g Strava Feedly

Reseña: El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson

17-IX-2016

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson

El extra­ño caso del Dr. Jeky­ll y Mr. Hyde, de

Pági­nas: 112 ISBN: 9788467044836 

Com­prar: papel ebook Edi­to­rial: Aus­tral ficha del libro

Sinopsis

El extra­ño caso del Dr. Jeky­ll y Mr. Hyde, la máxi­ma con­tri­bu­ción de Ste­ven­son a la lite­ra­tu­ra de intri­ga y a la indis­cu­ti­ble mito­lo­gía del terror, abor­da el con­flic­to del des­do­bla­mien­to de la per­so­na­li­dad para entrar en el terre­no de lo mis­te­rio­so, la sor­di­dez y el per­ver­so atrac­ti­vo de la muer­te y el horror.

Opinión

Qué com­pli­ca­da va a ser esta rese­ña. Para no andar­me con rodeos: no era lo que espe­ra­ba; no pue­do decir que no me haya gus­ta­do, sobre todo por el final, que a mi jui­cio es lo que sal­va un poco la his­to­ria, pero tam­po­co pue­do decir que, para mí, sea la obra maes­tra de la que todo el mun­do habla. Creo que es uno de esos casos en los que todo el mun­do habla tan bien de un libro que te hace subir en exce­so las expec­ta­ti­vas y des­pués al leer­lo pien­sas: pues tam­po­co es para tan­to… Y tam­bién creo que no es que el libro sea malo, ni mucho menos que esté mal escri­to, ni tam­po­co que no pue­da reco­men­dár­se­lo a nadie, sólo que qui­zá no era un libro para mi yo actual.

Cuan­do un libro empie­za flo­jo no me impor­ta, es algo que pasa fre­cuen­te­men­te pero siem­pre tien­den a mejo­rar con­for­me vas avan­zan­do las pági­nas y va trans­cu­rrien­do la his­to­ria; el pro­ble­ma vie­ne cuan­do por más pági­nas que pases lo fuer­te de la his­to­ria no lle­ga nun­ca… o lle­ga en un pun­to, hacia el final, que ya aun­que no lle­ga­se daría exac­ta­men­te igual. Y esto últi­mo es lo que me ha pasa­do con este libro. Es un libro que que­ría leer des­de hace tiem­po, pre­ci­sa­men­te por lo bien que se habla de él, pero que no sé… me gus­ta­ría pen­sar que no es lo mejor del autor, por­que tenía, o ten­go aún qui­zá, ganas de leer sobre todo otro libro más de él: La isla del teso­ro (1983).

En el ini­cio se nos pre­sen­ta al dr. Jeky­ll, qué hace, dón­de vive, a qué se dedi­ca y la can­ti­dad de dine­ro desor­bi­ta­da que tie­ne; tam­bién se nos pre­sen­ta a dos de sus ami­gos, y la rela­ción tan estre­cha que tie­ne con ellos, sobre todo con uno de ellos. Y des­pués, una vez fina­li­za­da la intro­duc­ción, lle­ga la his­to­ria.

Sé que a esta his­to­ria se le pue­den sacar cosas entre líneas, y qui­zá si me hubie­ra engan­cha­do más yo tam­bién esta­ría sacán­do­se­las, pero lamen­ta­ble­men­te no ha sido el caso. Sé que, en cier­to modo, lo que le ocu­rre al dr. Jeky­ll con mr. Hyde es lo mis­mo que le ocu­rre a cual­quier ser huma­no: la per­so­na­li­dad bue­na y la mala, el ángel y el demo­nio, sólo que él con­si­gue ir más allá y sepa­rar ambas per­so­na­li­da­des.

El final sí que he de decir que es bri­llan­te. Duran­te la his­to­ria el dr. Jeky­ll y mr. Hyde van suce­dién­do­se, alter­nán­do­se entre sus dos per­so­na­li­da­des y per­so­nas, y con cada una de esas per­so­na­li­da­des hace cosas total­men­te dife­ren­tes; todos tene­mos una par­te bue­na y otra mala, y cuan­do actua­mos lo hace­mos en base a un con­sen­so entre ellas (bási­ca­men­te: no seas tan bue­no que te van a tomar por imbé­cil; no seas tan malo que eso ya es pasar­se), pero cuan­do estas per­so­na­li­da­des se aís­lan una de ellas es sola­men­te bue­na y la otra es sola­men­te mala… nin­gu­na de ellas requie­re con­sen­so por­que en ese momen­to no hay nadie más a quien con­sul­tar. Y al final, como decía, el dr. Jeky­ll narra las atro­ci­da­des que ha hecho cuan­do era mr. Hyde y no podía hacer nada por evi­tar­lo; cuen­ta cómo se las apa­ña­ba su par­te dia­bó­li­ca para con­se­guir sus pro­pó­si­tos de for­ma minu­cio­sa, y es genial cómo se des­cri­be la angus­tia que sen­tía cuan­do de nue­vo recu­pe­ra­ba su cuer­po y recor­da­ba todo lo que había pasa­do, y cómo cada vez era más difí­cil dejar de ser mr. Hyde por­que se sen­tía cómo­do deján­do­se lle­var y esa per­so­na­li­dad nega­ti­va esta­ba apo­de­rán­do­se de él. Esa par­te, en serio, es de cha­pó. Y por eso las tres estre­llas, si no qui­zá se hubie­se lle­va­do una menos.

Como his­to­ria sí que nos pue­de hacer refle­xio­nar, nos pue­de hacer enten­der qué pue­de pasar­le a las men­tes de los terro­ris­tas, de los ase­si­nos, etc: algo en el cere­bro se estro­pea y una par­te de su per­so­na­li­dad se ve mer­ma­da o inu­ti­li­za­da y no hay ya nada que le diga: ¡eh, para, que eso no se pue­de hacer! Pero creo que es más lo que noso­tros pode­mos sacar de la his­to­ria que lo que es la his­to­ria en sí.

Me sien­to como un poco con­tra el mun­do escri­biendo esta rese­ña, pero es lo que he sen­ti­do leyen­do el libro. Qui­zá si en otro momen­to lo leo me gus­ta más, o le encuen­tro algo más don­de ras­car, no sé…

El con­cep­to sobre­va­lo­ra­do es sub­je­ti­vo y no me sien­to dema­sia­do a gus­to empleán­do­lo a menu­do, pero creo que la rela­ción entre mis expec­ta­ti­vas y lo que sen­tí mien­tras leía el libro y tras ter­mi­nar­lo pue­den resu­mir­le fácil­men­te con esa pala­bra: es tan gran­de su reco­no­ci­mien­to popu­lar que lle­ga a miti­fi­car­se un poco y sólo qui­zá no sea para tan­to.

Pros y contras

Mi pro va para su núme­ro de pági­nas; sue­na cruel pero cuan­do lo ter­mi­né pen­sé: un final mara­vi­llo­so para una his­to­ria tiran­do a modes­ta… al menos es un libro cor­ti­to. Creo que la cul­pa de mi mala sen­sa­ción es de las expec­ta­ti­vas; y no es por las rese­ñas del libro que haya podi­do leer, sino por­que es un libro míti­co que todo el mun­do cono­ce y valo­ra, o más bien la his­to­ria, por­que esta his­to­ria es muy cono­ci­da y un altí­si­mo por­cen­ta­je habrá que, como yo, la cono­cía­mos sin haber­nos leí­do el libro. Y sin esa fama pre­via hubie­se podi­do ser un libro entre­te­ni­do con un final espec­ta­cu­lar, pero si no lle­ga a ser por ese final, con las expec­ta­ti­vas que tenía, buf…

Y no creo que sea nece­sa­rio aña­dir nin­gún con­tra más… por­que veo que has­ta mi pro es un con­tra camu­fla­do.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

2 comentarios

  1. Yo lo leí hace años, y tam­po­co me mató. No me pare­ció malo pero no me mató. Lo acha­qué al spoi­ler… un spoi­ler cono­ci­do mun­dial­men­te, ya que se ha con­ver­ti­do en mito, y creo que eso cha­fa­ba la sor­pre­sa del final. De todas for­mas ten­go pen­sa­do releer­lo, por­que tam­bién pien­so que lo leí depri­sa y mal, sin sacar­le el jugo.
    Un salu­do.

    responder
    • Es cier­to, qui­zá si pudié­se­mos olvi­dar que más o menos todo el mun­do sabe de qué va el libro, qué pasa, y cómo ter­mi­na podría sor­pren­der. Yo tra­to de leer siem­pre con la men­te abier­ta, ni siquie­ra me afec­tan los spoi­lers… si estoy leyén­do­lo en el momen­to y me como un spoi­ler me fas­ti­dia un poco, pero si no, mi men­te los olvi­da rápi­da­men­te y cuan­do lle­ga el momen­to de la lec­tu­ra o no lo recuer­do ya o no pien­so en ello, y los dis­fru­to como si no supie­ra qué va a pasar. No sé, como digo no me gus­ta usar la pala­bra sobre­va­lo­ra­do por­que es dema­sia­do sub­je­ti­va, pero si tuvie­ra que hacer una lis­ta con este tipo de libros éste for­ma­ría par­te de ella sin dudar. ¡Un salu­dín!

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!