ca­dos por la pelí­cu­la: la mues­tran como una mujer débil, frá­gil, mie­do­sa y aco­bar­da­da; y es cier­to que ya no es que sien­ta mie­do, sino terror en algu­nos casos, pero para nada es débil: se enfren­ta al hotel y a Jack en múl­ti­ples oca­sio­nes, inclu­so sabien­do que tie­ne todas las de per­der en ambos casos, sólo por sal­var­se a sí mis­ma y a su hijo. Es la que sale peor para­da por el acce­so de mal genio final de Jack, que des­pués de que Jack ya no fue­ra cons­cien­te de sus actos la deja hecha un tra­po a la pobre.

Danny Torran­ce. En últi­mo lugar: la alma mater del libro. Me han encan­ta­do las esce­nas don­de tan­to él como su esplen­dor son par­tí­ci­pes al cien por cien; por ejem­plo cuan­do King se vale de Danny para crear un ambien­te sobre­co­ge­dor, cuan­do tras la narra­ción de «algo malo» que esté hacien­do o pen­san­do Jack Wendy le pre­gun­ta a Danny dón­de está, qué pien­sa o qué hace su padre; y él, con la inge­nui­dad carac­te­rís­ti­ca de un niño, y sin enten­der real­men­te lo que ve, cuen­ta las «cosas malas» de Jack. Nave­gar por el cere­bro inte­rior de Danny tam­bién es un plus, en el que pode­mos des­cu­brir esce­na­rios para­le­los, como una reali­dad para­le­la en otro mun­do, don­de suce­den cosas que tie­nen lugar en el pre­sen­te o en el futu­ro de la vida de Danny. Y en la pelí­cu­la todo eso es cam­bia­do por un estú­pi­do dedo índi­ce que se mue­ve. ¡Bra­vo!

Pros y contras

El pro de los pros para mí es la ten­sión a la que te some­te este libro. A veces ter­mi­na­ba de leer un capí­tu­lo estre­sa­do por lo que esta­ba leyen­do. En oca­sio­nes sen­tía como si King nos qui­sie­ra some­ter a los lec­to­res a una espe­cie de jue­go en el que sabes que la his­to­ria de Jack ahí ence­rra­do tan­to tiem­po, com­ple­ta­men­te vul­ne­ra­ble ante el poder del hotel, aca­ba­rá mal, pero no sabes ni cuán­do, ni cómo, ni qué pasa­rá. King es muy ima­gi­na­ti­vo a la hora de crear esce­nas impo­si­bles dán­do­le una pers­pec­ti­va de vero­si­mi­li­tud den­tro de lo inve­ro­sí­mil que es en muchas oca­sio­nes la fic­ción que se uti­li­za para recrear his­to­rias de terror.

Un cla­ro con­tra, para mí, es la sobre­do­sis de roqué, que se pue­de hacer un pelín can­si­na. El roqué es un depor­te vio­len­to, duro, de con­tac­to, agre­si­vo, que se jue­ga con mazos para gol­pear crá­neos pelo­tas de roqué, y que es el ances­tro del cro­quet. Vale, ya lo sabe­mos. Y otro con­tra de rega­lo: cuan­do tan­to los padres como el médi­co ponen en duda el don de Danny, cuan­do él sabe en el momen­to lo que están pen­san­do todos, ¿por qué no se le ocu­rrió a King que Danny les dije­ra que pen­sa­ran en algo y él les diría qué era? Es algo que pasó por mi men­te en más de una oca­sión.

Libro frente a película

No es mi inten­ción decir en esta sec­ción qué me ha gus­ta­do más, si libro o pelí­cu­la, por­que creo que ambas obras son muy bue­nas por sí mis­mas. Lo que sí es jus­to reco­no­cer es que la pelí­cu­la no pue­de con­si­de­rar­se basa­da en el libro; sien­do bené­vo­lo podría decir que está ins­pi­ra­da… pero así, como des­de lejos. Tie­ne tan­tas licen­cias que pese a tra­tar de enu­me­rar­las pro­ba­ble­men­te has­ta me deje algu­na olvi­da­da. Un ade­lan­to: la mayo­ría de esce­nas que han pasa­do para la pos­te­ri­dad por la pelí­cu­la no exis­ten en el libro.

Con­si­de­ro que esto no son spoi­lers, por­que sólo estoy des­ta­can­do dife­ren­cias entre libro y pelí­cu­la y real­men­te son irre­le­van­tes en el trans­cur­so de la his­to­ria, pero si pese a ello no quie­res oler un spoi­ler ni de lejos deja de leer aquí.

Empie­zo. Así, con un orden un tan­to alea­to­rio, según vayan vinién­do­me cosas a la cabe­za: Danny no tie­ne tri­ci­clo; Tony es otro niño al que nor­mal­men­te Danny escu­cha y rara vez tam­bién ve; Danny no mue­ve el dedo para comu­ni­car­se con él ni habla en boca suya; no hay niñas geme­las que se apa­rez­can a Danny en nin­gún pasi­llo, lo más pare­ci­do a eso es un niño que murió en la zona de jue­gos, fue­ra del hotel, y le dice a Danny esa míti­ca fra­se: «ven a jugar con­mi­go, para siem­pre»; la habi­ta­ción don­de hay «algo malo» es la 217 no la 237; la míti­ca esce­na de Jack reven­tan­do a hacha­zos la puer­ta del cuar­to de baño no exis­te tal cual, Jack no lle­va un hacha, lle­va un mazo para jugar a roqué; en rela­ción a esto últi­mo: Wendy jamás empu­ña un cuchi­llo para enfren­tar­se a él, lo coge, es cier­to, pero siem­pre que va a enfren­tar­se a él se le ha caí­do o lo ha deja­do por algún sitio; en el hotel no hay nin­gún labe­rin­to; y por eso mis­mo Jack no pue­de morir con­ge­la­do en el labe­rin­to como en la peli; en la peli pin­tan a Wendy como una loca his­té­ri­ca y bas­tan­te mie­do­sa y no hay nada más lejos de la reali­dad. Por últi­mo: Wendy no es more­na sino rubia, aun­que des­pués de que Will Smith inter­pre­ta­ra en Soy leyen­da a un cau­cá­si­co nór­di­co de pelo rubio esto ya me pare­ce una minu­cia.

Y eso que yo venía aquí a hablar sobre el libro sin com­pa­rar con la pelí­cu­la.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

4 comentarios

  1. Pues yo lo ten­go fácil: me que­do con el libro. No me gus­ta nada la peli, pero nada, nada. Y des­pués de leer el libro, creo que me gus­ta menos XD 

    Coin­ci­do en que lo del roqué es un poco can­sino.

    Otra pega o dife­ren­cia es que en el libro creo que Jack no está tan loco des­de el prin­ci­pio, se ve cla­ra­men­te que es algo que le va hacien­do el hotel. En la pelí­cu­la es que pare­ce que está loco des­de el minu­to uno. 

    ¿Y qué opi­nas de lo de las man­gue­ras de incen­dios? A mí me encan­tó.

    Pero vamos, que a mí me resul­ta fácil des­po­tri­car de la peli, ya digo que no me gus­tó nada XD

    responder
    • Sí, sin duda me que­do con el libro, es que es un des­tro­zo com­ple­to, nada es igual. A mí la peli me gus­tó cuan­do la vi, pero es que no tie­ne nada que ver con el libro, cam­bia una bar­ba­ri­dad. Y es cier­to lo que dices de Jack, aun­que cuan­do iba bebi­do se le iba un poco la pin­za (lo del bra­zo, por ejem­plo) en gene­ral lo pin­tan como un tío que se preo­cu­pa mucho por su fami­lia, y en la pelí­cu­la entre que Jack Nichol­son tie­ne cara de loco y que Stan­ley Kubrick omi­te todas esas par­tes dejan­do úni­ca­men­te su acce­so de mal genio con­tra el alumno y des­pués todo lo del hotel…

      Lo de las man­gue­ras de incen­dios es bue­ní­si­mo, como si fue­ran ser­pien­tes. Sal­vo cuan­do «ata­can» a Danny, pobret meu, eso no me gus­tó nada. 😛

      responder
  2. Hola ^___^

    Pues me encan­ta leer que eres fan del terror. Ten­dré que tomar en cuen­ta tus reco­men­da­cio­nes xD Aun­que pri­me­ro quie­ro leer lo que ten­go en casa por­que tela la acu­mu­la­ción jaja­ja y enci­ma aho­ra que ape­nas leo T_T

    Me ha gus­ta­do MUCHO tu rese­ña. Que bien escri­bes y lo expli­cas todo ?

    Pues fíja­te que a mí me gus­tó la pelí­cu­la, por favor, ¡que ganas de leer el libro! Me lo voy a apun­tar yo tam­bién a la lis­ta de Ama­zon XDDD y coti­lleo la tuya 😛

    responder
    • ¡Hola! Si me dices cuá­les de terror tie­nes por casa pue­do reco­men­dar­te por cuál empe­zar si los he leí­do o los conoz­co. Me gus­tan muchos géne­ros, pero el terror siem­pre ten­drá un hue­que­ci­to muy espe­cial en mi pata­ta; fue el que me engan­chó a la lec­tu­ra, y me lo paso como un enano siem­pre leyen­do algo que me dé mie­do. 😛

      Muchas gra­cias por tus pala­bras, Lansy. Me ale­gra mucho que te haya gus­ta­do mi rese­ña. Yo no soy tan hater de la peli como lo es el señor King, pero sí es cier­to que entien­do lo frus­tra­do que debió de sen­tir­se cuan­do vio esa pelí­cu­la «basa­da» en su libro; es casi como decir­le: has teni­do una bue­na idea pero tu plan­tea­mien­to era una basu­ra y lo modi­fi­qué por com­ple­to. xD

      Uhm, no tie­nes enla­ce públi­co de tu lis­ta de Ama­zon ¿no? O eso, o estoy cie­go, por­que nun­ca lo vi, jaja.

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!