21/05/16

Literatura, historia y arte contemporáneo

Dado que estoy estudiando estas asignaturas, y que el libro que estoy siguiendo deja un pelín que desear en cuanto a organización, me he creado unas líneas del tiempo con una aplicación para crear mapas mentales. En principio iba a ser algo rápido y para uso personal, para ver si consigo desatascarme un poco y lo veo más claro así, pero después he pensado que esto le podría ser útil a más personas así que me he animado a compartirlo aquí para que pueda hacer uso de ellas cualquiera.

Añado una imagen previsualizando un poco la nota mental y tras ella un botón de descarga, desde donde podrás descargar un archivo PDF listo para imprimir.

Historia

En esta línea temporal incluyo los principales acontecimientos históricos europeos y españoles ordenados cronológicamente y separados por períodos históricos: prehistoria, civilizaciones clásicas, Edad Media, Edad Moderna y Edad Contemporánea.

Períodos históricos y acontecimientos más importantes

Descargar “Períodos históricos y acontecimientos más importantes” historia.pdf – Descargado 4 veces – 173 kB

Literatura

En esta línea temporal se listan los movimientos literarios españoles junto con los principales autores españoles e hispanoamericanos de cada movimiento y algunas de sus obras más importantes.

Movimientos literarios, autores y obras más importantes

Descargar “Movimientos literarios, autores y obras más importantes” literatura.pdf – Descargado 5 veces – 350 kB

Arte

Aquí listo todos los movimientos artísticos de la época contemporánea ordenados cronológicamente; para el siglo XX hago una división para la primera mitad y la segunda mitad de siglo. Para cada movimiento también listo algunos de los artistas más relevantes del movimiento.

Movimientos artísticos y artistas más relevantes

Descargar “Movimientos artísticos y artistas más relevantes” arte.pdf – Descargado 1 vez – 125 kB

19/05/16

Reseña: Los besos en el pan, de Almudena Grandes

Los besos en el pan, de Almudena Grandes

Los besos en el pan, de

Páginas: 336 ASIN: B016NA44XO

Comprar: papel ebook Editorial: Tusquets ficha del libro

Sinopsis

¿Qué puede llegar a ocurrirles a los vecinos de un barrio cualquiera en estos tiempos difíciles? ¿Cómo resisten, en pleno ojo del huracán, parejas y personas solas, padres e hijos, jóvenes y ancianos, los embates de una crisis que «amenazó con volverlo todo del revés y aún no lo ha conseguido»? Los besos en el pan cuenta, de manera sutil y conmovedora, cómo transcurre la vida de una familia que vuelve de vacaciones decidida a que su rutina no cambie, pero también la de un recién divorciado al que se oye sollozar tras un tabique, la de una abuela que pone el árbol de Navidad antes de tiempo para animar a los suyos, la de una mujer que decide reinventarse y volver al campo para vivir de las tierras que alimentaron a sus antepasados… En la peluquería, en el bar, en las oficinas o en el centro de salud, muchos vecinos, protagonistas de esta delicada novela coral, vivirán momentos agridulces de una solidaridad inesperada, de indignación y de rabia, pero también de ternura y tesón. Y aprenderán por qué sus abuelos les enseñaron, cuando eran niños, a besar el pan.

Opinión

Entiendo que tratando la historia el tema que trata una fiesta no iba a ser pero… ¡vaya tela! Vale que por el tema que es pueda afectarme más de lo normal, y que estoy últimamente bastante sensible… pero este libro creo que toca la fibra, más allá de que yo esté más sensibilizado con este tema o no. Pienso que es un libro duro, y por encima de todo lo es especialmente en las partes en las que son los niños quienes padecen los problemas propios de las épocas de crisis, sin ellos tener culpa de nada. Hay problemas de mayores a los que un niño no tendría que enfrentarse jamás; y que haya niños que hayan perdido su inocencia y destrozado su infancia con esta maldita crisis es un fallo descomunal de nuestra sociedad al completo. He dicho.

Se trata de una antología de relatos, intercalados y relacionados entre sí, mediante los que se cuenta lo que ha supuesto la crisis en este país para millones de familias sin nombres ni apellidos, representadas por estas otras, que aunque sí tienen nombres, no importa cuáles son. De hecho, la mayoría de personajes prácticamente no están definidos; y en muchos casos se puede decir que son planos, y entiendo que el motivo es precisamente el que comento: que no importen los personajes sino las personas a quienes representan, y como es imposible saber cómo son todas las personas que pasan por esas situaciones, entonces mejor no saber nada de unos ni de otros.

Como luego se verá en los personajes: las épocas de crisis sacan lo peor y lo mejor del ser humano. Y en este libro aunque hay momentos durísimos, también hay historias de personas que hacen que merezca la pena conservar la vida en este planeta.

El libro merece mucho la pena, me ha gustado mucho, pero hay que empezar a leerlo sabiendo que en múltiples ocasiones te acordarás de la autora por haberse ensañado tanto con varias partes de algunas historias. Por otro lado, es lo primero que leo de Almudena Grandes, por lo que desconozco si los demás libros que ha publicado tienen la misma crudeza de éste.

No obstante pienso que un buen libro es el que deja una marca en ti, el que no te deja indiferente tras su lectura, aunque sea a costa de hacértelo pasar mal y hacerte sufrir. Así que por lo tanto, éste lo es.

Personajes

Como dije antes: los nombres de estos personajes, creo, son intrascendentes. Representan a un montón de personas, que sí son de carne y hueso, y que han pasado realmente por lo mismo que se narra aquí… porque aunque ésta es una historia de ficción, los problemas que trata son problemas reales, que existieron, existen, y por desgracia, existirán. Me referiré a estos personajes por su nombre para que quien lea o haya leído el libro sepa a quién me refiero en cada caso.

Para los más suspicaces: puede considerarse que de aquí en adelante hay spoilers de la trama, pero yo no los considero como tal, simplemente me refiero a las historias, e historias como éstas hemos oído cientos en las noticias. Lo importante en el libro es la forma en que se describen, y lo que llega a tocar la fibra una misma historia dependiendo de la forma en que ésta se cuente.

De entre todos los personajes estos son los que más me han llegado:

Sin duda la primera en esta lista es Sofía: una profesora que un día detecta que uno de sus alumnos no lleva bocadillo al colegio para la hora del recreo y, tras hablar con la familia y comprender el problema, cada día ella le lleva algo diferente para comer. Pronto irá conociendo casos de más niños con los mismos problemas a los que también les lleva algo por su cuenta para comer… pero al final serán demasiados como para que ella pueda correr con los gatos de todos esos niños que no pueden permitirse llevarse un bocadillo al colegio y se ve en la necesidad de pedir ayuda. ¿Y lo peor? La impasividad de la directora del colegio, y de algunos compañeros, diciéndole que están aprovechándose de ella, que no es su obligación, que no entra dentro de sus funciones… En fin, hay que leerlo. Este caso hizo subir varios puntos mi creciente misantropía.

Hay otro relato en el que tanto Marta como una mujer sin nombre sufren malos tratos por parte de sus maridos. Una de ellas consigue huir de su casa, pero la otra no corre la misma suerte. Es digna de mención la dureza que tiene encerrada este relato, la forma de narrarlo, y la impasividad de los vecinos de ambas mujeres que, aunque lo sabían, aunque sea muy entrecomillas, y todos pensaron en llamar por teléfono a la policía, en realidad nadie hizo nada.

Y que no todo sea malo, Pascual y Amalia: el primero dueño de un modesto bar de barrio, la segunda dueña de una peluquería. Ambos son de los primeros en ayudar a Sofía con «sus niños». Amor.

Pascual vive a la sombra de su cuñado: un político famoso que le restrega siempre que puede sus éxitos e incluso la mujer de Pascual lo pone como ejemplo de lo que el pobre hombre debería haber hecho con su vida… hasta que en las noticias se enteran de que ha sido imputado por un sinfín de chanchullos y el político ricachón acaba por rebajarse para pedirle a Pascual trabajo para su hijo. Pese a que su negocio no le reporta demasiados beneficios Pascual no duda en echar una mano siempre que se entera de que hay algún vecino que no está pasándolo bien.

Amalia vive atormentada porque en esta época ha perdido muchas clientas y encima le ha salido una fuerte competencia con precios de derribo justo enfrente. Más allá de su profesión no duda en volcarse recogiendo alimentos, ayudando a quienes lo necesiten, y reduciendo al mínimo sus beneficios para no tener que despedir a nadie en su plantilla de la peluquería.

Pros y contras

Mi pro, como todo lo que estoy intentando extraer de este libro, se va para las buenas personas que existen, y que en épocas crudas parece que destacan todavía más entre tanto […] que hay en esta vida. En el barrio que recrea esta historia, pese a que hay gente pasándolo realmente mal, no dudan en echarse una mano los unos a los otros en lo que cada uno pueda ofrecer; sea con dinero, protestando, con su tiempo, e incluso profesionales que siguen trabajando fuera de su horario laboral haciendo lo mismo que hacen en él pero para las personas sin recursos que no pueden costeárselo.

Mi contra, como imaginaréis, va por los malos tratos, y en general la violencia de cualquier tipo, y el sufrimiento de los niños. Está bien que aparezcan en el libro, no digo que no: es algo que existe y la mejor forma para erradicar un problema es darle visibilidad, pero jo… No me ha gustado nada leerlo, y cuando estás inmerso en una situación complicada y dura (la de la historia del libro, digo) y crees que el nudo que tienes en el estómago no puede ir a más ¡zas! aparecen estos dos temas.

17/05/16

Versatile Blogger Award

Me ha nominado la gran Bettie, de Cuaderno de Retales, a realizar el tag Versatile Blogger Award, que además es un premio por ser un blogero versátil. Y otra cosa no sé, pero como blog personal que es (aunque está bastante enfocado a una de mis mayores pasiones: la literatura) podéis encontrar por estos lares cualquier cosa que se me pase por la cabeza. Incluso a veces os doy la brasa con mis movidas, como ahora.

Versatile Blogger Award

Porque en este tag sólo tengo que contar siete cosas sobre mí que no sepáis; y digo sólo, pero en realidad es nada más y nada menos, porque acabaría rápido diciendo cosas como que me encanta leer y que para mí no es nada fácil hablar sobre mí mismo, y menos todavía si es para hablar bien, pero por poco que me conozcáis ya sabréis eso y sería hacer trampa.

Espero que con estas cosas me conozcáis un poco mejor, si es que no lo sabíais de antemano; y si os pilla de nuevo algunas cosas no os asustéis ni salgáis corriendo, que en el fondo soy un chaval majete. ¡Vamos allá!

  1. Me encantan los trajes. La primera no podía ser otra sino ésta. Me dan seguridad, me encanta como me sientan, en contra de lo que muchos opinan: yo voy comodísimo con ellos. ¿La pega? Que mi situación actual no me permite usarlos tanto como me gustaría. Me encantaría tener un trabajo que me permitiera usarlos siempre que quisiera… y ya puestos, que también me permitiera viajar en avión de un lugar a otro. Pero ahora mismo con tener un trabajo ya me conformaba.
  2. Adoro las plumas estilográficas. Aunque hace tiempo ya comenté algo sobre la caligrafía, no es algo que haya dicho demasiado por estos lares; incluso cuando mi caligrafía era pésima, poco más allá de un jeroglífico, y me avergonzaba profundamente de ella, disfrutaba como un enano escribiendo con pluma estilográfica. Para mí escribir empuñando una estilográfica no es sólo escribir, es también una forma de relajarme, de disfrutar, de desconectar… Me gustan sobre todo los plumines finos: F e incluso EF, aunque no le harías ascos a uno flexible de los de antaño, de esos que transforman cualquier caligrafía, por mala que sea, en una obra de arte.
  3. No me gusta cumplir años. Para mí hace mucho que dejaron de ser una fiesta. Y no es por el hecho de cumplirlos, o de hacerse mayor… En fin, eso no me preocupa, ése es el precio que hay que pagar por haber nacido, es propio del ser humano. Lo que me preocupa es alcanzar un año más sin haber hecho nada que merezca la pena o de lo que pueda sentirme orgulloso. Y yo no me siento orgulloso de mí mismo con cualquier cosa. Cuando de pequeño me preguntaban: ¿qué te ves haciendo cuando seas mayor? ¿Dónde vivirás? O cosas así… sin duda, la respuesta a ninguna de todas esas típicas preguntas tiene en absoluto que ver con mi vida actual y, preveo, la de los próximos años. Y eso es lo que no me gusta en realidad.
  4. Soy donante de médula. Y vosotros también deberíais serlo. Me gustaría que antes de morirme sonara el teléfono y fueran los de la fundación Josep Carreras diciéndome que soy compatible con alguien que lo necesite. Ese día sí podré decir que he hecho algo útil en mi vida, mucho más importante que cualquier cosa que pueda hacer de cualquier otra forma. Ojalá llegue algún día ese momento.
  5. Me gustan las motos y las bicis. Y no me gusta conducir coches. Me gusta conducir motos, porque me es más fácil que un coche, y además por la sensación de libertad que te dan; me gustan las bicis por el mismo motivo que las motos mas aparte que son más económicas y encima sirven para perder algún kilito que tengamos por ahí escondido, de esos que cuestan más de irse que a los jóvenes de hoy emanciparse. Tristemente también me incluso en esto último.
  6. Me encanta el diseño web. De hecho, antes de que supiera de qué escribir aquí, el motivo real para tener una web y después convertirla en un blog fue poder ir practicando lo que vaya aprendiendo. Y otra cosa más: por el momento nunca fui a ningún sitio a aprender, lo poco o mucho que pueda saber es todo autodidacta, a base de investigar y del infalible método prueba y error. Si las cosas van bien puede que esto pronto cambie y reciba clases de programación, pero para eso todavía falta un poco de tiempo…
  7. Soy tímido e introvertido. Cuando conozco a alguien en persona (y suele ser en rara ocasión) nunca sé qué decir, cómo actuar, ni básicamente sé nada; las primeras impresiones que debo de causar en la gente deben ser de aúpa… Luego, cuando tengo confianza, cuando me suelto, puedo tener largas conversaciones (que me encantan) y hasta decir alguna que otra cosa interesante e inteligente. ¿Lo malo? Que sólo aquellas personas que no se han desanimado cuando parezco imbécil al principio llegan a conocer cómo soy realmente.

Tendría que nominar a alguien, pero ya sabéis que esa parte nunca la cumplo, porque nunca sé quién querrá hacer los tags. Si alguien quiere seguir este tag os animo a que lo digáis en los comentarios para poder conoceros un poco mejor.

P.D: si no os han gustado las cosas que os he contado sobre mí echadle la culpa a Bettie. 😛

Colaboran
  • Penguin Random House Grupo Editorial
  • Editorial Planeta
  • Saco de Huesos Ediciones
  • Ediciones Atlantis