g Strava Feedly

Reseña: Buenos presagios, de Neil Gaiman y Terry Pratchett

6-V-2016

Buenos presagios, de Neil Gaiman y Terry Pratchett

Bue­nos pre­sa­gios, de y

Pági­nas: 400 ISBN: 9788448006983 

Com­prar: papel no dis­po­ni­ble en ebook Edi­to­rial: Timun Mas ficha del libro

Sinopsis

Según Las Bue­nas y Acer­ta­das pro­fe­cías de Agnes la Cha­la­da Bru­ja (el úni­co libro fia­ble de pro­fe­cías, escri­to en 1655, antes de que ella explo­ta­ra), el fin del mun­do ten­drá lugar el sába­do. El pró­xi­mo sába­do, para ser exac­tos. Jus­to antes de la hora de la cena. Los ejér­ci­tos del Bien y del Mal se están agru­pan­do, la Atlán­ti­da está resur­gien­do, llue­ven sapos y los áni­mos están algo alte­ra­dos así que… todo pare­ce ajus­tar­se al Plan Divino. De no ser por un ángel quis­qui­llo­so y un demo­nio bus­ca­vi­das que han vivi­do a cos­ta de los mor­ta­les des­de el comien­zo de los tiem­pos y que no están dis­pues­tos a acep­tar tan fácil­men­te eso del «Fin de la civi­li­za­ción tal y como la cono­ce­mos». Y… ¡vaya por Dios! ¡Pare­ce que alguien ha hecho des­apa­re­cer al Anti­cris­to!

Opinión

Miré, y he aquí un caba­llo ama­ri­llo, y el que lo mon­ta­ba tenía por nom­bre Muer­te, y el Hades le seguía; y le fue dada potes­tad sobre la cuar­ta par­te de la tie­rra, para matar con espa­da, con ham­bre, con mor­tan­dad, y con las fie­ras de la tie­rra.—Apo­ca­lip­sis 6:8.

Me ani­mé a leer este libro por­que lle­va­ba tiem­po que­rien­do leer algo de Neil Gai­man y tam­bién de Terry Prat­chett, así que… dos pája­ros de un tiro. Al menos, que yo recuer­de, es el pri­mer libro que leo escri­to a cua­tro manos; he leí­do anto­lo­gías, en las que cada uno de los rela­tos lo ha escri­to una per­so­na dife­ren­te, pero no una nove­la que sabes que está escri­ta por dos per­so­nas dife­ren­tes pero no es posi­ble dife­ren­ciar qué ha escri­to cada uno. O al menos a mí no me lo ha sido, vaya; qui­zá si hubie­ra leí­do pre­via­men­te a algu­nos de los dos auto­res, o lo hubie­ra leí­do en inglés, lo hubie­ra podi­do detec­tar más fácil­men­te… pero el caso es que no he podi­do. Y entien­do que, sien­do así, es por­que está real­men­te bien escri­to.

Y en aque­llos días los hom­bres bus­ca­rán la muer­te, pero no la halla­rán; y ansia­rán morir, pero la muer­te hui­rá de ellos.—Apo­ca­lip­sis 9:6.

Sin duda, una for­ma mucho más ame­na de con­tar el Apo­ca­lip­sis. Des­de las pri­me­ras pági­nas ya te das cuen­ta de que leyen­do este libros vas a sol­tar unas bue­nas risas, por­que hay momen­tos situa­cio­nes de tal for­ma des­cri­tas, que se nota que quien fue­ra el encar­ga­do de escri­bir esa par­te esta­ba pasán­do­se­lo de mara­vi­lla escri­bién­do­la; y eso se nota, y se trans­mi­te. Duran­te toda la nove­la ha sido impo­si­ble dejar de ima­gi­nar­me la cara de Mark Shep­pard inter­pre­tan­do al rey del infierno en Super­na­tu­ral cada vez que duran­te la lec­tu­ra se men­cio­na­ba o entra­ba en acción el per­so­na­je de Crow­ley.

Crowley

Hay dife­ren­tes par­tes que recuer­do don­de me reí bas­tan­te; una por ejem­plo, cuan­do duran­te la his­to­ria unos niños tie­nen que loca­li­zar una bru­ja y deci­den recrear la San­ta Inqui­si­ción, tiran­do de un sin­fín de tópi­cos, pero que vién­do­los en una his­to­ria humo­rís­ti­ca me hacen reír… qui­zá si no fue­ra humo­rís­ti­ca me gus­ta­ría menos, que para meter­se con los espa­ño­les ya esta­mos los pro­pios espa­ño­les. Otra par­te: en el coche de Crow­ley, el coche del infierno, siem­pre sue­na la mis­ma músi­ca Aten­ción, spoi­ler: Queen, inde­pen­dien­te­men­te de lo que se pre­ten­da escu­char —y en mul­ti­tud de oca­sio­nes se refie­ren a esto como un cas­ti­go—, por eso duran­te la narra­ción pue­de leer­se que está sonan­do en la radio Anot­her One Bites the Dust de Tchai­kovsky, We are the Cham­pions de William Byrd o I Want to Break Free de Beet­ho­ven.

Tam­bién he de men­cio­nar los nom­bres de algu­nos per­so­na­jes. Sue­len ser jue­gos de pala­bras que en espa­ñol tie­nen sen­ti­do, por lo que entien­do que no serán los mis­mos nom­bres que pue­den leer­se en la ver­sión ori­gi­nal en inglés; y creo que hay que agra­de­cer al tra­duc­tor que haya hecho esto, por­que nos per­de­ría­mos si no esa par­te cómi­ca en la elec­ción de algu­nos nom­bres.

Como es un libro que tra­ta sobre el más allá, de un modo u otro, hay hue­co para paro­diar el espi­ri­tis­mo y el con­tac­to con espí­ri­tus de gen­te falle­ci­da; y tam­bién las visi­tas a la Tie­rra de extra­te­rres­tres, que se pre­sen­tan por pri­me­ra vez de for­ma un tan­to curio­sa. No des­ve­lo más, mere­ce ser leí­do.

Sin duda lee­ré más de estos dos auto­res por sepa­ra­do, por­que aho­ra mis­mo no sé cuál de los dos me gus­ta más, o si hay alguno de los dos que no me gus­ta. A ver qué tal me va en mi des­cu­bri­mien­to de estos dos gran­des maes­tros de la lite­ra­tu­ra.

Características

La his­to­ria tie­ne for­ma lineal y cuen­ta con un narra­dor omnis­cien­te inter­ca­lan­do dife­ren­tes pun­tos de vis­ta sobre un suce­so común, en el caso de esta nove­la: el Apo­ca­lip­sis. La carac­te­ri­za­ción de los per­so­na­jes es indi­rec­ta; físi­ca­men­te, sal­vo algu­nos deta­lles par­ti­cu­la­res de algu­nos per­so­na­jes, ape­nas se cono­ce sobre ellos; la for­ma de ser de cada uno de ellos tam­po­co la pre­sen­ta el narra­dor sino que el lec­tor debe de hacer­se una idea sobre ellos con­for­me va leyen­do sus diá­lo­gos y pen­sa­mien­tos. La his­to­ria está loca­li­za­da en Ingla­te­rra; prin­ci­pal­men­te en el pue­blo fic­ti­cio de Tad­field.

Personajes

Hay un sin­fín de per­so­na­jes en esta nove­la, en el apar­ta­do de pros y con­tras habla­ré sobre ello, así que comen­ta­ré algo bre­ve sobre los que yo con­si­de­ro los más impor­tan­tes.

Adán: el per­so­na­je prin­ci­pal de esta his­to­ria, pues­to que sin él no sería posi­ble. Es el ele­gi­do. Se nos pre­sen­ta al ini­cio de la his­to­ria, recién naci­do. El Anti­cris­to. Debe­ría ser cria­do por un ángel y un demo­nio —de quie­nes lue­go comen­ta­ré más— pero, apro­ve­chan­do que es una his­to­ria de humor, en el lugar don­de nace hay una con­fu­sión y esta pecu­liar pare­ja de ángel y demo­nio aca­ban por no tener ni idea de quién es el Anti­cris­to y toman­do por tal a un recién naci­do humano cual­quie­ra. Y cla­ro… Adán no cre­ce en las con­di­cio­nes que se le supo­nen a un ser del averno.

Aho­ra le toca el turno a Crow­ley. Ten­go debi­li­dad por los per­so­na­jes cabron­ce­tes, qué se le va a hacer. Es uno de los demo­nios encar­ga­dos de per­ma­ne­cer en la Tie­rra para dar una chis­pa de feli­ci­dad —y muer­te— a los abu­rri­dos huma­nos. Ya comen­té que era impo­si­ble no pen­sar en Mark Shep­pard cuan­do Crow­ley hacía algo, pero es que tie­nen una per­so­na­li­dad bas­tan­te pare­ci­da, y creo que no va a ser casua­li­dad, que los guio­nis­tas de la serie se tie­nen que haber deja­do lle­var un poco por lo que Gai­man y Prat­chett nos dejan ver aquí de este pecu­liar demo­nio. Y he dis­fru­ta­do muchí­si­mo con este per­so­na­je.

Azi­ra­fel es la pare­ja de Crow­ley, meta­fó­ri­ca­men­te hablan­do, cla­ro: el ángel. Tie­ne una libre­ría reple­ta de pri­me­ras edi­cio­nes carí­si­mas que no quie­re ven­der a nadie, por­que les tie­ne dema­sia­do ape­go como para que cai­gan en manos de un humano cual­quie­ra. Como es pro­pio de su espe­cie, siem­pre tra­ta de hacer el bien; es por eso que hace tan bue­na pare­ja con Crow­ley, por­que a menu­do le da ideas para hacer cosas que el ángel no debe­ría hacer y que el demo­nio, tam­bién como pro­pio en su espe­cie, dis­fru­ta hacien­do. Ya dije que sen­tía debi­li­dad por los cabron­ce­tes, y éste es un poco más soso que Crow­ley, pero segu­ro que sin el ángel no des­ta­ca­ría tan­to el demo­nio.

Por últi­mo quie­ro des­ta­car a Agnes la Cha­la­da: una bru­ja del siglo XVII que escri­bió el libro Las bue­nas y acer­ta­das pro­fe­cías de Agnes la Cha­la­da, reple­to de pro­fe­cías reales que nadie tomó en serio por lo con­cre­tas y extra­ñas que eran. Legó este libro en sus des­cen­dien­tes y con­for­me fue­ron pasan­do las gene­ra­cio­nes fue­ron tra­tan­do de adi­vi­nar cuán­do ocu­rri­rían esas pro­fe­cías, por­que aun­que esta­ban todas escri­tas no seguían nin­gún orden cla­ro y era com­pli­ca­do des­ci­frar los enig­mas. La gene­ra­ción actual des­cen­dien­te de Agnes está repre­sen­ta­da por Anate­ma Devi­ce: la últi­ma de las bru­jas que jus­to da con la cla­ve que fal­ta­ba para saber cuán­do será exac­ta­men­te el Apo­ca­lip­sis y cuán­do se jun­ta­rán en la Tie­rra los cua­tro jine­tes del infierno en sus caba­llos blan­co, ala­zán, negro y bayo res­pec­ti­va­men­te.

Pros y contras

Mi pro es para la idea de crea­ción de este libro en sí. Es la trans­for­ma­ción ame­na de una his­to­ria que pre­ci­sa­men­te muy ame­na no es que sea. En gene­ral el libro me ha pare­ci­do muy bueno y entre­te­ni­do, aun­que algu­nas par­tes se me han hecho bas­tan­te más den­sas que otras, y qui­zá has­ta pres­cin­di­bles, pero no creo equi­vo­car­me si digo que el Apo­ca­lip­sis ori­gi­nal es total­men­te pres­cin­di­ble en sí mis­mo. Aun­que para gus­tos…

Un mini con­tra es el exce­so de per­so­na­jes; no en vano al prin­ci­pio del libro exis­te un dra­ma­tis per­so­nae por­que hay tan­tos, tan varia­dos, y algu­nos con unos nom­bres tan ori­gi­na­les y extra­ños que al final pue­des aca­bar per­dién­do­te un poco y no saber quién está dicien­do o hacien­do qué si no es casi por con­tex­to. Pero como dije ante­rior­men­te: hay nom­bres que tie­nen mucha gra­cia, y muchos jue­gos de pala­bras, así que se les per­do­na y por eso sólo es mini con­tra.

Cita

Cre­ce­mos leyen­do cosas de pira­tas, de vaque­ros, de naves espa­cia­les y cosas así, y cuan­do te crees que el mun­do está lleno de todo eso, van y te dicen que en ver­dad son todo balle­nas muer­tas, bos­ques tala­dos y resi­duos nuclea­res por ahí suel­tos duran­te un millón de años. Pues para eso no vale la pena cre­cer, mira tú por dón­de.

¿Quieres ayudarme a reseñar más libros? Puedes pasarte por mi lista de deseos en Amazon. ¡Gracias!

6 comentarios

  1. ¡Hola! Fan­tás­ti­ca rese­ña, me ha entra­do muchas ganas de leer el libro, la ver­dad (ade­más de que de Neil Gai­man me he leí­do sólo un libro, en pro­ce­so del segun­do, y me encan­ta y de Terry Prat­chett ya ten­go Guar­dias Guar­dias y ten­go mucho hype).
    Lo úni­co que me da algo más así de mie­do es lo que has comen­ta­do de la can­ti­dad de per­so­na­jes y sus nom­bres extra­ños ( soy nefas­ta para los nom­bres, la ver­dad sea dicha).
    Ha sido una de las mejo­res rese­ñas que he leí­do has­ta aho­ra y la fra­se final me ha hecho morir­me de ganas de leer­lo!

    ¡Has­ta la pró­xi­ma!

    responder
    • No sue­lo encon­trar dema­sia­das fra­ses que pien­se que mere­ce la pena guar­dar­las para la pos­te­ri­dad, pero ésa es una de esas fra­ses que con­for­me aca­bas de leer pien­sas: ¡uf, nue­va cita para la cole! 😛 En Goo­dreads puse algu­na cita más. Y segu­ro que hay más chu­las, pero ya digo que yo no soy de encon­trar dema­sia­das.

      Lo de los nom­bres es un poco locu­ra algu­nas veces, por­que como es muy de humor toda la his­to­ria, pue­des encon­trar­te que en reali­dad son fra­ses; o como hacia el final, hay un gru­po que va tras los Cua­tro Jine­tes del Apo­ca­lip­sis y deci­den cam­biar­se sus nom­bres por cosas que sean horri­bles, y se lla­man Lesio­nes Cor­po­ra­les Gra­ves, Malos Tra­tos a los Ani­ma­les, Cosas que No Fun­cio­nan Ni Aun­que les Metas un Buen Via­je y Gen­te Bien. Y con­for­me va trans­cu­rrien­do la his­to­ria inclu­so éstos van cam­bián­do­se sus nom­bres por cosas que odian toda­vía más. Pues eso, un poco loco todo para quie­nes nos lia­mos con muchos nom­bres dife­ren­tes.

      Muchas gra­cias por tus pala­bras, Isa. Me ale­gro de que te haya gus­ta­do tan­to la rese­ña. 😀

      responder
  2. Aylavella 6-V-2016

    Buen libro para empe­zar con los dos auto­res, me lo apun­tó ya que aun­que yo he leí­do a los dos por sepa­ra­do, me pare­ce una opción ape­te­ci­ble para echar­se unas risas.
    Besos

    responder
    • ¡Hola! Segu­ro que te gus­ta si te ani­mas, aun­que no he leí­do más libros de estos dos auto­res, por lo que sé de ellos, y del humor de Prat­chett creo que hay bas­tan­te de él aquí; no sé ya si escri­to, pero al menos sí como idea. Hay mucho de su humor carac­te­rís­ti­co; y por vez pri­me­ra pude leer a MUER­TE. 😀 Besos.

      responder
  3. Lo leí hace ya tiem­po. Creo que fue una de las pri­me­ras cosas que leí de Gai­man des­pués de Sand­man. Y aun­que me gus­tó, recuer­do que no me encan­tó. A lo mejor si vol­vie­se a leer­lo -no lo des­car­to- lo vería de otra mane­ra. Pero me sobró la par­te humo­rís­ti­ca, no sé. Yo quie­ro a mi Gai­man, a secas XDDDDD

    ¡Besos!

    responder
    • Me ha deja­do con ganas de leer por sepa­ra­do a estos dos auto­res, aun­que en reali­dad ya sabía que me pasa­ría antes de empe­zar­lo, y qui­zá por eso me ani­mé toda­vía más. 😛 Como le dije a Ayla­ve­lla, pese a no haber leí­do nada más toda­vía de estos dos auto­res sí sé un poco de ellos, y creo que hay bas­tan­te de Prat­chett en esta nove­la; está su típi­co humor, sus jue­gos de pala­bras y sus locu­ras. En aque­lla épo­ca Prat­chett par­tía la pana y Gai­man era una joven pro­me­sa, supon­go que se deja­ría lle­var con­fian­do en que el maes­tro sabía lo que hacía. 😛 Besos.

      responder

Anímate, ¡deja un comentario!