g Strava Feedly

Reseña: El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

19-II-2016

El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

El nom­bre del vien­to, de

Pági­nas: 880 ASIN: B006B­D4­C2W

Com­prar: papel ebook Edi­to­rial: Pla­za & Janés ficha del libro

Sinopsis

He roba­do prin­ce­sas a reyes agó­ni­cos. Incen­dié la ciu­dad de Tre­bon. He pasa­do la noche con Felu­rian y he des­per­ta­do vivo y cuer­do. Me expul­sa­ron de la Uni­ver­si­dad a una edad a la que a la mayo­ría toda­vía no los dejan entrar. He reco­rri­do de noche cami­nos de los que otros no se atre­ven a hablar ni siquie­ra de día. He habla­do con dio­ses, he ama­do a muje­res y escri­to can­cio­nes que hacen llo­rar a los bar­dos. Me lla­mo Kvot­he. Qui­zás hayas oído hablar de mí.

Opinión

Roth­fuss me ha pare­ci­do un con­ta­dor de his­to­rias genial, de los que hace tiem­po que creía que no exis­tían. No creo que exis­ta en el mun­do un niño que, yén­do­se de cam­pa­men­to de vera­no, no le gus­ta­ra encon­trar­se a este señor al otro lado de la hogue­ra para que le con­ta­ra lo pri­me­ro que se le pasa­ra por la cabe­za. Y des­pués de estas líneas, para qué escon­der­me: estoy en modo fan­boy total.

La pre­mi­sa es sen­ci­lla: Kote, el per­so­na­je pro­ta­go­nis­ta, que en su épo­ca moza triun­fó más que la Coca-Cola, le cuen­ta la ver­dad sobre la his­to­ria de su vida a un famo­so escri­ba de la épo­ca lla­ma­do Cro­nis­ta, con el fin de hacer des­apa­re­cer mul­ti­tud de leyen­das que cir­cu­lan sobre él y que de algún modo no ter­mi­nan de ser cier­tas. Este hom­bre le pide al escri­ba tres días para con­tár­se­lo todo; y éste, el pri­mer libro de la tri­lo­gía, reco­ge todo lo que pue­de con­tar­le duran­te el pri­mer día.

La his­to­ria está basa­da en la épo­ca medie­val, como tan­tas otras his­to­rias fan­tás­ti­cas, pero sin nada en común con todas ellas. Roth­fuss con­si­gue con­tar la mis­ma his­to­ria que todos, pero de for­ma dife­ren­te al res­to. Con Roth­fuss la magia —o sim­pa­tía— es pura cien­cia, nadie nace con pode­res mági­cos sin razón apa­ren­te; los afor­tu­na­dos en cono­cer a un Arca­nis­ta o de estu­diar en la Uni­ver­si­dad podrán apren­der­los al igual que otro tipo de mate­rias más comu­nes. Con Roth­fuss los per­so­na­jes recu­rren­tes no pue­den dejar­te indi­fe­ren­te, o los amas o los odias; todos ellos están tan bien des­cri­tos, con sus res­pec­ti­vas for­mas de ser tan bien mar­ca­das, que con­si­gue hacer de la lucha del pro­ta­go­nis­ta tu lucha, de sus odios y frus­tra­cio­nes los tuyos, y que sus amo­res y pasio­nes te sean pro­pios.

Este libro lle­va­ba ya tiem­po en mi lis­ta de pen­dien­tes, pero mi ele­fan­ta favo­ri­ta, la suma reco­men­da­do­ra lite­ra­ria, me habló de él con tan­tas ganas y tan­ta pasión que me hizo pro­me­ter dar­le prio­ri­dad abso­lu­ta… y yo, que siem­pre me fío de la gen­te que sabe, lo pro­me­tí en Twit­ter como pró­xi­ma lec­tu­ra con la mano sobre El señor de los ani­llos. Y eso es cosa seria.

Características

Tras un bre­ve pró­lo­go, la his­to­ria empren­de una narra­ción omnis­cien­te inter­ca­lan­do unos capí­tu­los cuyo pro­ta­go­nis­ta es Kote con otros capí­tu­los cuyo pro­ta­go­nis­ta es el Cro­nis­ta has­ta que ambos se jun­tan en un esce­na­rio común. El libro cons­ta de 92 capí­tu­los, y pese a la can­ti­dad de pági­nas que tie­ne esta nove­la la mayo­ría de ellos son bas­tan­te bre­ves. A par­tir del sép­ti­mo capí­tu­lo la his­to­ria emplea retros­pec­cio­nes duran­te los capí­tu­los en los que el per­so­na­je pro­ta­go­nis­ta está con­tán­do­le sus «memo­rias» al Cro­nis­ta para que las trans­cri­ba; y, en con­se­cuen­cia, estas analep­sis están narra­das en pri­me­ra per­so­na por el pro­ta­go­nis­ta. En oca­sio­nes, de for­ma inter­ca­la­da entre la narra­ción de esas «memo­rias», momen­tá­nea­men­te tam­bién se vuel­ve al pre­sen­te de la his­to­ria para mati­zar algún pun­to en con­cre­to o, sim­ple­men­te, para hacer las labo­res que Kote, como posa­de­ro, tie­ne que ir hacien­do a lo lar­go del día.

Personajes

Al prin­ci­pio lo cono­ce­re­mos de for­ma «anó­ni­ma» como Kote, pero una vez se pone a con­tar su his­to­ria se da a cono­cer ya como el famo­so Kvot­he del que hablan muchas de las leyen­das que todo el mun­do cono­ce. En este pri­mer volu­men, corres­pon­dien­te al pri­mer día de narra­ción, cono­ce­mos al Kvot­he que va des­de la niñez has­ta su ado­les­cen­cia; ya des­de chi­qui­llo pro­me­tía, y un día por casua­li­dad su cami­no se cru­za con Abenthy (Ben), un muy buen Arca­nis­ta, y lo que has­ta el momen­to sólo eran sos­pe­chas se con­fir­man cuan­do Ben infor­ma a sus padres del poten­cial de su hijo y hace todo lo posi­ble para que aca­be yen­do a la Uni­ver­si­dad. Y entre un epi­so­dio tris­te que ocu­rre pre­via­men­te —nin­gu­na bue­na his­to­ria sin su tra­ge­dia—, y su pos­te­rior visi­ta a la Uni­ver­si­dad, trans­cu­rre la his­to­ria de este pri­mer libro de esta, espe­ro y deseo, genial tri­lo­gía.

Den­na es el per­so­na­je feme­ni­no prin­ci­pal de la his­to­ria. Las des­crip­cio­nes que Roth­fuss hace de esta chi­ca, en boca de Kvot­he duran­te la narra­ción de su his­to­ria, son tan genia­les —y ñoñas, como yo; por eso me gus­tan tan­to— que no quie­ro ni siquie­ra inten­tar­lo. Sim­ple­men­te es la chi­ca de la que se enamo­ra Kvot­he ya bien entra­da la his­to­ria, y a ojos de un enamo­ra­do esa chi­ca es la mejor de cuan­tas pue­dan exis­tir en el mun­do. Y así lo refle­ja.

Duran­te su estan­cia en la Uni­ver­si­dad hay un mon­tón de per­so­na­jes recu­rren­tes que le hacen la vida más fácil a Kvot­he, como pue­den ser Sim­mon, Wilem y Auri; y otros que le hacen la vida impo­si­ble, espe­cial­men­te el [pon aquí tu insul­to favo­ri­to] de Ambro­se. Todos ellos tie­nen su pecu­lia­ri­da­des, aun­que en esto últi­mo Auri se lle­va la pal­ma, y todos mere­cen la pena ser cono­ci­dos… aun­que sea para poder fan­ta­sear con dar­les con una barra de hie­rro en la cabe­za, como hubie­ra que­ri­do hacer­le a Ambro­se. *Uno, dos, tres… cua­tro, cin­co, seis… yo me cal­ma­ré, todos lo veréis*

Mundo imaginario

Hace mucho que no leo a un autor que cree un mun­do ima­gi­na­rio como éste; con tan­ta varie­dad de razas, de per­so­na­jes, de pue­blos y ciu­da­des con sus dis­tin­tas gen­tes, cos­tum­bres y for­mas típi­cas de ser de la zona; con pala­bras inven­ta­das inclu­so para días de la sema­na, con idio­mas pro­pios, con dio­ses y creen­cias pro­pias… Des­cri­bién­do­lo todo con tal exac­ti­tud que abru­ma, pero con un len­gua­je muy cla­ro y lle­va­de­ro. Mi rela­ción con las des­crip­cio­nes minu­cio­sas es puro amor-odio, por­que me encan­tan, pero depen­de de quién las escri­ba pue­den resul­tar­me tedio­sas; éstas no, para nada. Y en mi par­ti­cu­lar for­ma de ver­lo es algo que no está al alcan­ce de todos los auto­res. Roth­fuss lo con­si­gue de for­ma sobre­sa­lien­te.

Pros y contras

Para mí un con­tra bas­tan­te serio es el ini­cio de la his­to­ria. No está para nada a la altu­ra del res­to del libro; se podría decir que el nivel va in cres­cen­do, pero sería más correc­to decir que el ini­cio de la his­to­ria for­ma par­te de otra obra dis­tin­ta. El ini­cio es una mez­cla entre meh y vaya, está bien pero no hace jus­ti­cia a la fama que tie­ne, pero creed­me que todo pasa; seguid las reco­men­da­cio­nes que me dio mi suma reco­men­da­do­ra lite­ra­ria y seguid leyen­do, que en cuan­to Roth­fuss empie­ce a con­tar la his­to­ria de la vida del pro­ta­go­nis­ta todo da un cam­bio bru­tal.

Y aquí es difí­cil dar un pro, por­que con­si­de­ro toda la his­to­ria como un pro en sí mis­ma. Roth­fuss podría con­tar la his­to­ria de su día a día de tal for­ma que crea­ra adic­tos a su vida; y esto sue­na un poco exa­ge­ra­do, pero real­men­te lo pien­so, para mí es así. Mi autor de fan­ta­sía favo­ri­to es y siem­pre será Tol­kien, pero hay que tener muy en cuen­ta a este hom­bre, por­que esta his­to­ria dis­ta mucho de lo que hoy en día sue­le escri­bir­se en este géne­ro; no soy yo muy de eti­que­tar a alguien como «el nue­vo…», pero si me tuvie­ra que atre­ver con alguien, por aho­ra sería con Roth­fuss.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

8 comentarios

  1. Ya hemos habla­do sufi­cien­te sobre esto por pri­va­do, pero nun­ca que­da de más venir a secun­dar­te y reco­men­dar a tus lec­to­res que le den una opor­tu­ni­dad. Es muy meri­to­rio lo que hace Roth­fuss: 800 pági­nas que se te pasan como 10, a pesar de la can­ti­dad de deta­lles que posee y lo minu­cio­so de sus des­crip­cio­nes, aca­bas sabiendo muchí­si­mas cosas sobre su mun­do, sus per­so­na­jes y la vida del pro­pio Kote/​Kvothe sin dar­te ni cuen­ta.
    En su tiem­po me pare­ció increí­ble, en su relec­tu­ra aún más. Aho­ra ya me da mie­do re-releer­lo por si me doy el bata­ca­zo. Pero, sin­ce­ra­men­te, lo dudo.

    Besos, seño­ri­to Pala­cios.

    responder
    • Es genial encon­trar libros como este. ¡Muchas gra­cias por decir­me que le die­ra prio­ri­dad abso­lu­ta! Me encan­ta la fan­ta­sía, pero no toda la fan­ta­sía; es un cam­po bas­tan­te explo­ta­do, y muchos auto­res no se arries­gan a crear y apues­tan por lo segu­ro hacien­do una ver­sión poco per­so­na­li­za­da de lo que ya esta­mos acos­tum­bra­dos pero que, por otro lado, tie­ne éxi­to ase­gu­ra­do. Y tal como lo cuen­ta Roth­fuss, aun­que sea pare­ci­do al res­to, le da un aire fres­co que no tie­nen este tipo de his­to­rias. Pon­dré un altar a Teh­lu para que Roth­fuss se dé pri­sa en sacar el ter­ce­ro; y para que los de PRH Espa­ña no nos dejen sin tra­duc­ción dema­sia­do tiem­po. Va a tar­dar poco en caer el segun­do libro. 😛 Besos, seño­ri­ta ele­fan­ta.

      responder
      • Crée­me que como los de Pen­guin se demo­ren mucho en tra­du­cir esta pedaaaa­zo de trilogía(la ter­ce­ra par­te, pero tú me entien­des) van a ir un mont´n de Kvot­hers, Ruth­fus­sers o como­quie­ra que se lla­men a que­mar la edi­to­rial.

        ¡Y YO LA PRI­ME­RA!

        responder
  2. Yo lo ten­go en pen­dien­tes, a ver si saco tiem­po y lo leo, por lo que con­táis me gus­ta­rá ?

    responder
    • ¡Pues áni­mo! Yo creo que sí te gus­ta­rá; creo fir­me­men­te que es fan­ta­sía de cali­dad. Res­pec­to a la magia, muy entre­co­mi­lla­do, le da un aire a Harry Pot­ter por aque­llo de que hay que estu­diar, pero en este caso no hay con­ju­ros ni vari­tas mági­cas. Y la for­ma de redac­tar la his­to­ria que tie­ne Roth­fuss hace que lle­gues a creer que tú eres uno de los que está sen­ta­do en la posa­da, en el pre­sen­te de la his­to­ria, mien­tras el pro­ta­go­nis­ta está con­tán­do­nos la his­to­ria de su pasa­do. A ver qué te pare­ce cuan­do te ani­mes a leer­lo. Gra­cias por pasar­te y comen­tar. Un salu­do.

      responder
  3. Hola 🙂 Yo me tope por for­tu­na para mi men­te allá por 2008, jus­to cuan­do se publi­co en Espa­ña. Por aque­llos tiem­pos yo era un lec­tor de fan­ta­sía que no sabía lo que había en el mer­ca­do, y que iba real­men­te al tun tun, pero este libro podría decir­se que tras El señor de los ani­llos fue de los que más me mar­co en mi rum­bo lec­tor, y una relec­tu­ra el año pasa­do me lo con­fir­mo, ade­más de que leer un libro que tie­nes fir­ma­do por uno de tus auto­res favo­ri­tos siem­pre mola un poqui­to más. Para mi la magia de Roth­fuss resi­de en su belle­za esti­lis­ti­ca, según nos con­tó en el Cel­sius, es un obse­so del soni­do de sus fra­ses y de sus sen­ti­dos, por ello escri­be y rees­cri­be mil veces todo el manus­cri­to que tie­ne lis­to, has­ta dar con la tecla ade­cua­da, y lle­gan­do qui­zás a más de 1000 borra­do­res, que se dice pron­to. La his­to­ria atra­pa, y mucho más des­de que es el Kvot­he niño el que nos narra la his­to­ria, aun­que en el segun­do volu­men la cone­xión entre ambos pun­tos tem­po­ra­les irá ganan­do rele­van­cia, para una ter­ce­ra par­te que a muchos nos tie­ne en ascuas, pero yo soy de los pacien­tes y de los que com­pren­de al autor, de que­rer solo publi­car cuan­do sien­ta que este lis­to para ser per­fec­to. Ade­más si mien­tras nos deja per­las como La músi­ca del silen­cio, que no cuen­ta nada, pero es tan bella su for­ma de narrar un día en la vida de Auri que es pura mara­vi­lla, que te reco­mien­do cuan­do ter­mi­nes el segun­do. Un abra­zo^^

    responder
    • ¡Hola! Para mí ha sido genial des­cu­brir este libro. Si aho­ra se me ve fan­boy abso­lu­to con Roth­fuss no es nada en com­pa­ra­ción a lo que lo soy de Tol­kien. Me mara­vi­lló la fan­ta­sía cuan­do la des­cu­brí de la mano de Tol­kien, y has­ta aho­ra siem­pre que que­ría recor­dar «el ori­gi­nal» y no la mul­ti­tud de copias que están escri­bién­do­se siem­pre recu­rría a él; al menos me iba direc­to hacia el Hob­bit: no falla. Ya había per­di­do las espe­ran­zas de leer algo de fan­ta­sía que no me sona­ra a Harry Pot­ter o a El señor de los ani­llos. Y apa­re­ce este hom­bre, con­tan­do lo mis­mo pero de for­ma dife­ren­te al res­to, y me deja con un pal­mo de nari­ces… Esto me ense­ña que no hay que dar nada por hecho ni per­der la espe­ran­za, pro­ba­ble­men­te hayan más libros de fan­ta­sía de la cali­dad de éste, sólo que yo no los conoz­co. Se nota mucho el espe­ro que pone, y sabiendo que escri­be y rees­cri­be has­ta la sacie­dad es nor­mal que se tome tan­tí­si­mo tiem­po en sacar cada uno de sus libros. Yo no soy muy pacien­te, pero si es para leer un libro tan bue­no como éste ten­dré la pacien­cia que haga fal­ta. Muchas gra­cias por tu comen­ta­rio, Man­grii. Un abra­zo.

      responder
  4. mi rese­ña de este mara­vi­llo­so libro la pue­des encon­trar en almaconletras.blogspot.com.es 🙂

    responder

Anímate, ¡deja un comentario!